Así fue el complicado rescate de un montañero de Barakaldo en el Pirineo

Un escalador de 33 años tuvo que ser rescatado tras caer por una ladera del pico oscense de Acherito

13.01.2022 | 20:48
Rescate de un vecino de Barakaldo en el pico Acherito en Huesca

Especialistas de la Guardia Civil han llevado a cabo un complicado rescate nocturno de un escalador barakaldarra de 33 años que se produjo diversas lesiones al rodar por una ladera a lo largo de 200 metros, cuando descendía del pico Acherito, en el término municipal de Ansó, en el Pirineo de Huesca.

Según informa el Instituto Armado, la voz de alerta fue dada sobre las 12.30 horas por un compañero del montañero herido que se desplazó desde el lugar del accidente hasta el refugio de Linza para disponer de cobertura telefónica y llamar a los equipos de rescate.

A este refugio se desplazaron en el helicóptero del cuerpo con base en Huesca un grupo de especialistas con base en Jaca y un sanitario del servicio de emergencias del 061, que tuvieron que desplazarse a pie hasta la zona donde se encontraba el montañero dado que el fuerte viento reinante impedía continuar al medio aéreo.

FRÍO EXTREMO Y VIENTO

Debido a las adversas condiciones climáticas y a la vista de que el rescate se iba a alargar en el tiempo y sin la posibilidad de realizar la evacuación en la aeronave, al grupo de rescate se unió más personal con medios para facilitar el transporte del herido.

Tras andar unos 7 kilómetros sobre nieve, con tramos helados que exigían el uso de crampones y de piolet y con fuertes vientos y una sensación térmica de hasta -15 grados, los especialistas consiguieron llegar a la zona donde se encontraba el montañero herido, en un vivac habilitado por su compañero a unos 1.900 metros de altitud en la vertiente norte del pico.

MONTAÑERO HERIDO

El montañero, vecino de Barakaldo, presentaba múltiples contusiones, así como una posible fractura de peroné y una luxación de hombro, lo que obligó a los miembros del operativo a habilitar una camilla para su traslado.

Según las fuentes citadas, el transporte se hizo con la máxima precaución debido al fuerte viento y a la presencia de hielo, que atravesaron los especialistas con unas planchas para arrastrar la camilla al modo de un trineo.

Después de una travesía a pie de casi cuatro horas, al filo de la pasada medianoche los integrantes del operativo llegaron hasta el refugio, desde donde una ambulancia trasladó al herido hasta el Hospital de Jaca.

noticias de deia