El protagonista

Tampoco con Simón

El portero de Murgia regresó a la titularidad tras un mes de baja por paperas, pero no pudo evitar la derrota de su equipo. Repetirá en el once el jueves en Copa

03.02.2020 | 08:43
Unai Simón no pudo evitar que Jaime Mata lograra desde los once metros el segundo gol del Getafe.

UN virus se cruzó en el camino de varios jugadores del Athletic y también en el de la primera plantilla femenina semanas atrás en Lezama, siendo Unai Simón uno de los futbolistas más afectados. El guardameta, titular este año en liga por delante de Iago Herrerín, guardó reposo en casa durante varios días debido a unas paperas y no regresó al trabajo con el grupo hasta el pasado domingo. Con el objetivo de que trabajara con tranquilidad en la comodidad de Lezama y evitarle un largo desplazamiento, Gaizka Garitano le dejó fuera de la convocatoria ante el Tenerife y pospuso su vuelta a una lista y al once titular hasta ayer. Una tarde aciaga a todos los niveles con la que el Athletic abrió una de las semanas más importantes, si no la que más, de la temporada y que comenzó de la peor manera posible, con derrota ante el Getafe, que se mostró superior al conjunto rojiblanco en todas y cada una de las facetas del juego.

Simón se llevó la primera gran ovación de las tres que se contabilizaron en la tarde de ayer -las dos restantes fueron para Iñaki Williams y Aritz Aduriz- cuando se acercó a la portería del fondo sur instantes antes de que se iniciara el choque. El guardameta agradeció el cariño de la grada devolviendo los aplausos y se puso manos a la obra. Pero ni con su regreso a la alineación fue capaz el Athletic de regresar a la senda del triunfo en liga y son ya siete los encuentros que encadena sin conocer la victoria.

El partido se desarrolló bajo el guion previsto, sin demasiada continuidad y con muchos parones, quizás demasiados, por lo que no se contabilizaron demasiadas ocasiones de gol, especialmente en el bando local. El Getafe, eso sí, realizó hasta nueve disparos, si bien solo tres fueron a puerta. No tuvo, pues, excesivo trabajo Simón, que en términos globales se podría decir que vivió un partido cómodo. Realizó únicamente una parada en los 90 minutos del encuentro, una buena estirada abajo a disparo de Jaime Mata desde la frontal del área, y nada pudo hacer para detener los dos tantos del conjunto azulón. Damián, primero, tras una excelente jugada ofensiva del Getafe con varias paredes incluidas, y Mata, desde los once metros, colocaron el balón lejos del alcance del guardameta de Murgia.

En su regreso al equipo titular tras un mes de parón obligado -jugó su último partido el pasado 3 de enero ante el Sevilla- no pudo dejar su portería a cero, lo mismo que le ocurrió en el Ramón Sánchez Pizjuán. Salvo en el enfrentamiento copero contra el Sestao River, en ninguna de las otras seis citas de 2020 ha sido capaz el Athletic de no recibir goles. Nada achacable a las actuaciones de los tres guardametas que han actuado en dichos encuentros, pero que es una clara muestra de que el equipo ha perdido la solvencia defensiva de la que sí hizo gala durante la primera vuelta liguera.

Recuperar ese buen tono se antojará vital para superar al Barcelona en el encuentro de cuartos de final de Copa del jueves y sacar algo positivo del derbi que el domingo enfrentará al conjunto rojiblanco con la Real Sociedad en el Reale Arena. En ambas citas, el elegido para defender la portería rojiblanca será Simón, ya que Herrerín, expulsado en el minuto dos del partido ante el Tenerife del pasado martes, cumplirá su partido de sanción frente al Barça. Así las cosas, Garitano podrá alinear a su mejor once en el enfrentamiento contra el conjunto azulgrana, en el que estará en juego nada más y nada menos que el pase a las semifinales del torneo del K.O.

estreno en copa El del jueves será el primer partido del guardameta alavés en Copa esta temporada y se verá las caras por tercera vez en su corta carrera en la élite con el Barça, al que ya se enfrentó la pasada campaña en la sexta jornada de liga y en la primera de la presente. El curso pasado realizó hasta siete paradas en el Camp Nou para que el Athletic firmara un meritorio empate después de que Óscar de Marcos adelantara a su equipo. Munir, con un gol en el minuto 84, puso la igualada en el marcador.

Mejor suerte corrió Unai Simón en el encuentro con el que LaLiga celebró sus 90 años de vida y que abrió el curso 2019-20. Fue el pasado 16 de agosto y el portero, indiscutible protagonista en aquella cita, realizó un sobresaliente partido que le permitió dejar su portería a cero y que el Athletic, gracias a la espectacular chilena de Aduriz, se hiciera con los tres puntos.

Tras la importante cita ante el conjunto blaugrana, sin mucho tiempo para descansar, al equipo rojiblanco y a Simón les aguarda el derbi ante la Real, una nueva prueba de fuego. Por el bien del Athletic, que Simón se erija en el héroe de ambos partidos no será una mala noticia.