operaban en la zona del ensanche

Dos detenidas y una mujer liberada en una operación contra la explotación sexual

La operación incluyó registros de dos clubes de alterne, uno en Bilbao y otro en Tomelloso

09.02.2020 | 19:15
Imagen de una campaña contra la explotación sexual.

La operación incluyó registros de dos clubes de alterne, uno en Bilbao y otro en Tomelloso

MADRID/GASTEIZ.   La Policía Nacional liberó en 2018 a un total de 387 mujeres víctimas de explotación sexual, en 497 operaciones en las que ha detenido a 1.039 personas, unos datos que ha dado a conocer con motivo del Día europeo contra la trata de seres humanos.

Una de las últimas operaciones tuvo lugar en Bilbao y Tomelloso y pudo practicarse gracias a la denuncia de una víctima en Euskadi, a partir de la cual se identificó al líder de la red criminal y se localizó a la persona que ejercía de enlace desde Pereira (Colombia) para la llegada de las mujeres a España.

Esta operación, que concluyó hace unas semanas según ha informado este viernes el Cuerpo Nacional de Policía, se cerró con el arresto en Bilbao de dos mujeres, una de nacionalidad española y otra colombiana, que operaban en un piso de la zona del Ensanche de Bilbao, donde fue liberada una mujer víctima de esta red. 

La organización conseguía captar para prostíbulos de diferentes ciudades del país a mujeres de origen colombiano y venezolano, sobre todo. Llegadas a la península, se les comunicaba que habían adquirido una deuda de 10.000 euros que debían reembolsar mediante servicios sexuales. 

La operación incluyó registros de dos clubes de alterne, uno en Bilbao y otro en Tomelloso, en los que la Policía se incautó de 710 euros, material para la distribución de drogas y cuadernos con anotaciones contables.

Según ha comunicado este viernes la Dirección General de la Policía, los ciudadanos realizaron el pasado año un total de 2.349 avisos en el teléfono 900105090 y el buzón de trata@policia.es.

Más de seis denuncias se registraron de media a diario, la mayor parte -1.417- a través de la dirección de correo. 

Por su parte, el número de teléfono, que permite un contacto anónimo y confidencial, registró 932 llamadas durante el pasado año que no quedaron reflejadas en la factura de los denunciantes.