Athletic femenino

El mal pie de Villacampa

El Athletic, por el momento, no ha logrado los resultados deseados con las apuestas del técnico

09.02.2020 | 17:00
Damaris Egurrola, en el duelo ante el Deportivo.

El Athletic, por el momento, no ha logrado los resultados deseados con las apuestas del técnico

bilbao - El comienzo de la liga 2019-20 está resultando fatídico para el Athletic femenino. Es pronto para hacer balances derrotistas y concluyentes, cuando tan solo ha transcurrido un mes de competición, pero no cabe duda de que Ángel Villacampa no ha entrado con buen pie en el conjunto bilbaino. Aunque bien es cierto que echando la vista atrás a la temporada pasada, con Joseba Agirre al mando, se observa que las rojiblancas no consiguieron su primer triunfo hasta la quinta jornada, curiosamente en el derbi frente a la Real Sociedad que acabó con 2-1 en Lezama. Por lo que también rondaban la parte baja de la clasificación de la Primera Iberdrola.

Esta vez son cuatro jornadas en las que tan solo se ha cosechado un triunfo, así como tres derrotas, dos en salidas complicadas, como Levante y Valencia, y la del pasado domingo en Lezama ante un sorprendente Deportivo Abanco que hasta ahora está siendo la sensación de esta liga, colíder como es junto al Barcelona. A todo esto habría que sumar en pretemporada la final con derrota por 3-0 ante la Real Sociedad en la Euskal Herria Kopa, que posiblemente resultó el preludio de lo que iba a ocurrir.

De lo que no hay duda es que Ángel Villacampa ha puesto toda la carne en el asador en su nuevo trabajo en Lezama. Y tampoco hay duda que lo habrá pensado bien antes de asumir el cargo. El entrenador toledano siempre ha revelado estar encantado con la filosofía de Athletic y nunca ha ocultado su grado de satisfacción al aceptar un reto como entrenar al conjunto rojiblanco. Con sus pros y sus contras. Por lo que el míster también habrá medido los condicionantes que tiene a la hora de competir en esta liga emergente, plagada de jugadoras internacionales, que vienen al escaparate de una competición que empieza a resultar atractiva por el dinero que maneja.

Villacampa es un técnico que no ha escondido sus cartas y ha asumido sus riesgos sin tapujos. De inicio, en estas jornadas disputadas ha sentado en el banco a una intocable como era Ainhoa Tirapu, portera del Athletic durante quince temporadas, en detrimento de una recién llegada como es la baracaldesa Andrea De la Nava, único fichaje del Athletic para esta temporada y que está cumpliendo con creces. La internacional sub'19 Oihane Fernández (2000) es otra de sus jóvenes y arriesgadas apuestas para un lateral derecho en el que Andrea Sierra parecía haber tomado el relevo el año pasado. Oihane Valdezate es otro de sus retos. La jugadora de Trapagaran ha participado en dos de las cuatro citas, pero durante toda la pretemporada el técnico ya mostró sus apetencias por la espigada rojiblanca al jugar con tres centrales. Adelante, tanto Leia Zarate como Ane Azkona son de sus habituales, aunque ninguna de las dos se ha destapado aún como la alternativa goleadora que busca entre las jóvenes canteranas.

El sistema sobre el terreno de juego ha sido otra de las nuevas apuestas del extécnico del Atlético. Acostumbrados en el Athletic al rígido 4-4-2, ha buscado la innovación con el 3-5-2 que no siempre le ha dado el resultado adecuado. Es lo que ocurre con las nuevas apuestas, que no siempre logran el efecto deseado. Tampoco han ayudado nada las lesiones de jugadoras importantes como Maite, Garazi, Yulema, Erika, Nekane? Quizás necesite tiempo para que se asimilen tantos cambios. Aunque ese es un preciado valor difícil de proporcionar desde un equipo que "quiere pensar y sentir en grande".