La Eurocámara respalda el presupuesto de la UE hasta 2027

El acuerdo, que asciende a 1,074 billones, desbloquea el fondo de recuperación de 750.000 millones

12.11.2020 | 00:38
El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

Los distintos grupos del Parlamento Europeo expresaron su respaldo político al acuerdo alcanzado con los gobiernos sobre el presupuesto de la UE para los próximos siete años, que ascenderá a 1,074 billones de euros y que desbloquea el fondo de recuperación de 750.000 millones.

Los negociadores de la Eurocámara y del Consejo de la UE (que representa a los Estados miembros) anunciaron el martes un pacto sobre el Marco Financiero Plurianual (MFP) del periodo 2021-2027 y los eurodiputados mantuvieron un primer debate al respecto.

Aunque el visto bueno del Parlamento Europeo se formalizará en las próximas semanas con votaciones en la comisión de Presupuestos, primero, y en sesión plenaria, después, el apoyo de los grupos quedó patente ya en las intervenciones del miércoles.

En nombre del Partido Popular Europeo (PPE), el eurodiputado Jan Olbrycht defendió que el futuro del proyecto europeo pasa por "una Europa más fuerte" y añadió que el resultado de las negociaciones presupuestarias "emite una fuerte señal" a favor de reforzar los programas europeos. "Todo el mundo ha salido ganando", aseguró el polaco, que formaba parte del equipo negociador.
 
La eurodiputada del PSOE y presidenta del grupo de Socialistas y Demócratas (S&D), Iratxe García, destacó que "por primera vez" la Eurocámara ha conseguido elevar la cifra pactada anteriormente por los jefes del Estado y de Gobierno y también el hecho de haber incluido el "principio horizontal" entre hombres y mujeres en el presupuesto.
Para el líder de los liberales de Renovar Europa, Dacian Ciolos, la UE "está dando un paso histórico con la reforma del presupuesto". "Esta vez nadie podrá decir que la UE es un gigante que no puede moverse", dijo el rumano, quien subrayó que el bloque vaya a emitir deuda conjunta para financiar el plan de recuperación y que se vaya a crear un mecanismo que vincula los fondos europeos al respeto del Estado de derecho.
 
"El Parlamento Europeo quería un presupuesto más ambicioso, que estuviera alineado con los valores de la UE y más orientado hacia las políticas de futuro como la transición ecológica. En estos tres aspectos es incontestable que el acuerdo mejora sustancialmente lo acordado en julio por los líderes europeos", opinó el copresidente de Los Verdes Philippe Lamberts.
El representante de la Izquierda Unitaria Europea (GUE), Dimitrios Papadimoulis, tildó el acuerdo de "paso positivo" aunque dijo que "todavía dista bastante de lo que eran nuestras ambiciones iniciales".
La opinión más crítica fue la del eurodiputado del grupo de ultraderecha Identidad y Democracia, Jean-Lin Lacapelle, quien criticó que se vaya a estudiar la introducción de nuevos impuestos europeos para financiar el "préstamo vertiginoso" que va a asumir la UE para financiar el plan de reconstrucción.