Mes crucial para la relación entre Bruselas y Reino Unido

Johnson quiere modificar el acuerdo de salida y está dispuesto a aceptar tarifas en algunos productos

09.06.2020 | 00:13

bruselas – Las negociaciones para definir la relación futura entre la UE y el Reino Unido entran en terreno clave. Bruselas y Londres no pueden permitirse continuar con la falta de avances de los últimos tres meses. Medios británicos recogen que el Gobierno de Boris Johnson quiere modificar el acuerdo de salida, además de estar dispuesto a aceptar tarifas en algunos productos a cambio de que el bloque comunitario flexibilice su línea roja sobre el level-playing field.

El 17 de octubre, el Gobierno de Boris Johnson alcanzó in extremis un acuerdo de salida con la UE. El nuevo texto modificaba la esencia del backstop, la salvaguarda irlandesa, y reducía la ambición futura en comparación con el pacto alcanzado con la antecesora Theresa May. La UE cedió, pero también dejó clara una consigna: el acuerdo cocinado no sería modificado ni en una coma.

"Donde hay deseo, hay acuerdo. Lo tenemos. Es justo y equilibrado para ambas partes y es un testamento de nuestro compromiso para encontrar soluciones", apuntó Juncker. "Hemos conseguido un gran acuerdo para recuperar el control", celebró Johnson.

Según varios medios, el primer ministro británico quiere ahora modificar el acuerdo de retirada en lo referido al backstop de Irlanda del Norte. Estas intenciones llegan en un momento en el que las negociaciones para la relación futura han alcanzado un impasse tras cuatro rondas y tres meses que apenas ha dejado avances.

Tensión en el diálogo La apuesta de Londres por modificar el acuerdo de salida añadiría más tensión a un diálogo ya muy encendido. La UE acusa a la isla británica de entorpecer las conversaciones mirando hacia atrás y no respetando lo acordado en la Declaración Política; mientras que en el otro lado del canal de La Mancha apuntan a que es la Unión quien está negociando de forma intransigente.

A pesar de los nulos progresos, Londres sigue descartando pedir una prórroga del periodo transitorio. Algo que le han pedido Irlanda del Norte, Gales y Escocia. Michel Barnier recordó que el bloque comunitario tiene la puerta abierta para extender el periodo transitorio.