Rescatados los 11 tripulantes de un pesquero gallego naufragado en aguas del Gran Sol, al sur de Irlanda

La embarcación 'Piedras', con base en Marín, ha sufrido una vía de agua imposible de frenar que lo aboca al hundimiento

01.06.2022 | 13:21
El pesquero 'Piedras'.

Un pesquero de Marín (Pontevedra), el 'Piedras', ha naufragado este miércoles en Gran Sol, al sur de Irlanda, y sus once tripulantes han sido rescatados con vida.


Este suceso ocurre algo más de tres meses después de que otro arrastrero, el 'Villa de Pitanxo', con base en ese mismo municipio, se hundiese en Canadá, con 21 muertos.

El 'Piedras', que navega bajo bandera británica, sufrió una vía de agua a 64 millas al suroeste de Cabo Mizen, según ha confirmado Salvamento Marítimo.

Sus once tripulantes, la mayoría de ellos de nacionalidad española, aunque también hay marroquíes y ghaneses, han sido rescatados por el barco Armaven Uno, un pesquero también de bandera británica y de armadores gallegos. Todos ellos se encuentran "en buen estado", añaden desde esta misma fuente oficial.

En un primer momento, nueve de los marineros fueron rescatados y se quedaron a bordo el patrón y el jefe de máquinas para tratar de salvar el barco, pero éste se escoró demasiado y ante la imposibilidad de taponar la vía de agua ambos fueron también evacuados.

El servicio de Guardacostas de Irlanda afirma que el barco todavía no se ha hundido del todo, pero ha perdido el motor y se encuentra en llamas.

El operativo de rescate está siendo coordinado por los centros de salvamento MRCC Falmouth (Reino Unido) y MRCC Valentia (Irlanda).

El 'Piedras', un barco construido en 1976 que pertenece al grupo Noray Pesca, había partido de Marín el pasado 16 de mayo y su último puerto antes del hundimiento fue el de Castletownbere, en Irlanda, del que zarpó el pasado domingo.

"BUEN" COMPORTAMIENTO DEL PATRÓN

Ante este siniestro, María José de Pazo, hija del maquinista del Villa de Pitanxo y portavoz de las 21 familias de los fallecidos enfrente a las costas de Terranova (Canadá), ha expresado su "inmensa" alegría por que hayan sido rescatados todos los tripulantes del 'Piedras'.

"Me tuve que sentar porque me ha venido todo lo que estamos pasando las 21 familias, no se lo deseamos a ninguna", ha afirmado. Además, De Pazo ha querido destacar que el "comportamiento del patrón en el abandono del buque ha sido bueno".

De tal forma, ha insistido en que se baje al pecio del Villa de Pitanxo para saber las causas del naufragio, "prevenir" estas situaciones y que "no vuelva a pasar nunca más". Señala que están a la espera de que el Gobierno central se pronuncie sobre el ofrecimiento de una empresa noruega de un robot y un sónar para bajar al pecio.
noticias de deia