El deterioro de la Liga

El Athletic ha caído cinco posiciones desde su última victoria frente a un granada que le ha adelantado
18.02.2020 | 06:15
Iñaki Williams intenta ganar un balón ante Aridane, central de Osasuna.

bilbao - Al Athletic se la ha subido la Copa a la cabeza. Tanto que ya le marea y la resaca es dura cuando comparece en la liga. Los números no engañan y retratan un evidente deterioro en la competición de la regularidad, que emerge en un inexplicable segundo plano, hasta el punto de que se da por descartada desde semanas atrás la conquista de una plaza europea por esta vía. Es decir, todo se fía al torneo del K.O., que seduce por la opción cercana de alcanzar la final cinco años después de la última vez y con el sueño de conquistar un título que se le resiste a la entidad desde 1984. Obviamente, la consecución del entorchado supondría el retorno del conjunto rojiblanco a la Europa League, a la que accedería directamente a la fase de grupos sin necesidad de disputar las molestas eliminatorias previas. Se trata, con todo, de una hipótesis, cuando en el club no se quiere vender la piel antes de cazar al oso.

La realidad, a día de hoy, presenta a un Athletic inmerso en plena decadencia en la liga. No en vano, el colectivo de Gaizka Garitano colecciona fiascos desde el pasado 1 de diciembre, fecha que data su última victoria. Desde entonces enlaza nueve jornadas consecutivas sin ganar y en las que ha recogido una raquítica cosecha de cinco puntos sobre 27 posibles, lo que lastra sus opciones de meterse en los puestos europeos, que se trataba del objetivo prioritario en el arranque del curso. Ese último éxito lo firmó ante el Granada, al que batió por 2-0 y curiosamente su rival en las semifinales de Copa. Aquellos tres puntos situaron a los leones en una estupenda quinta plaza, con la misma puntuación que la Real Sociedad, que marcaba la zona Champions, un subidón que alimentó una euforia que no tardó en desactivarse.

Dos meses y medio después, las sensaciones del Athletic proyectan más sombras que luces. Es el peor equipo de la liga desde aquel 1 de diciembre, acentuado por su pobrísima pegada, ya que solo ha sido capaz de ver puerta en seis ocasiones durante estos últimos 810 minutos ligueros, de ellos un único gol en San Mamés frente al Celta, ya que Eibar, Getafe y Osasuna se marcharon de Bilbao imbatidos. Son datos que explican esta crisis, pese a que quizá haya merecido más recompensa en encuentros puntuales. Sea como fuere, el Athletic ha caído cinco puestos desde aquella décimo quinta jornada y asoma en tierra de nadie, lo que genera cierta desazón entre el personal, al que le queda, eso sí, el caramelo de la Copa.

El próximo 5 de marzo será determinante. El Athletic se presenta en Los Cármenes con el único reto de hacer buena su mínima renta del choque de ida y meterse en la final de La Cartuja. Pero no será hazaña sencilla para los de Garitano, conscientes de que se toparán con un Granada que está haciendo mejor las cosas en liga y que no debe acusar el desgaste del torneo del K.O. del que tanto se queja el técnico rojiblanco. Incluso, el cuadro nazarí ha jugado tres prórrogas en las eliminatorias anteriores frente a las dos que han sufrido los leones. Desde aquel 2-0 en San Mamés del 1 de diciembre, el Athletic ha sumado cinco puntos, frente a los doce que ha atrapado el Granada, que ha adelantado en la tabla al equipo bilbaino, también superado en este tramo por la Real Sociedad, protagonista de la otra semifinal junto al Mirandés de Andoni Iraola. La liga se le está haciendo larga a este Athletic.

Noticias relacionadas

noticias de deia