Sindicatos de Osakidetza convocan tres jornadas de huelga

Denuncian "la grave situación que atraviesa la sanidad pública y la falta de soluciones por parte del Departamento de Salud"

14.10.2020 | 12:14
Concentración de trabajadores de Osakidetza para pedir más personal y contrataciones de calidad.

Los sindicatos SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT, ESK, SAE y UTESE han convocado tres jornadas de huelga en Osakidetza, un día distinto en cada territorio, ante "la grave situación que atraviesa la sanidad pública y la falta de soluciones por parte del Departamento de Salud" y para reclamar los "recursos humanos y materiales suficientes" para hacer frente a la pandemia.

Según han informado en rueda de prensa en Bilbao, la primera de las huelgas de 24 horas se desarrollará el 29 de octubre en los centros de trabajo de Alava, el 5 de noviembre en los de Gipuzkoa y el 12 de noviembre en Bizkaia.

Los representantes sindicales han afirmado que el Gobierno vasco no les ha dejado "otro camino que el de la movilización", por lo que "han tenido que recurrir a la huelga".

Denuncian graves carencias

Los sindicatos de Osakidetza han advertido de que "estas graves carencias, que vienen de lejos, se han visto agravadas por la actual crisis sanitaria", pero "ni han nacido con el virus ni van a desaparecer si no se adoptan soluciones estructurales y de calado".

A su juicio, "no es el momento de realizar declaraciones de buenas intenciones, ni de discursos propagandísticos que no solucionan absolutamente nada". "Es el momento de actuar, de poner en marcha medidas inmediatas y de futuro, que reviertan las graves consecuencias que han provocado las políticas de recortes de los últimos años", han añadido.

Por ello, las nueve organizaciones sindicales han exigido al Gobierno vasco "que convierta la sanidad pública en una prioridad" porque "tal y como ha demostrado esta pandemia, una sanidad fuerte y con recursos humanos y materiales suficientes es imprescindible para el bienestar colectivo".

A su juicio, las "carencias estructurales" tienen consecuencias "no sólo en el bienestar de las personas, sino que condicionan el desarrollo social, incluido el económico". "Es urgente pasar de las palabras a los hechos y poner en marcha soluciones que garanticen el futuro de la sanidad pública", han insistido.

Un 25 % a la Atención Primaria

Con este objetivo, han reclamado "una partida presupuestaria para la sanidad pública que se equipare a la media de la UE", con un 25% destinado a la Atención Primaria. En materia de empleo, han exigido el aumento de la plantilla, "con la incorporación a la plantilla estructural de los empleos ocultos en fraude" y la consolidación de trabajadores eventuales "que estabilicen la plantilla y eviten la fuga de profesionales formados por Osakidetza con dinero público".

También han pedido "la reversión de todos los recortes", con "la recuperación del poder adquisitivo, Itzarri, desarrollo profesional, primas de jubilación anticipada y negociación de un nuevo acuerdo regulador caducado desde el 2009". Otra de sus demandas es la reversión de "los servicios privatizados con el mantenimiento del empleo".

Por otra parte, han exigido "medidas para garantizar la salud y la seguridad de la plantilla, tanto ante el coronavirus, comoen su labor diaria", con material de protección "suficiente y adecuado" para todas las categorías, valoración de los riesgos laborales en los distintos niveles asistenciales y adopción de medidas preventivas y de protección, además de evaluación de riesgos psicosociales, "incluyendo los derivados de las cargas de trabajo", y la adopción de medidas correctoras.