La ONU inspecciona el centro de acogida de migrantes en la frontera con Polonia

Representantes de la ONU en Bielorrusia han inspeccionado la nave industrial en la que se han refugiado unos 2.000 migrantes que llevan 13 días intentando entrar en la Unión Europea

20.11.2021 | 12:17
2.000 migrantes se han refugiado en una nave industrial cerca de la frontera con Polonia.

Representantes de la ONU en Bielorrusia han inspeccionado hoy la nave industrial cerca de la frontera con Polonia en la que se han refugiado unos 2.000 migrantes indocumentados que llevan 13 días intentando entrar en la Unión Europea (UE), según la agencia oficial BELTA. La visita al centro logístico, abierto el pasado día 16 por orden del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, sirvió para evaluar las condiciones en las que se encuentran los migrantes en esta instalación improvisada.

Algunos migrantes gritaron "Alemania, Alemania" en inglés cuando el jefe en Bielorrusia de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Mulusew Mamo, y su compañera de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Mahym Orazmukhammedova, se pararon delante de ellos, según vídeos de medios locales. De esta manera quisieron resaltar que quieren cruzar a la UE para llegar a ese país centroeuropeo.

Orazmukhammedova hizo un llamamiento a los países a buscar una solución común a este problema, es decir "entre Bielorrusia y los países europeos vecinos", según BELTA. "Instamos a los países a respetar y cumplir las normas internacionales sobre migrantes y refugiados y resolver conjuntamente este asunto", dijo.

La UE no cede a las presiones 

Sobre un eventual corredor humanitario como el que propuso Lukashenko a la canciller alemana, Angela Merkel, la representante de la OIM afirmó que se trata de una "decisión común que deben tomar los países". "Todos los países deben cumplir con los tratados y convenciones internacionales que han firmado", recalcó.

Explicó que su oficina mantiene reuniones con socios nacionales y evalúa varias medidas a medio plazo para resolver la situación de los migrantes. "Algunos prevén presentar una aplicación (de asilo) y otros quieren regresar a casa", señaló. Indicó que la oficina de la OIM en Varsovia también mantiene reuniones y trabaja en la misma dirección.

Por ahora la UE se niega a ceder a las presiones de Lukashenko y a acoger a los migrantes que las fuerzas de seguridad de Bielorrusia han llevado masivamente a la frontera con Polonia en lo que los Veintisiete llaman una "guerra híbrida" de Minsk para desestabilizar al club comunitario.

El pasado día 16 se trasladaron primero unos mil migrantes desde el puesto de control fronterizo de Bruzgui a la nave industrial y el jueves por la tarde otros mil, según las autoridades bielorrusas.

Los mismos dos representantes de la ONU ya visitaron el pasado día 11 los precarios campamentos que los cerca de 2.000 migrantes, en su mayoría procedente de Oriente Medio, habían erigido en las inmediaciones del puesto de control fronterizo de Bruzgui. En ese momento el jefe de ACNUR en Bielorrusia calificó de "catastrófica" la situación de los migrantes.

noticias de deia