Primer vacunódromo de Bizkaia

"A las 8 he visto el SMS de Osakidetza y a las 12 ya estaba vacunado en La Casilla"

Osakidetza ha arrancado esta mañana la vacunación masiva en el polideportivo de la Casilla, el primer vacunódromo instalado en Bizkaia

31.03.2021 | 12:47
Varias personas esperan su turno para ser vacunadas en el Pabellón de La Casilla, primer "vacunódromo" instalado en Bizkaia

Todo en cuestión de unas pocas horas. Jesús Antonio del Olmo ha visto esta misma mañana el mensaje de Osakidetza en su móvil, convocándole a la vacunación en La Casilla, primer recinto elegido para la realización de vacunaciones masivas en Bizkaia. Y dicho y hecho. Cuatro horas más tarde ya le han inoculado la primera dosis de AstraZeneca. Nervioso, eso sí, pero contento. Con 65 años recién cumplidos, y jubilado, al igual que la gran mayoría de personas que estaban hoy entre las once y la una del mediodía en el vacunódromo de La Casilla, se muestra exultante. "Ha sido todo muy rápido, todo en cuestión de horas", explica. "Hoy me dan el primer pinchazo y luego, a esperar hasta junio", explica este vecino de Alonsotegi, "pero con los médicos en Bilbao", como especifica.

Porque Osakidetza ha metido la directa para agilizar la inmunización de la población vasca y ha puesto en marcha grandes recintos para proceder a la vacunación de la población general. Ayer comenzó la inoculación en este polideportivo municipal, uno de los locales propuestos por el Ayuntamiento de Bilbao, tras estrenarse también ayer el estadio de Anoeta como punto de vacunación masiva en Gipuzkoa, que se une a Illumbe.


POCA COLA Y MUCHA ESPERANZA


Joseba, vigilante de la OSI Bilbao-Basurto, controla que todo el mundo mantenga la cola, poca a estas horas del mediodía, y contagia alegría y buen rollo. Dentro, en un recinto con diez boxes, el personal sanitario vacuna y monitoriza a las personas durante unos 15 minutos para no haya ningún imprevisto. Llama por riguroso orden, según la hora de la cita, mide la temperatura y vacuna.


Jesús Antonio del Olmo momentos antes de ser vacunado. Foto: O. González

Ascen Rodríguez, adjunta de enfermería de la OSI Bilbao-Basurto, confirma que hoy miércoles se pondrán entre 800 y 1.000 vacunas aunque hay capacidad para vacunar a 3.500 personas al día. También asegura que estarán a pleno rendimiento toda la Semana Santa. O, al menos, al rendimiento que permita la llegada de viales. Hoy han recibido alrededor de cien ya descongelados que estaban almacenados en el Hospital de Basurto.


VACUNA CON PROSPECTO INCLUIDO


Elena Mucientes está pletórica. También acaba de recibir la vacuna y confía en que no le cause ningún efecto secundario. "Mira, además, me han dado, este prospecto, y aquí me dice qué tengo que hacer si tengo un poco de dolor en el brazo o me causa un poco de fiebre o malestar". "Pero estoy súper tranquila porque a mi ama ya le han vacunado y está como una rosa. Así que voy a celebrarlo con un piscolabis", declara sin ocultar su satisfacción. Mientras tanto, otros bilbainos como Ana Castillo o Antonio, también en la frontera de los 65 años, aguardan su turno y todavía no se creen que les haya tocado la vacuna tan pronto.



Ninguno de ellos pertenece a ninguna profesión considerada esencial. Y es que esta misma mañana, la Comisión de Salud Pública, ha acordado que los trabajadores esenciales que hayan prolongado su edad de jubilación y, por tanto, tengan más de 65 años, podrán ser vacunados con la inyección de AstraZeneca.
 
De esta forma, con la quinta actualización de la Estrategia de Vacunación esta vacuna se puede administrar en toda la población menor de 65 años (por el momento se está priorizando en el grupo de edad de 55 a 65) y en determinados grupos sin ningún límite de edad. Sobre todo personal que no haya sido vacunado en el segundo grupo prioritario compuesto por el personal sanitario y sociosanitario de servicios de inspección sanitaria, medicina legal y forense, consultas médicas privadas, servicios de ayuda a domicilio, centros de menores y centros de día o equivalentes así como estudiantes sanitarios y sociosanitarios que realicen prácticas clínicas; fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, personal de oficinas de farmacia, protésicos dentales, logopedas y personal de psicología clínica; y trabajadores de instituciones penitenciarias.

noticias de deia