primera iberdrola

El mejor guion rojiblanco

El Athletic suma su primer triunfo fuera de casa en el derbi contra la Real Sociedad gracias a dos rápidas contras de Azkona, que acabaron con los goles Nekane y Cirauqui

09.02.2020 | 18:25
Las jugadoras del Athletic celebran el tanto logrado por Nekane, conseguido en el minuto 1 del encuentro contra la Real Sociedad.

El Athletic suma su primer triunfo fuera de casa en el derbi contra la Real Sociedad gracias a dos rápidas contras de Azkona, que acabaron con los goles Nekane y Cirauqui

Real Sociedad0

Athletic2

REAL SOCIEDAD: Quiñones, Lucía Rodríguez, Mendoza, Maddi, Iraia (Min. 80, Claudia), Itxaso, Bárbara Latorre (Min. 46, Leire Baños), Bautista (Min. 63, Manu Lareo), Eizagirre (Min. 76, Mirari), Cardona y Palacios.

ATHLETIC: Ainhoa, Moraza, Garazi Murua, Gimbert, Eunate, Damaris (Min. 57, Leia), Unzué, Nekane (Min. 65, Valdezate), Maite Oroz (Min. 76, Marta Perea), Jone Ibáñez (Min. 80, Cirauqui) y Azkona.

Goles: 0-1: Min. 1; Nekane. 0-2: Min. 90; Cirauqui.

Árbitro: Acevedo Dudley (Colegio catalán). Amonestó a las locales Nuria Mendoza e Iraia.

Incidencias: 28.367 espectadores en el Reale Arena con lo que la Real Sociedad marca un nuevo récord de asistencia a su estadio.

Bilbao - En el primer minuto y en el último, en sendas jugadas de Ane Azkona, Nekane y Cirauqui certificaron el primer triunfo del Athletic fuera de casa y segundo en esta temporada. Llegó en un intenso derbi al que la Real Sociedad nunca acabó de adaptarse y tras el que el conjunto txuri-urdin sumó también su primera derrota en la Primera Iberdrola. Como dato más significativo, el derbi euskaldun registró un nuevo récord de asistencia en el nuevo estadio donostiarra tras congregar 28.367 espectadores, que dejan atrás los 21.500 que reunió el mismo encuentro hace dos años.

Ya sabe ganar un derbi vasco el nuevo técnico del Athletic Ángel Villacampa. Y lo hizo llevando el duelo a su terreno. Jugó de inicio a fin a lo mismo y le salió a la perfección. Encauzó el derbi pronto, no lo sacó de ese camino y ganó. La Real lo intentó, pero no consiguió nada. Solo tuvo fe en la estrategia y tampoco ahí generó peligro real. Las novedades estaban en las dos porterías: Ainhoa en la rojiblanca y Mariasun Quiñones en la donostiarra. Apenas había transcurrido un minuto cuando Nekane, duda hasta última hora, batía a Quiñones tras una asistencia de Azkona en una contra tan rápida como temprana.

El Athletic controlaba y achuchaba de inicio y la Real estaba desnortada. Hasta el cuarto de hora no se empezó a equilibrar el partido. Cardona lo intentó por banda, pero el esférico acabó en córner. El Athletic jugaba por dentro. Sin riesgos. Las pocas exposiciones que adquirían las rojiblancas, la Real no era capaz de aprovecharlas. Itxaso chutó arriba. Las locales estaban obligadas, con el marcador en contra, a buscar una alternativa. Por su parte, las bilbainas buscaban la velocidad de Nekane y Azkona.

Se sucedían rápidas transiciones. Palacios, tras recortar en el pico del área, finalizó fuera por poco y Eunate gozó de una doble ocasión ante Quiñones. Ainhoa estuvo atenta al remate de cabeza de Nuria Mendoza y Nekane tuvo el segundo en sus botas en un envío de Jone Ibáñez, pero se interpuso Quiñones. Eunate era incansable, se esforzaba en defensa y ataque. El Athletic estaba cómodo y no sufría, se defendía con orden y sin agobios del empuje de las txuri-urdines, a las que les faltaba claridad a la hora de finalizar. El partido tenía ritmo y era divertido, con llegadas a las áreas. La Real quería controlar, pero no tenía un plan exacto para lo ocurrido en el primer minuto. La sensación de peligro de las rojiblancas era mucho mayor.

En la segunda parte, el escenario amaneció parecido a como se marchó a los vestuarios. Azkona por banda asistió a Nekane, que metió el miedo en el cuerpo con una jugada calcada a la del gol. Maddi lo intentó, pero despejaron las visitantes y con apuros Ainhoa se esforzó en el primer palo. Damaris tuvo que ser reemplazada por lesión, con lo que trastocaba los planes de Villacampa, por la importancia de la jugadora rojiblanca en su esquema; pero el plan se iba a llevar a la perfección. Las guipuzcoanas llegaban hasta el final, pero el peligro real desembocaba en saques de esquina o jugadas sin finalizar.

Cardona metió el pase de la muerte, pero cazó el centro Ainhoa. El Athletic seguía mejor plantado. Cumpliendo su papel en un derbi en el que había tomado ventaja pronto. La Real se exigía, pero estaba aún más atascada que en el primer acto. Leia creó peligro y su remate acabó en córner. Azkona y Maite combinaron y Valdezate probó suerte con un nuevo disparo cruzado que se marchó por poco. No acabó de encajar sus piezas ofensivas Arconada y dejó de rondar el área bilbaina.

La puntilla Al final Azkona robó un balón que no pudo culminar con éxito tras jugada personal, pero Cirauqui, que llegaba atenta por la derecha, finiquitó por bajo un derbi ya con las fuerzas muy justas. Quiñones evitó el tercero también de Cirauqui.