Insultos racistas en el partido

"Es muy triste que sigamos viviendo escenas de racismo"

Iñaki Williams denunció haber recibido insultos racistas por parte de un sector de la afición del Espanyol. El árbitro no recogió nada en el acta

26.01.2020 | 09:28

Bilbao - El hecho pasó prácticamente desapercibido para quienes seguían el encuentro por televisión, ya que los comentaristas del encuentro entre el Espanyol y el Athletic apenas hicieron mención a un hecho de mucha gravedad: los insultos racistas que un sector de la afición perica le profirió a Iñaki Williams cuando en el minuto 69 del partido fue sustituido por Raúl García. El delantero, atendiendo a la nueva normativa, abandonó el terreno de juego por la banda opuesta a los banquillos y se detuvo nada más pasar la portería, justo enfrente de donde se ubican los miembros de la Curva RCDE, tras escuchar los tan manidos gritos de "¡uh, uh, uh!". Hastiado y dolido, Williams recriminó la actitud de quienes la insultaron, lo que aumentó los decibelios de los cánticos racistas y animó a más personas a unirse a los insultos.

Cabe recordar que dentro de la Curva RCDE, la grada de animación del Espanyol, tienen cabida grupos de ultra derecha, entre ellos miembros de las extintas brigadas blanquiazules, algunos de cuyos miembros formaron parte del aquelarre neonazi de Viena en 2009, que acabó con invasión de campo en el choque de la Europa League entre el Austria de Viena y el Athletic, y que son los mismos que en repetidas ocasiones han cargado contra Gerard Piqué y Shakira.

Aunque las imágenes ofrecidas varias horas después por Movistar no dejan lugar a la duda, pues se escuchan con nitidez los gritos, el colegiado José María Sánchez Martínez, a quien Iker Muniain hizo llegar las quejas de Williams, no recogió nada en el acta del partido.

La de ayer no fue la primera ocasión en la que el futbolista bilbaino es objeto de insultos racistas, ya que en agosto de 2016 vivió una situación parecida en El Molinón. Ante el silencio generalizado tras el choque, fue el propio Williams quien hizo público su malestar: "Me voy un poco triste por el empate y porque he sufrido insultos racistas. Es algo que ningún jugador de raza negra o cualquier raza quiere escuchar y que está totalmente fuera de lugar. La gente tiene que venir al estadio a disfrutar del fútbol. Es un día triste. No tienen que ocurrir estos acontecimientos". Además, en las redes sociales escribió el siguiente mensaje: "Es muy triste que a día de hoy sigamos viviendo escenas de racismo en el fútbol. Tenemos que acabar con ello entre todos".

reacciones Además de la condena de Athletic y Espanyol -el conjunto catalán, a través de un tuit aseguró que investigará lo sucedido-, muchos de los compañeros de equipo de Williams así como Rafa Alkorta, director deportivo del Athletic, además de políticos de distintos partidos, apoyaron el futbolista rojiblanco. "Como responsable político, como socio del Athletic y como ciudadano vasco, todo mi apoyo, cercanía y cariño", escribió en su cuenta de Twitter Andoni Ortuzar, presidente del EBB del PNV. Desde EH Bildu, en la misma red social, remarcaron que "las agresiones racistas no son admisibles ni en el deporte ni en ningún sitio! Queremos trasladarle todo nuestro apoyo". Además, Pedro Sánchez, presidente de España, y Pablo Iglesias, uno de los vicepresidentes del Ejecutivo, también lamentaron los insultos.