Apalean y roban a un joven en el metro de Madrid y difunden el vídeo en las redes sociales

La víctima, de 20 años, recibió múltiples golpes tras negarse a besar el suelo del andén

19.08.2021 | 15:13
El suceso ocurrió a las 9 de la noche en la estación de Sol de Madrid.

Un grupo de chavales agredió y robó las pertenencias el pasado sábado por la noche a un joven de 20 años, al que no conocían de nada, en uno de los andenes de la estación del Metro de Sol, han confirmado a Europa Press desde la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, que busca ahora a los autores de estos hechos.

Concretamente, la Brigada Móvil de la Policía Nacional es la que se encarga de la investigación de los hechos y está recabando testimonios y observando tanto las imágenes de la agresión colgadas en redes sociales como las proporcionadas por el suburbano.

En ellas, se ve a un grupo de cuatro o cinco jóvenes que la emprenden, sobre todo uno de ellos, a golpes y patadas contra otro chaval, quedando este tendido aquejado en el suelo. Dos chicas, supuestas amigas de los atacantes, graban lo que sucede con su teléfono móvil. En el vídeo también se ve a algún viajero, que no hizo nada por defender al herido.

Los hechos ocurrieron sobre las 21 horas de este sábado. Según ha explicado a 'Telemadrid' Sixta, la madre de la víctima, todo comenzó cuando un joven pidió a su hijo, que estaba esperando el tren, que besara el suelo, a lo que se negó tajantamente. Entonces el primero llamó a sus amigos, que bajaron al andén y la emprendieron a golpes y patadas contra Randy, de origen dominicano.

En la refriega le robaron una cadena, una gorra, la cartera y el móvil, teléfono que luego tiraron cerca. Los agentes creen que le pegaron precisamente para robarle. Los hechos fueron denunciados por su familia ante la Policía, que ahora busca a los autores y a las chicas que grabaron lo sucedido por complicidad.

Sixta ha afirmado que su hijo es "un buen chico" y que ahora tiene mucho miedo a salir de casa, ya que recibió las imágenes de lo sucedido supuestamente enviadas por sus atacantes. "Ha tenido que ir al trabajo en Cabify por miedo a coger el Metro. He pensado mandarlo a mi país o a Canarias con familiares porque tengo mucho miedo y ansiedad", denuncia.

noticias de deia