el protagonista

Aduriz, cuatro meses después

El donostiarra, que no era titular en liga desde el pasado 22 de diciembre, volvió en un partido sin producción ofensiva

09.02.2020 | 01:24
Aritz Aduriz lucha por un balón aéreo con el que se hace Iván Cuéllar ante la presencia de Unai Bustinza.

CON la liga inmersa ya en su recta final y, por ende, en la parte decisiva del curso, el Athletic visitó y logró sumar los tres puntos en juego en Butarque después de la contundente derrota sufrida el domingo en el Santiago Bernabéu. Para mandar a la lona a un férreo pero inofensivo Leganés, Gaizka Garitano vio oportuno modificar el dibujo táctico e introducir hasta tres variaciones en el once inicial respecto al choque ante el Real Madrid. Unai Núñez, alistado en el centro de una zaga completada por Iñigo Martínez y Yeray Álvarez, así como Mikel Rico en la medular y Aritz Aduriz en la delantera dieron aire a un equipo que se valió de un gol en propia puerta del marroquí Youssef En-Nesyri para salir victorioso del encuentro y afianzarse en la séptima posición.

El envite, sin apenas producción ofensiva por parte de los rojiblancos, pero con el orden defensivo necesario para mantener a raya a los atacantes locales, sirvió además para volver a ver en acción desde el pitido inicial a Aduriz, quien no asomaba como titular en el campeonato de la regularidad desde el pasado 22 de diciembre ante el Valladolid en San Mamés.

Fue entonces cuando el veterano delantero donostiarra, en medio del sufrimiento generalizado ante la complicada situación que atravesaba el Athletic, marcó el segundo y último gol que suma hasta la fecha en la presente edición liguera. Lo firmó, mediante un majestuoso lanzamiento desde el punto de penalti, para adelantar a los leones, que vieron cómo Óscar Plano, en la última acción del partido, ponía el 1-1 en el marcador. Se disputaba la decimoséptima jornada y el escenario era muy distinto al actual, hasta el punto de que el Athletic continuaba entonces con vida en Copa, torneo en el que cayó lesionado Aduriz el 10 de enero en la ida de octavos de final contra el Sevilla. Una rotura parcial del ligamento cruzado de la rodilla derecha mandó al dique seco al donostiarra hasta el pasado 7 de abril, cuando reapareció frente al Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez. El 20 del Athletic ingresó en el terreno de juego en el minuto 79 en sustitución de Iñigo Córdoba con 1-0 en el luminoso, no tuvo minutos en el triunfo ante el Rayo Vallecano en La Catedral y volvió a partir desde el banquillo en el Bernabéu para jugar los quince últimos minutos del choque.

Fue ayer, así las cosas, cuando Aduriz alcanzó la titularidad en liga después de cuatro meses. Lo hizo, eso sí, en un encuentro en el que no dispuso de ninguna ocasión de gol para batir a Iván Cuéllar. El planteamiento conservador de Garitano, unido a la solidez defensiva que acostumbra a exhibir un Leganés que no ha perdido como local contra ninguno de los seis primeros clasificados, convirtieron al guipuzcoano en un actor secundario. Tanto es así, que solo Iñigo Martínez, con un remate de cabeza a la salida de un córner en la primera mitad, e Iñaki Williams en un mano a mano mal resuelto con Cuéllar, tuvieron la opción de ver portería, lo cual solo hizo un desacertado En-Nesyri para satisfacción rojiblanca.

80 MINUTOS, ningún disparo La actuación de Aduriz, que se impuso en un buen puñado de duelos aéreos, tocó a su fin en el minuto 80, cuando Garitano optó por introducir en su lugar a Kenan Kodro. El donostiarra, cuyo futuro continúa en el aire al finalizar contrato como león el próximo 30 de junio y no haberse pronunciado todavía al respecto, puso el punto final a su participación sin poder probar fortuna de cara a portería, con un 55% de éxito en los pases y 37 toques de balón en total. Las siete acciones ganadas en el juego aéreo fueron oxígeno para los rojiblancos durante un choque en el que los pupilo de Garitano pudieron defender su ventaja en el luminoso.

Como Mikel Rico también sobre el césped de inicio después de los cinco meses que acumulaba el de Arrigorriaga fuera de las alineaciones, el Athletic, sin brillo, pero con una eficiencia fuera de toda duda, se hizo fuerte en Butarque a la espera del derbi del sábado ante el Alavés, cita en la que Aduriz, con solo dos tantos en liga, aguardará una nueva oportunidad de Garitano, quien valoró "muy positivamente" el regreso del donostiarra a la titularidad.