A por la final de La Cartuja

El otro patio de los leones

05.03.2020 | 01:29

A pocas horas de que el balón eche a rodar en Los Cármenes, aficionados del Athletic residentes en Granada, "donde somos muy pocos", relatan sus vivencias en una ciudad en la que son embajadores de la causa rojiblanca

SON las siete de la tarde. El sol proyecta una intensa luz que anuncia la inmediata llegada de la primavera. La Alhambra, majestuosa, espera un día más a cientos de visitantes. El Patio de los Leones es uno de sus reclamos. Pero hoy a ese patio llegarán otros leones. En Granada están acostumbrados a semejante luminosidad. "No es solo lo que ofrece la Alhambra", dice un nativo de más de ochenta años. "Echas una mirada a Sierra Nevada y es como si Dios nos premiara con una luz divina. En marzo, nos resistimos a la noche". Lo dice el abuelo –o aitite de Gema Retamero–. Pregunta –el aitite de Gema–: "¿Quién es el portero de la historia que más humor ha tenido?". Un ingenuo, o mejor dicho, aficionado del Athletic recién llegado responde: "El Txopo, Iribar, sin duda". "Pues, no". Dice el octogenario: "Iribar quizá fue el mejor, pero el que más humor ha tenido está claro, es Paraguay, porque lo dice la palabra". Gema sabe la gracia. Sonríe. Iñigo. Mikel y Ane, también. Estos tres últimos acaban de entrar en la cafetería Da Silva, propiedad de Gema y de su familia. Y, claro, está su abuelo, o aitite, como dice Gema, que es granadina de nacimiento. Iñigo, Mikel y Ane vuelven a sonreír. Han entrado en este bar porque conocen a Gema y porque ésta, y Roberto Santamaría, les ha conseguido una entrada para presenciar el histórico duelo de esta noche en Los Cármenes. Iñigo. Mikel y Ane han llegado a Granada tras casi dos horas de coche en carretera. Habían aterrizado en Málaga vía Bilbao. "Cogimos el vuelo cuando conocimos la suerte del sorteo de las semifinales", expresan al unísono.

Roberto asienta. Él es de Irala, "bilbaino hasta la médula", subraya. Pero vive en Granada desde hace dos meses y pico. Gema le secunda. Gema no es bilbaina. Nació en Granada hace 24 años. "¿Por qué eres del Athletic, Gema?". La pregunta puede sorprender. Ella no tiene familia vasca, ni ha heredado el sentimiento athleticzale de sus allegados. "Soy del Athletic desde hace muchos años. ¿Por qué? Porque aquí en nuestro bar vemos desde siempre los partidos de la liga por televisión y empezó a gustarme el Athletic. Me enamoré por su filosofía, por Javi Martínez... y por Óscar de Marcos". Con el de Laguardia mantiene una relación muy cercana. "No sé. Mis padres me preguntan, ¿pero por qué eres del Athletic? Es algo inexplicable. Me gusta su sentimiento y ya está". En la barra de su bar, la incredulidad no se desactiva. "Todavía me vacilan mucho. No sabes por lo que he tenido que pasar estos días, desde que se conociera el enfrentamiento con el Granada. Hasta me han dicho que si no me da vergüenza ser del Athletic". Gema se envalentona. "¡Cómo no voy a ser del Athletic! Si me encanta. Es más. Subimos, mi padre y mi hermano Marco, que ni de coña es del Athletic, a Bilbao al partido de ida". Lo dice alto, y claro. "Es que parece de Bilbao", sorprende Roberto, masajista de profesión. "Llegué hace dos meses, vivo enfrente de su bar, me enteré de que es del Athletic y ahí estamos, luchando por crear un peña del Athletic en el mismo Granada, en el centro, como si se tratara de Bilbao". Esa peña, que se llamará Peña Granada Óscar de Marcos, está inmersa en el proceso de ser oficial. Necesita un par de granadinos que se sumen.

el orgullo de paco No hace falta que hayan nacido en la ciudad de Federico García Lorca, que da nombre al aeropuerto de la ciudad. Paco Aguilar es de Portugalete. Lleva 35 años en Granada. "Vine por trabajo, y aquí me quedé". Regenta el Hostal Navas 14, en pleno centro. "También conocí a mi actual mujer". Paco presume de ser athleticzale. En una balda superior de la recepción asoma una bufanda del Athletic, varias jarras rojiblancas y tazas personalizadas del club de mi vida". En dos de sus habitaciones descansan dos parejas recién llegadas de la villa jarrillera tras recorrer más de mil kilómetros en coche. Pero Paco, que da la bienvenida a su local a una joven cuadrilla de Basauri, se guarda un secreto. "Yo fui uno de los primeros entrenadores de Julen Guerrero. Lo entrené cuando era un crío en el colegio Santa María de Portu. Con siete años era un fenómeno. Y Jorge Aizkorreta, que llegó a ser portero del primer equipo". Paco espera la visita de decenas de aficionados del Athletic. Entre ellos Aingeru, Peru y Juanan, los primeros en llegar ayer mañana a Granada desde Romo. Se alojarán en la casa de Rubén, de Arrasate y txuri urdin de pura cepa. Le vacilan. "Igual nos compramos una camiseta del Mirandés", dicen los tres athleticzales en plan broma. "Me conformo con ganar 2-1. O 1-1. Porque no aguantamos una prórroga más. Seguro que pasamos". Lo dice Peru. Juanan, mientras, coge el txistu y el tamboril. "Somos los otros leones del patio". Hoy les tocará visitar la majestuosa Alhambra.

"En nuestro bar vemos desde siempre los partidos y empezó a gustarme el Athletic"

Gema Retamero

Granadina del Athletic

"Fui uno de los primeros entrenadores de Julen Guerrero. Con siete años era un fenómeno"

Paco Aguilar

Portugalujo dueño de un hostal

"Me conformo con ganar 2-1 o 1-1. Porque no aguantamos otra prórroga"

Peru

De los primeros en llegar a Granada