pretemporada rojiblanca

Sobra un delantero: Kodro o Villalibre

Garitano avanza que el futuro de Kodro y Villalibre se decidirá la próxima semana. Iñigo Martínez asegura que se encuentra bien tras su reaparición

09.02.2020 | 11:14
Asier Villalibre charla con Aritz Aduriz durante un entrenamiento del Athletic.

Gaizka Garitano avanza que el futuro de Kodro y Villalibre se decidirá la próxima semana

Soria - Gaizka Garitano asumía de antemano que el partido de ayer en Los Pajaritos no resultaría cómodo. La carga de trabajo pasa su factura. El derioztarra fue claro en este aspecto. "Tengo que sacar conclusiones positivas, porque se trata de sumar minutos. No se trata de ganar los partidos, que no es lo prioritario a estas alturas. Hemos entrenado duro mañanas y tardes y sabíamos que podríamos estar un poco espesos, como así ha sido", indicó el técnico al final del encuentro. Garitano no se mostró disgustado con la actuación de los suyos, pese al pobre juego ofrecido. El patrón de la nave rojiblanca insistió en que esta semana "es dura" y apuntó a la necesidad de coger más frescura en los próximos partidos, en los que se espera a Iñigo Martínez, del que destacó que le vio "bien" en su primer encuentro de pretemporada. "No queríamos arriesgar y teníamos previsto que jugara 55 minutos, y la mejor noticia es que no ha notado molestias", añadió el técnico, que recalcó que los hombres con los que no cuenta, entre ellos Iñigo Vicente, tienen que ir saliendo, aunque se mostró precavido, ya que las circunstancias "a modo de lesión" pueden dar un giro radical. También avanzó que uno de los cuatro delanteros saldrá, en referencia a Asier Villalibre o Kenan Kodro. "Lo están peleando y la semana que viene tomaremos la decisión", enfatizó.

"Me ha costado al principio" Iñigo Martínez era un hombre feliz. Para el ondarrutarra, el partido de ayer suponía toda una prueba de fuego después de la inoportuna lesión que sufrió en el inicio de la pretemporada. "Me ha costado al principio porque llevaba mucho tiempo sin jugar y estar entrenando solo. Me encuentro bien y la lesión por suerte ya está olvidada. Tengo que sumar minutos, que es lo que me hace falta. Fue una lesión tonta durante las pruebas médicas, pero ya está olvidada", reveló Iñigo, que confía en llegar al cien por cien para el debut liguero frente al Barcelona, cita que la ve con altas expectativas: "Lo importante es empezar bien, porque el año pasado se nos complicó. El inicio es difícil, pero jugamos en casa y siempre le hemos puesto las cosas difíciles al Barça. Estoy convencido de que haremos las cosas bien, porque estamos con mucha ilusión y ganas".

'stage' de pretemporada