A las 19:00 horas en el Martínez Valero

La Copa se pone seria

El Athletic visita esta tarde al Elche con el billete a los octavos de final del torneo del K.O. en juego

22.01.2020 | 06:20
Varios jugadores del Athletic realizan un rondo durante el entrenamiento vespertino de ayer en Lezama.

Lezama - La Copa adquiere esta tarde una nueva dimensión para el Athletic. Atrás quedaron las dos primeras rondas, en las que el conjunto rojiblanco superó con bastante suficiencia al Intercity y el Sestao River, ambos de Tercera División. El Elche, noveno clasificado en LaLiga Smartbank a solo tres puntos de los puestos de play-off, aguarda a los leones en los dieciseisavos de final de un torneo que no permite fallos, que hasta semifinales se disputa a partido único y que ya se ha cobrado tres víctimas de Primera División: Alavés, Getafe y Mallorca. Solo vale ganar -o en su defecto salir victorioso en la lotería de los penaltis- pero, además, lograr el triunfo tiene que ser una obligación para el Athletic, que debe demostrar la diferencia de categoría existente entre ambos conjuntos. Para ello, tomarse la Copa con la misma seriedad que en los dos encuentros previos se antoja vital.

No parece que ese vaya a ser un gran problema, pues los antecedentes han demostrado que el equipo ha salido muy enchufado pese a que podría haberse dejado llevar por su teórica superioridad. Sin embargo, la muchachada de Gaizka Garitano no dio pie a contemplaciones y se exigió al máximo desde el pitido inicial en las dos citas previas. Es lo mismo que se espera esta tarde, en la que las grandes diferencias existentes con respecto al Intercity y el Sestao River se acortan notablemente, por lo que todo lo que no sea arrancar el choque con los cincos sentidos puestos podría acarrear serios problemas. Además, no existen excusas relativas al terreno de juego, entre otros motivos porque el Athletic ya jugó en el Martínez Valero el pasado 17 de diciembre, en su estreno copero. A la espera de ver cómo ha podido afectar al campo la borrasca Gloria que ha azotado el Levante español en los últimos días, el estado del césped tampoco debería ser excusa.

Lo que parece claro es que el Athletic debe estar más pendiente de sí mismo que del rival, un Elche que esta temporada se encuentra más cómodo jugando lejos de su estadio. Así lo reflejan los números, ya que es el quinto mejor equipo de Segunda División cuando actúa a domicilio y solo el décimo quinto cuando juega de local. Inmerso en plena pelea por alcanzar uno de los puestos que le permitan luchar a final del curso por el ascenso a la máxima categoría, el conjunto ilicitano ha apeado de la competición a la Gimnástica Segoviana (0-2), de Tercera, y al Yeclano (1-2), de Segunda B.

El equipo dirigido por José Rojo Martín, más conocido como Pacheta, apuesta por el buen trato del balón, tal y como reconoció Garitano ayer en sala de prensa, y cuenta en sus filas con un veterano curtido en mil batallas como Nino, quien a sus 39 años sigue al pie del cañón. El atacante almeriense, titular en liga, podría descansar en el choque de esta tarde y dejar su hueco en el once a un futbolista menos habitual. Nino, que ha disputado este curso 23 partidos, suma cuatro goles, tres menos que Yacine Qasmi y Fidel, quienes con siete tantos cada uno son los máximos realizadores del Elche, cuyo técnico no podrá contar con Andoni López, cedido por el Athletic, debido a la denominada cláusula del miedo.

sin pistas Salvo sorpresa, tanto Garitano como Pacheta darán entrada esta tarde a futbolistas menos habituales. El técnico de Derio ha citado a 19 jugadores, entre los que no se encuentran ni Ibai Gómez, ni Mikel San José, ni Gaizka Larrazabal. Tampoco Unai Simón, convaleciente aún de sus paperas, ni el inédito Cristian Ganea. Quien sí figura en la lista es Iñigo Córdoba, ausente desde el partido ante el Eibar (14 de diciembre) por motivos deportivos. Como casi siempre, adivinar la alineación resulta un juego casi imposible, aunque el extremo podría regresar a la titularidad en el costado zurdo del ataque, banda en la que podría acompañarle Mikel Balenziaga, otro que regresa tras varias ausencias. Sí parece más segura la entrada de Unai Núñez en el eje de la zaga en detrimento de Yeray Álvarez, mientras que en ataque Raúl García o Iñaki Williams podrían descansar para dar entrada a Asier Villalibre o Kenan Kodro. En la medular, la presencia de Unai López, que se perderá el choque liguero ante el Espanyol, se puede dar por segura, por lo que quedaría saber quién es su pareja de baila: Dani García o Mikel Vesga. La Copa se pone seria.

noticias de deia