El alza en los contagios se traslada a las UCI que suman 120 pacientes ingresados

Tras una semana con muchos casos detectados, el sábado bajó la cifra de positivos y subió la presión hospitalaria

25.01.2021 | 00:57
Con la hostelería de Bilbao cerrada,el paseo era una de las pocas alternativas disponibles.

Las pruebas diagnósticas realizadas este sábado arrojan un resultado de nuevos positivos en covid-19 por debajo del millar registrado diariamente desde el pasado martes, en concreto 880 contagios, que son 260 menos que el viernes. En la atención sanitaria, sin embargo, la tendencia no es de descenso, y el domingo destacaba el dato negativo de pacientes graves ingresados en las UCI, que ya llegan a 120.

Este sábado once personas necesitaron ser ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales vascos a causa del coronavirus, con lo que el total de pacientes en estas unidades asciende a 120, una cifra que no se alcanzaba desde el pasado 8 de diciembre. En estos momentos en las UCI vascas hay 49 pacientes covid más que el día 7 de enero y 43 más que a comienzos de año. El número de personas contagiadas por coronavirus que requieren ser atendidas en unidades de críticos ha ido creciendo a lo largo de lo que llevamos de enero de una manera prácticamente constante aunque con pequeños altibajos en la primera semana. Así, desde los 77 ingresados el 1 de enero, se bajó a 71 el día 7, para luego ir subiendo jornada a jornada: 75 ingresados el día 8, 86 el día 15 y 109 el día 21. El sábado, con un total de once ingresos en UCI en tan solo 24 horas, se dio un salto cualitativo.

Según los datos aportados el domingo por el Departamento de Salud, el sábado se realizaron un total de 10.652 pruebas diagnósticas y se detectaron 880 positivos. Por primera vez en cuatro días bajan de mil los contagiados diarios –el viernes hubo 1.140– aunque también hubo menos pruebas que en las jornadas anteriores. En concreto el sábado se hicieron 2.990 menos que el viernes. Con esos resultados la tasa de positividad se situó en el 8,3%, una décima menos que el viernes.

Por territorios, los nuevos contagios descendieron en todos: en Araba se detectaron 98 nuevos casos frente a los 208 del viernes, en Bizkaia fueron 528 –102 menos– y en Gipuzkoa 249 –43 menos–. Además se identificaron 5 positivos entre residentes de otras comunidades –5 menos que la jornada anterior–.

En cuanto a la situación de los hospitales, el sábado disminuyó el número de nuevos ingresos en planta respecto a los días precedentes. Se realizaron un total de 64 ingresos tras el repunte registrado el viernes con 104 hospitalizaciones, un dato que no se daba desde la pasada primavera.

Las nuevas restricciones
 

Hoy lunes, el Departamento de Salud actualizará, entre otros datos, las tasas de incidencia acumulada en relación con la población de los distintos municipios de la CAV, un dato que determina las medidas a aplicar en función de la calificación de riesgo. Al margen de esta incidencia local, hoy también han entrado en vigor las nuevas medidas aplicables a todo el territorio y localidades de Euskadi y que incluyen el cierre de todos los municipios y la reducción del número máximo de los grupos a cuatro personas de distintas unidades convivenciales.

En el decreto publicado este sábado que establece el confinamiento de todos los municipios vascos se recogen las excepciones a ese cierre, que son las mismas que las fijadas en el Real Decreto del pasado 25 de octubre: asistencia al trabajo, a centros docentes, a establecimientos sanitarios, retorno al lugar de residencia, y asistencia y cuidado de mayores dependientes o con discapacidad, entre otros. También se exceptúan en este caso los traslados necesarios para las competiciones y entrenamientos autorizados.

En el decreto se modifican los artículos relacionados con el número de personas no convivientes que pueden reunirse en lugares públicos y privados que pasa de 6 a 4. Este límite en el número de personas también afecta a la hostelería, txokos y sociedades gastronómicas, que mantienen la posibilidad de disponer de un 50% de su aforo en el interior pero deberán asegurarse de que las agrupaciones de clientes por mesa no superen el número máximo de 4 y no se podrán unir mesas para hacer grupos mayores. Se mantiene la prohibición de consumir en barra o de pie, tanto dentro como fuera de los bares. Siempre que se trate de municipios que no estén en la zona roja, ya que en ellos los locales hosteleros permanecen cerrados.

En este sentido, el presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, advirtió de que el coronavirus es una pandemia "crónica" y "que va a durar". Por ello, indicó que "nos tenemos que adaptar" a que el covid se prolongue en el tiempo y "tenemos que cambiar nuestro chip de vida" olvidándonos de vacaciones, fiestas y celebraciones como antes de la pandemia.

"Es una pandemia crónica que va a durar y tenemos que cambiar nuestro chip de vida"

Marcos López Hoyos

Presidente Sociedad de Inmunología

 

noticias de deia