La contracrónica: Segundo intento fallido

Tras perder el billete europeo en un desastroso partido en la última jornada del pasado curso, el Athletic vuelve a quedarse sin pasaporte continental con otra pobre actuación

17.07.2020 | 00:26
Unai Simón recibe la tarjeta roja que dejó al Athletic en inferioridad.

Agur a Europa de la peor manera posible. El trayecto completado desde la reanudación de la competición no merecía el mal trago de anoche, con el Leganés sumando los tres puntos en un vacío San Mamés que ha dejado de ser el fortín que construyó Gaizka Garitano. No queda rastro de aquella fortaleza exhibida en La Catedral no hace tanto tiempo y podría asociarse a la falta de público en las gradas, pero no hay excusa. No la hay para argumentar la merecida derrota de anoche por mucho que Unai Simón dejara al equipo expuesto con un jugador menos desde el minuto 22 y no la hay para explicar que por segundo año consecutivo, ambos con el técnico derioztarra al mando de las operaciones, los rojiblancos hayan perdido el pasaporte europeo cuando menos se esperaba. Por sorpresa.

Si la pasada campaña lo hicieron en la última cita en su visita a un Sevilla sin nada en juego que se impuso por 2-0 en un calamitoso encuentro de los leones –tampoco sirve parapetarse de por vida en el balón que estrelló contra el larguero Iñigo Martínez en el añadido–, ayer fue el Leganés el rival que sacó tajada del mal de altura de los hombres de Garitano. El bloque bilbaino volvió a ceder para despedirse de Europa cuando figuraba con todo a su favor para haber recortado puntos como consecuencia del empate de la Real ante el Sevilla y la derrota del Getafe frente al Atlético.

De ninguno de los dos resultados, sin embargo, supo aprovecharse un pobre Athletic que apenas inquietó a Cuéllar durante los noventa minutos. No fueron capaces los leones de hacerlo con once jugadores sobre el césped y menos aún con diez, si bien enfrente asomaba el antepenúltimo clasificado de Primera División.

datos reveladores
La derrota, además, arroja dos datos estadísticos reveladores. Por un lado, la victoria del conjunto pepinero en San Mamés significó la tercera derrota consecutiva de los hombres de Garitano en La Catedral, algo que no sucedía desde 2014 con Ernesto Valverde en el banquillo. Fue, por otra parte, la sexta derrota en casa en esta liga, lo cual tampoco ocurría desde la campaña 2012-13, entonces con Marcelo Bielsa al frente del equipo.

Ambos datos los proporcionó a través de su cuenta de Twitter Aduriz pedia, que también se hizo eco de que el Athletic se queda sin Europa por tercer año consecutivo, lo que no pasaba desde 2008. Tras clasificarse durante cuatro cursos seguidos para competición continental bajo la batuta de Valverde, llega el vacío más absoluto en términos europeos. No habrá rastro del Athletic en el viejo continente en el ejercicio 2020-21, en el que los rojiblancos deberán reinventarse, empezar de cero y en caso de volver a tener una manifiesta oportunidad para estar entre los siete primeros, no fallar. A la tercera, como dicen, puede ser la vencida. No lo fue anoche a la segunda en otro intento fallido.

noticias de deia