La clínica de pruebas para coronavirus en el aeropuerto de Bilbao cuadruplicará su espacio

Los responsables prevén un gran aumento de clientes a partir de junio con la vacunación masiva y más movilidad

17.05.2021 | 01:16
El espacio actual se está quedando pequeño para la previsión de clientes que esperan en verano.

La clínica del aeropuerto de Bilbao donde se efectúan pruebas de coronavirus para que los viajeros puedan volar y llegar sin problemas a destino ampliará sus estancias el próximo mes de junio.

Eurofins Megalab, la empresa contratada por Aena, el gestor aeroportuario del que depende las instalaciones de Loiu, ya ha hecho la solicitud a la dirección del aeropuerto y ambas partes tienen prácticamente cerrada la nueva ubicación.

Rosa Paz González, la responsable de la firma gala en las dependencias de La Paloma, explica a DEIA cómo "se espera que a partir del próximo mes las solicitudes de pruebas crezcan mucho y se va a requerir más espacio del que tenemos en la actualidad". La vacunación masiva que se está llevando a cabo en Europa junto con las desescaladas son argumentos suficientes para prever que la movilidad por ocio crecerá exponencialmente, aunque muchos destinos seguirán manteniendo el requerimiento de que el pasajero llegue limpio de covid.
 

DESTINOS VERANIEGOS CON RESTRICCIONES

Este escenario halagüeño para todos (viajeros, aerolíneas, sector hotelero y turístico) es el que ha llevado a los laboratorios franceses a solicitar otro espacio más amplio.

Las cifras registradas desde que abrieron las dependencias el 29 de marzo también avalan la progresión al alza. "Hemos tenido más pruebas de las que preveíamos, una media de 40 cada día, teniendo el pico el pasado domingo, día 9, con 97 tomas de muestras", concreta la responsable.

Ahora mismo la clínica se encuentra ubicada en la zona de Salidas en un exiguo despacho ubicado en el frente de oficinas que mira a los mostradores de facturación y al lado del puesto de información de Aena. En sus poco menos de 20 metros cuadrados solo pueden atender a un cliente a la vez, tanto en la gestión administrativa como en la propia extracción de las muestras.

El espacio adonde se van a trasladar está a escasos 15 metros, pero es mucho más amplio y en el mismo esperan habilitar hasta cuatro boxes o estancias para practicar las pruebas a otras tantas personas a la vez.

La dirección del aeropuerto ha pensado también en mejorar la operativa de atención sanitaria de manera que se eviten colas de viajeros dentro de la propia terminal.

Así, se valora la opción de clausurar el acceso central desde la calle a la zona de Salidas (los viajeros tendrán que entrar por las dos puertas existentes en los laterales) para que ese espacio sea utilizado como antesala de la clínica donde esperen los clientes, incluso saliendo la cola a la calle cuando sea necesario. Ello es posible gracias a una puerta lateral exclusiva con que cuenta el nuevo espacio que va a alquilar Eurofins Megalab. Rosa Paz González cree que "es una buena idea, la cual además es más factible en verano cuando la climatología es benévola, aunque esperamos dar un servicio que genere las menos colas posibles".

La responsable indica que la ampliación de la clínica "va a suponer contratar más personal y se está valorando si ampliar el horario de atención". En la actualidad cuatro personas a turnos atienden el espacio sanitario desde de las 8.00 de la mañana hasta las 16.30 horas en que cierran la posibilidad de efectuar las pruebas, aunque los técnicos sigan trabajando en el laboratorio.

La previsible llegada de más vuelos que operen por la tarde y a última hora del día como oferta para los destinos de vacaciones, sobre todo conexiones con las islas y las pocas rutas europeas que las aerolíneas oferten, puede implicar que aumenten la horquilla temporal de atención al público.

Hay que tener en cuenta que la toma de muestras en La Paloma se efectúa tras pedir el cliente una cita previa, bien a través de la web abierta en Internet o llamando al teléfono gratuito 900 100 800, por lo que conocen con antelación el número de clientes de cada jornada. De todas formas, la responsable indica que "ya hemos tenido ocasiones en las que se ha atendido aquí directamente sin cita previa a viajeros que necesitaban urgentemente la prueba antes de despegar".

Precios más baratos
 

Además de la necesidad imperiosa de algún viajero despistado que se entera a última hora de que, por ejemplo, para entrar en las Islas Canarias y en las Baleares es necesario actualmente mostrar una prueba negativa de coronavirus, el gran atractivo de este laboratorio es el precio de las pruebas, aproximadamente la mitad que otras empresas de la competencia.

En el pliego de condiciones del contrato público abierto por Aena se requería que las tasas por las pruebas fueran asequibles. De hecho, sus precios económicos fueron uno de los motivos por los que la firma gala ganó la licitación no solo en Bilbao sino en otros 11 aeropuertos ubicados en la costa mediterránea y las islas.

La prueba más cara es la PCR que permite tener el resultado tan solo dos horas y media después de haber tomado la muestra con el hisopo. Son 90 euros, que se rebajan a 70 si es una PCR habitual, cuyo resultado entregan 48 horas después de tomar la muestra. Por su parte, los test rápidos, que utilizan los anticuerpos y los antígenos para comprobar la presencia del covid, cuestan 35 y 29 euros, respectivamente. "Son unos precios muy asequibles", concluye la especialista.

Al detalle

Mejora de operativa Con la ampliación del espacio

La clínica y la dirección del aeropuerto trabajan en que el espacio médico tenga una entrada exclusiva para los clientes que evite colas en el interior de la zona de Salidas de la terminal.

Más clientes Aumento de la movilidad en Europa

La ampliación del espacio médico en 'La Paloma' se debe a la previsión de que aumentará la movilidad aérea durante el verano con la extensión de la vacunación por toda Europa.

Récord de atendidos

97

El pasado domingo, primer día tras caer el estado de alarma, el laboratorio del aeropuerto atendió a 97 personas, su número más elevado hasta la fecha.

"Hemos tenido más pruebas de las que preveíamos, una media de cuarenta cada día"

Rosa Paz González

Responsable de la clínica en 'La Paloma'


Noticias relacionadas

noticias de deia