Disposición absoluta pero condicionada

El club, que sigue trabajando en los distintos escenarios que puedan darse por la crisis del covid-19, aún no se ha dirigido a la plantilla para tratar una posible rebaja salarial. El vestuario tenderá la mano,pero aguardará a conocer cuándo y cómo se reanuda la competición

02.04.2020 | 00:14
Aitor Elizegi presencia un entrenamiento del primer equipo en Lezama.

Las últimas noticias sobre una posible fecha en la que las distintas competiciones retomen su curso no alumbran un punto exacto para el ansiado retorno a la normalidad. No news is good news –que no haya noticias es buena noticia–, dice un conocido dicho, aunque tal vez no sea atribuible a la actual situación de crisis provocada por la pandemia del coronavirus y que no dibuja más que un futuro lleno de incertidumbres y muy pocas certezas. El mundo del deporte, y el fútbol concretamente, no es ajeno a lo que acontece en la sociedad y se encamina hacia un horizonte desconocido. Mientras hay clubes que ya han tramitado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), situación que se ha dado especialmente en Segunda División B y Tercera –aunque Barcelona, Atlético de Madrid, Espanyol y Alavés también se han acogido a él– no parece que ese vaya a ser el proceder en el Athletic, una entidad saneada, que presume de músculo financiero y que, además, cuenta con una provisión de fondos de 116 millones de euros –96 si se contabilizan los 20 de pérdidas previstos para el presente ejercicio– de los que poder echar mano en caso de imperiosa necesidad.

Situación boyante al margen, los dirigentes del club ya saben por boca de distintos miembros de la plantilla –Yuri Berchiche, Iñaki Williams y Yeray Álvarez, entre otros, se han mostrado favorables a tender la mano a la entidad si así se les solicita–, que el vestuario está concienciado en echar un cable ante una situación tan compleja como la actual, pero nadie de la Junta Directiva que preside Aitor Elizegi ha tratado aún con la plantilla una posible rebaja de sueldo. Las fuentes consultadas por este periódico insisten en que las conversaciones mantenidas por el club y el vestuario del primer equipo no han girado en torno a dicha cuestión, aunque desde Ibaigane sí se ha trasladado a los futbolistas los distintos escenarios en los que están trabajando. Lo que vendría a ser una ronda informativa, tal y como hizo público ayer el propio presidente en declaraciones a la agencia Efe.

Así las cosas, la plantilla del Athletic recibió con cierta sorpresa la publicación de algunas cuestiones que no se ajustan a la realidad. Recalcan que no han recibido ninguna notificación que les inste a rebajarse el sueldo y, aunque se muestran totalmente dispuestos a alcanzar algún acuerdo, quieren esperar a que haya noticias concretas sobre la reanudación de la competición. Tal y como informó DEIA el sábado, tampoco el club quiere precipitarse en la toma de decisiones, por lo que habrá que esperar a que se sucedan los acontecimientos para tener noticias más concretas al respecto.

Propuesta de laliga Tanto el Athletic como los jugadores ya conocen cuál es la proposición que Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha hecho llegar a los clubes y a la Asociación de Futbolistas Españoles para combatir la crisis generada por el covid-19. Tebas ha dibujado tres escenarios de rebaja salarial a los futbolistas en función de si la competición no se reanuda, de si lo hace a puerta cerrada o si se desarrolla con total normalidad. En el peor de los casos, la rebaja no superaría el 25%. La propuesta, que debe ser aceptada por las tres partes, parece que contará con la negativa de David Aganzo, presidente de la AFE. El primer objetivo de LaLiga es paliar las pérdidas que pudieran generarse en caso de no cumplir con lo acordado con las televisiones.

La primera plantilla del Athletic ya conoce algunas negociaciones que se están llevando a cabo en otros clubes –sin ir más lejos el Betis acordó ayer una rebaja del 15% en el sueldo de sus jugadores en caso de que la competición no se reanude–, pero no por ello quieren adelantarse a los acontecimientos. Cabe apuntar que el club destina 84,2 millones de euros a la plantilla deportiva, lo que supone un 63% del total del gasto previsto para el presente ejercicio y que se eleva hasta los 132,74. En caso de que no se juegue lo que resta de temporada, el Athletic podría tener pérdidas por valor de unos 30 millones, que se suavizarían notablemente si la competición se reanuda. Ante ese escenario habría que ver si la liga se juega con o sin público en las gradas para tener una mayor aproximación a las pérdidas, apartado en el que también se contabilizarán las generadas por la ausencia de visitas al museo así como por lo no ingresado en merchandising.

Iker muniain

La plantilla, sorprendida

"Estamos dispuestos a ayudar" Iker Muniain pasó anoche por los micrófonos de Radio Euskadi para dejar claro, tal y como hizo el presidente Aitor Elizegi, que ni la plantilla ni el resto de empleados del club han recibido notificación alguna para tratar una rebaja salarial. "Te puedo decir que nosotros, tanto los jugadores como los empleados somos los primeros sorprendidos. Tenemos una comunicación constante, fluida, casi diaria, con el club. En ningún momento nos han trasladado ninguna propuesta. La postura que ahora mismo adopta el club y los jugadores es esperar a ver cómo evoluciona todo. Conocer el impacto de lo que va a producir esta situación. Si al final de todo esto el Athletic lo necesita, la plantilla estará dispuesta a ayudar, como siempre hemos estado dispuestos. Si llega ese momento nos sentaríamos con el club, hacer una valoración de todo lo sucedido y a tomar una medida para salir reforzados", relató el capitán.