El Athletic vuelve al trabajo

Un estreno a medio gas

Apenas trescientos aficionados rojiblancos acompañan al Athletic en el primer entrenamiento de la temporada en Lezama, pero los fieles confían en que este año “las cosas salgan mejor que en los anteriores”

09.02.2020 | 08:09
Los jugadores del Athletic posan para fotografía de familia en el primer entrenamiento del equipo con el que ha dado comienzo la pretemporada 2019-20.

Apenas trescientos aficionados rojiblancos acompañan al Athletic en el primer entrenamiento

AYER, los jugadores del Athletic salieron al césped de Lezama para comenzar una nueva temporada. Y en cuanto pisaron el verde, los aplausos acompañaron el comienzo de su carrera continua. Entre vítores, regresar al trabajo no es tan duro. Pero el primer día del curso no vino acompañado por el ambiente esperado. Unos trescientos seguidores se agolparon en las gradas del Campo 1 para escoltar a los jugadores en el fin de sus vacaciones. Sin embargo, para un equipo acostumbrado a ser perseguido y jaleado por su masa social, supo a poco. Atrás quedaron los números que guiaron a Eduardo Berizzo en su debut y muy lejos están ya los millares de aficionados que dieron la bienvenida a la locura de Marcelo Bielsa. "Este año hay menos expectación que temporadas anteriores porque el Athletic tiene prácticamente el mismo equipo con el que terminó la campaña pasada. Con Berizzo era algo nuevo, luego salió mal, pero era la novedad; y ahora solo hay un jugador nuevo y puede acabar en el filial", aseguraban Rubén y Jon. Así explicaron estos seguidores la poca afluencia de público a la factoría rojiblanca. Porque la ausencia de caras nuevas es algo que ha rebajado la expectación entre los athleticzales. "Sí que echamos de menos algún fichaje, algún jugador veterano que ilusione o algún futbolista que dé un salto de calidad al equipo, como por ejemplo Ander Herrera", reconocía Kevin. Con todo, los aficionados del Athletic dicen estar ya habituados a que, año tras año, la primera plantilla apenas varíe. "Sabemos que por nuestra filosofía el mercado es el que es y pocos jugadores podrían venir, así que nos estamos acostumbrando a que no vengan fichajes todos los años", destacaban Iker y Joseba.

A pesar de todo, los que fueron a Lezama lo hicieron con una sonrisa. Era un día desapacible, de demasiado calor, mucha humedad y con la playa buscando atención estival. Era una jornada de julio con muchas opciones de ocio, pero los fieles escogieron ir a ver entrenar al Athletic de buena gana. Porque, aunque este año no haya fichajes -el único recién llegado es el guardameta Jokin Ezkieta-, la ilusión que otorga cualquier inicio de temporada se pudo sentir en las caras que acompañaron los primeros rondos de la campaña. La esperanza de que el equipo comience mejor que con Berizzo, el anhelo de que vuelva a jugar como con Marcelo. "La ilusión siempre está en todos los primeros días, pero no es extraño que a Lezama venga menos personas que en años anteriores, la gente está desencantada y no hay nada más que ver la poca entrada que estaba registrando San Mamés", comentaban Joseba e Iker. Y de igual opinión es la cuadrilla formada por Aingeru, Iker, Unai y Aitor, que se acomodaron en las gradas del Campo 1 para disfrutar de la sesión preparatoria del primer equipo: "Esta es una nueva temporada ilusionante, esperamos que salga mucho mejor que las anteriores porque el comienzo de liga del año pasado nos pasó mucha factura".

Minuto de silencio y firmas Antes de comenzar la sesión, la primera plantilla se reunió en el centro del campo para realizar un minuto de silencio en recuerdo de Koldo Agirre. El mutismo fue seguido por los aficionados presentes que, llegado el momento, lo rompieron con una sonora ovación. Así comenzó la primera sesión de la campaña, que duró poco más de una hora y que terminó con los jugadores saliendo a la carrera. El trabajo de gimnasio les esperaba y, abajo, en la puerta del aparcamiento, decenas de seguidores, aitites con nietos y aitas con críos, aguardaban pacientemente las primeras firmas del año.

noticias de deia