Investigador y profesor de farmacia de la UPV/EHU

Gorka Orive: "Es normal que aparezcan efectos no constatados en los ensayos clínicos de Astrazeneca"

En una aproximación de urgencia, Orive pide cautela y considera que en una vacunación tan masiva es inevitable que aparezcan ciertos efectos adversos

08.04.2021 | 01:28
Gorka Orive.

Solo minutos después del nuevo dictamen de la EMA, Gorka Orive se pronuncia, con todas las reservas, sobre los dimes y diretes de la vacuna de AstraZeneca.

¿Qué está sucediendo?

—En una vacunación tan masiva, con tantos y tantos millones de personas vacunadas, es normal que aparezcan efectos adversos que no se habían constatado en los ensayos clínicos. Los ensayos han sido muy grandes en cuanto al número de personas, pero no puedes conocer qué va a pasar en uno de cada 100.000 o en uno de cada 200.000. Y se ha visto que, a medida que vas vacunando, se repiten de manera muy rara esos casos de coágulos. Por eso algunos países han detenido la vacunación con AstraZeneca.

Los expertos defienden los beneficios sobre los posibles riesgos.

—Sí, la EMA sigue diciendo que los beneficios de su uso claramente superan al riesgo porque hay un riesgo de mortalidad de covid evidente en todas las franjas de edad que se intensifica con los años y las comorbilidades.

Pero Reino Unido ha vacunado masivamente con AstraZeneca.

—Sí, y las dos agencias, la británica y la europea, coinciden en que el beneficio supera al riesgo. Pero Reino Unido ha abierto la opción a que a las personas de menos de 30 años puedan optar a otra vacuna alternativa si todavía no se han pinchado con AstraZeneca. Hay que tener en cuenta que estos coágulos aparecen de una manera muy infrecuente. Pero como se sigue al minuto cualquier reacción extraña que ocurra, se está especialmente vigilante.

¿En qué población se están produciendo esos casos inusuales de coagulación sanguínea?

—Aparecen más frecuentemente en mujeres relativamente jóvenes. Pero no están definidos con exactitud los factores de riesgo, ni hay un subgrupo delimitado de personas en los que únicamente hayan aparecido los trombos. No han encontrado factores de riesgo claves que puedan delimitar un grupo de población que pudiera tener alguna contraindicación concreta. Es cierto que ven un posible vínculo, un vector o algo en determinadas personas, que quizá son un arquetipo que todavía no se ha hallado porque son muy pocos los casos. No se sabe si obedece a que son mujeres que toman determinadas hormonas, que tienen plaquetas bajas o varias cosas combinadas.

¿Habría que volver a paralizar la vacunación con AstraZeneca?

—Visto lo que han dicho las dos agencias, pediría calma porque no veo justificado interrumpir la vacunación. Para la Unión Europea, AstraZeneca es clave. La UE ha hecho una apuesta importante por su desarrollo. ¡Porque como tengamos que ir solo a vacunar con Pfizer o Moderna vamos apañados! Y hay datos suficientes que avalan que es eficaz. Es cierto que parece que plantea este problema de los trombos, pero también las otras vacunas tienen contraindicaciones, aunque este tema de los coágulos de sangre ha sido el que más intensamente se ha mostrado.

Sin embargo hay países europeos que han sido expeditivos y han paralizado esta vacuna.

—A mí, desde luego, no me parece que ayude que se tomen decisiones unilaterales de suspender la vacunación y mucho menos en el caso de comunidades como hizo ayer Castilla y León. Eso, la población no lo entiende y genera desconfianza.

Todo esto provoca mucho temor y desconcierto.

—Yo creo que hay que tener un poquito de tranquilidad y analizar bien los riesgos. Mi sensación es que no ha cambiado nada, pero quizá la EMA se ha visto obligada a salir de nuevo con un análisis más detallado, asumiendo que han ocurrido ciertos efectos adversos.

noticias de deia