asesinato del concejal de llanes

Un experto en seguridad dice que los sicarios son "de Tercera División"

Asegura, no obstante, que se trata de asesinos a sueldo "con todas  las letras"

08.02.2020 | 02:09
Agentes de la Guardia Civil han trasladado al detenido como presunto inductor del asesinato del concejal de Llanes (Asturias), Javier Ardines, a la vivienda que posee en la parroquia de Belmonte de Pría, muy cercana al que era lugar de residencia del edil

Asegura, no obstante, que se trata de asesinos a sueldo "con todas  las letras"

BILBAO.De esta forma, se ha referido al crimen de Ardines y a la  detención este pasado martes de cuatro personas en Bizkaia, dos de  ellos sicarios pagados supuestamente por otro de los arrestados, un  vecino de Amorebieta, que habría encargado matar a su amigo Javier  Ardines por celos, ya que creía que tenía una relación con su mujer.  Su esposa era la prima de la mujer del edil de IU y pasaban los  veranos en Llanes.

Charro ha apuntado que los autores del asesinato tenían "poca  profesionalidad", y ha querido dejar claro que se trata de asesinos a  sueldo "con todas las letras", por el hecho de haber aceptado un pago  por hacerle "algo" a una persona que ha terminado "en un asesinato".

"Lo que pasa es que, según lo que nos muestra un poco la  investigación, profesionalidad tienen poca. Parece que son gente del  mbito de la droga, del ámbito más marginal, se dedicarán al pequeño  comercio (de estupefacientes) y son 'de segunda o tercera fila'", ha  resaltado.

En declaracionen, César Charro ha  enfatizado que 'el modus operandi' empleado para cometer el crimen  demuestra "la poca profesionalidad" de sus autores.  En esta línea,  ha detallado que los sicarios han agredido al concejal de IU "con  objetos contundentes", y han permitido "la defensa de la víctima",  aspectos que, en su opinión, nunca se permitiría un sicario "más  profesionalizado". Además, ha señalado que éstos estaban seguros de  que iban a salir "indemnes", cuando, en realidad, "tampoco han  tardado tanto en localizarlos".

El experto en seguridad ha recordado que, en la época de los  clanes de la droga gallega, si era contratado un sicario para ajustar  cuentas, "en el mismo día que hacía la operación, se marchaba, y era  prácticamente imposible localizarlos". "¿Qué dice esto?, que ahí hay  un profesional, en el peor sentido de la palabra. ¿Aquí qué tenemos?,  unos personajillos 'de Tercera División' que se han creído impunes  porque no les ha visto nadie", ha proseguido.

En esta línea, ha afirmado que los sicarios detenidos por el  asesinato de Ardines desconocen los métodos de investigación  policiales. "Han creído que por el hecho de que nadie les haya visto,  y de que en el entorno no hubiera cámaras, ya iban a salir bien  librados. En principio creían que nada les relacionaba, pero han  hecho algo que no hace ningún sicario, que es mantener relación con  quien les contrata, o con el intermediario, o con el inductor del  asesinato. Y eso al final ha sido su fin", ha certificado.

Charro ha detallado que, en el momento en el que las pesquisas se   centraron en el entorno familiar, una vez que la Guardia Civil  descartó el móvil político, "se ha visto que había unas personas que  estaban en el entorno, que no eran familiares, y que respondían a un  perfil claramente de sicarios".

DE 300 A 30.000 EUROS
Sobre el precio que cuesta contratar un sicario en España, ha  precisado que la cuantía "depende" de lo que se quiera llevar a cabo,  ya que el "sicariato" abarca desde la amenaza, hasta una paliza y  mandarte al hospital, o el asesinato.

"Lógicamente, en el primer tramo es más sencillo encontrar gente  dispuesta, pero tampoco es imposible encontrar hoy día alguien que  esté dispuesto a matar por dinero. Estamos barajando unas cifras  desde 300 euros hasta 30.000. También depende mucho de la  profesionalidad, con todas las comillas que queramos ponerle, del  sujeto que va a hacer la operación", ha concluido.