La clavícula frena en seco a Ibai Gómez

El de Santutxu sufre una fractura que podría apartarle de los terrenos de juego dos meses

19.08.2020 | 15:14
Ibai Gómez durante el entrenamiento de este miércoles.

Continúan las malas noticias en Lezama, donde los contratiempos se suceden para lamento de Gaizka Garitano en la puesta de largo de una accidentada pretemporada que se ha cobrado ya hasta diez bajas contando a los seis jugadores que dieron positivo en coronavirus. El último en caer fue el miércoles Ibai Gómez (Santutxu, 11-XI-1989), quien se fracturó la clavícula derecha durante el entrenamiento matinal celebrado en la factoría bilbaina. El atacante rojiblanco fue atendido de inmediato por los servicios médicos del club para someterse a una inmovilización específica de la zona a la espera de una valoración más detallada que determine el plan a seguir. En el mejor de los casos, evitando el quirófano y completando con éxito un plan conservador, podría verse apartado de los terrenos de juego durante las próximas cinco semanas aproximadamente, si bien el periodo de baja amenaza con extenderse hasta los dos meses e, incluso, podría alcanzar las doce semanas en función del grado de gravedad de una lesión que le impedirá estar disponible el próximo 12 de septiembre en el inicio del curso 2020-21.

Relegado a un papel secundario desde su regreso a Bilbao en enero de 2019 al carecer de la confianza de Garitano, Ibai verá por segundo año consecutivo desde un segundo plano el arranque del ejercicio entrante. Un fuerte golpe en el gemelo, no en vano, le impidió participar en los dos últimos amistosos de la pretemporada en 2019 y le privó de estar presente en el estreno en liga ante el Barcelona en San Mamés. Una vez recuperado formó parte de la convocatoria para medirse al Getafe en la segunda jornada, pero no fue hasta la tercera cita del campeonato, con la Real Sociedad como rival en La Catedral, cuando dispuso de sus primeros minutos en una campaña en la que vio frustrada su salida rumbo al Espanyol en el mercado invernal.

Sobre el césped en diecisiete encuentros de liga, con solo seis titularidades de por medio y dos choques completados de principio a fin en el campeonato de la regularidad, su único gol llegó en Copa contra el Intercity, uno de los tres rivales junto con el Sestao River y el Barcelona ante los que se fajó el 11 del Athletic, si bien su presencia ante el conjunto culé en cuartos de final del torneo del K.O. le supo a bien poco al saltar al verde en el minuto 89.


FALTA DE EFECTIVOS

"Esto no es nada. Gracias por vuestros mensajes de ánimo. Son cosas de fútbol y ahora a trabajar duro para volver a estar lo antes posible con los compañeros", escribió ayer en redes sociales el rojiblanco, que deja un hueco más en una parcela ofensiva seriamente lastrada. Si diez son en total las bajas que presenta el equipo como consecuencia de los seis casos positivos de covid-19 y los problemas físicos que padecen Iñigo Martínez, Yuri Berchiche, Peru Nolaskoain y el citado Ibai, con solo cinco leones de ataque se ve abocado a trabajar por ahora Garitano: Iker Muniain, Raúl García, Asier Villalibre, Kenan Kodro y Gorka Guruzeta.

La promoción del extremo Jon Morcillo y los recursos de urgencia de Nico Serrano y Ewan Urain no alivian la carencia de efectivos en una zona en la que el técnico pierde a Ibai a la espera de poder recuperar la próxima semana a los contagiados Iñaki Williams, Iñigo Córdoba, Oihan Sancet y Gaizka Larrazabal, aislados en sus domicilios al igual que Unai Núñez y Unai López.