Los clientes de última hora no impiden la caída de ventas de la Lotería de Navidad

Lo prolongado de las restricciones sanitarias sin hostelería y sin movilidad condicionan la compra de décimos

20.12.2020 | 01:12
Las colas de Azcarreta se han reproducido toda esta semana tras la apertura de la movilidad entre municipios.

bilbao – Todos los loteros de Bizkaia recordarán el sorteo de Navidad de 2020 como el de más pérdidas y el más frustrante de los celebrados en décadas. El incremento de ventas generalizado en la última semana, tras abrirse las puertas a la hostelería y la movilidad fuera del propio municipio o el colindante, no está siendo suficiente para salvar una campaña de ventas que venía ya muy lastrada por las consecuencias de la pandemia del covid-19 desde el verano pasado.

Dependiendo de cada caso, los despachos vizcainos devolverán al organismo de Loterías el próximo lunes, en la víspera del sorteo de Navidad, entre un 20 y un 40% de los décimos remitidos en los últimos meses.

Asun Azcarreta, de la conocida administración sita en El Arenal bilbaino reconoció a DEIA que "estos días estamos teniendo muchas colas. En algunos momentos han llegado hasta la calle Correo, y mayoritariamente es de gente que ahora puede venir a Bilbao desde los pueblos y nos coge lotería".

Un hecho que no fue posible hasta la semana pasada, lo que ha dejado huella, y muy profunda, en las ventas. Una situación similar ha ocurrido en los bares y restaurantes que mantuvieron colgadas sus ristras de suerte en las estanterías cuando echaron las persianas en noviembre. "Estos días, ya abiertos, sí están vendiendo mucho más. Incluso hay quien exprofeso va a buscar los décimos, pero no es suficiente", desvela Sergio Echevarría, gerente de Lotería Ormaechea, la administración ubicada en Indautxu que es la cuarta que más vende en el Estado.

Su colega de profesión, Josean Vadillo, de Loterías Hiru, el despacho situado en Abadiño al que estos últimos años la suerte ha sonreído con profusión, confirmó los problemas generados por la falta de movilidad. "Y nosotros lo estamos notando incluso ahora también porque aquí llega tradicionalmente mucha gente de Gipuzkoa y ahora solo se puede mover la gente dentro del territorio", explica. Por eso se han volcado en las ventas on line. "No tenemos página web, pero damos todas las opciones posibles a quienes nos quieran comprar un décimo. Se lo enviamos, que nos paguen por Bizum, con una transferencia... lo que sea".

La escasez de compras en ventanilla se ha trasladado también a la tradicional compra de series completas por parte de clubes deportivos infantiles, asociaciones y txokos que hacen participaciones de los décimos con el consabido donativo para su tesorería.

Sergio Echevarría confirma con lamento como "esta es la semana en que nos traen los décimos que no han podido vender en participaciones y están siendo muchas esas devoluciones". La suspensión de los encuentros en el deporte escolar, la ausencia de fiestas y otros destierros de aglomeraciones implicó que muchos tacos de boletos se hayan quedado sin estrenar.

Echevarría reconoció que estos últimos días "sí hemos tenido colas por la mañana. Incluso antes de que levantáramos la persiana teníamos clientes esperando, algo inaudito, pero luego por la tarde las ventas están siendo muy flojas".

Y sin Santo Tomás de previa Para Asun Azcarreta el lunes va a ser una jornada muy triste ya que "Santo Tomás es nuestro gran día de ventas, pero este año..." dejaba la frase en el aire lamentándose ante la ausencia de la muchedumbre festiva por causa del covid- 19.

Desde Loterías Hiru, Vadillo calcula que con respecto a años anteriores, en esta ultima txanpa "las ventas caerán un 20%", una cantidad importante pero mucho menos del 40% que venía registrando en los meses previos.

Unos augurios negativos que Ormaechea calcula "en un 30% de pérdidas, haciendo una media de toda la campaña", cifra similar a la de la competencia en Azcarreta.

A pesar de toda esta situación de crisis, en las tres administraciones referidas guardan no una, sino varias botellas de cava por si cae algún premio gordo el próximo martes. "Hoy me ha regalado un cliente de toda la vida tres botellas" refería el jueves Sergio Echevarría con la espada de Damocles que tienen encima todos los loteros sobre cómo celebrar el reparto de grandes premios. "No sé que va a pasar porque todo el martes va a ser muy raro con un sorteo sin gente en directo, bombos más separados y niños con mascarilla", indica. Vadillo ya tiene pergeñada una fórmula para no dejar pasar una posible celebración. "Como toque, ponemos a todos los agraciados que vengan en fila separados y nosotros les servimos el cava", concluye.

Los apuntes

Lotería consignada. Las administraciones de lotería y negocios mixtos de Bizkaia han recibido de Madrid, 535.334 décimos por valor de 107 millones de euros.

281 puntos de venta. En Bizkaia hay 145 administraciones de lotería dedicadas exclusivamente a la venta de juegos de azar públicos y 136 establecimientos mixtos, que venden además otros productos.

84,20 euros en 2019. El pasado sorteo de Navidad fue en el que más gastó Bizkaia, una media de 84,20 por habitante. Una cifra que será más baja este año a pesar de que lo consignado desde Madrid es de 92,89 euros de media.

"Estos días los bares abiertos sí están vendiendo mucho más, pero no es suficiente"

Sergio Echevarría

Gerente de Lotería Ormaechea

noticias de deia