La Rioja confina Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto

El Gobierno riojano espera que esta iniciativa "contundente" sea tan eficaz como la aplicada en Alfaro

29.09.2020 | 12:13
Imagen de una calle de Calahorra.

La Rioja confinará, a partir de las 00.00 horas del 1 de octubre, las poblaciones de Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto, ante la alta incidencia de casos positivos por coronavirus, según ha informado la presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu.

La jefa del Ejecutivo riojano ha dado a conocer esta medida –que se prolongará durante siete días, prorrogables a otros siete según la evolución– durante una comparecencia de prensa, que ha ofrecido por streaming, una vez celebrado el Consejo de Gobierno.

Se trata de una iniciativa "contundente" que "esperamos sea tan eficaz como ocurrió en su día con Alfaro" –en la que se aplicaron medidas similares el 7 de septiembre–, población que ha visto reducir los positivos en un 84%, de 264 a los 47 actuales.

En este punto, Andreu ha señalado que "hemos tenido que actuar para tomar el control de la pandemia, ese es nuestro único objetivo, y lo haremos tantas veces como sea necesario, con las medidas que sean necesarias y en los municipios que sean necesarios cuando los datos nos lo sigan indicando".

Restricciones


La principal medida acordada hace referencia a la restricción de movimientos de entrada y salida de personas de las tres poblaciones, salvo en los desplazamientos debidamente justificados, como causas laborales o profesionales, cuidado de personas vulnerables, asistencia a centros sanitarios o de enseñanza obligatoria u otros motivos de fuerza mayor, además del retorno al lugar de residencia habitual.

Asimismo, y teniendo en cuenta el riesgo de contagio de la enfermedad en las actividades en las que coinciden agrupaciones de personas, se establecen una serie de medidas en los tres municipios. En primer lugar, se suspenden todas las actividades en los establecimientos de hostelería y restauración, excepto aquéllos de alojamiento, preparación y distribución de comida a domicilio y de servicio en terrazas. Las zonas comunes de los alojamientos quedarán cerradas y se suspenderán todas las actividades deportivas.

También se suspenden todas las actividades en centros y establecimientos deportivos, culturales, artísticos, recreativos, de espectáculos y ocio que concurran en espacios cerrados. Asimismo, se restringe a un máximo de 10 personas el número de asistentes en bodas, bautizos, comuniones, velatorios, funerales, entierros y celebraciones religiosas. Además, se recomienda a los vecinos de la localidad limitar sus contactos sociales al mínimo imprescindible.

Base científica


La presidenta ha asegurado que las decisiones del Gobierno de La Rioja "siempre han estado basadas en datos con base científica y con la experiencia acumulada de la gestión de la pandemia en la primera ola, que nos ha conducido a poder interpretar y recabar más y mejores datos en este segundo gran brote". Con ello, "podremos actuar con mayor fiabilidad".

No obstante, Andreu ha apuntado que la ciudadanía "debe seguir manteniendo las medidas sociosanitarias correspondientes como el uso de la mascarilla, higiene de manos y distancia de seguridad", al tiempo que ha señalado que desde el Ejecutivo riojano "no nos vamos a relajar, por lo que seguiremos dotando de medios y velando el cumplimiento de las medidas preventivas, así como haciendo una observancia activa de los datos para tomar decisiones en el momento que sean necesarias".

En su intervención, la presidenta riojana ha apuntado que las medidas "no significa que el número de positivos en total en La Rioja sea mayor que antes, o mayor que en otras comunidades, sino que los datos son mas certeros, tenemos más positivos detectados, de personas con síntomas y asintomáticas, algo que en la primera ola se nos escapaba".

Andreu ha recordado que "hemos realizado un total de 108.636 PCRs, más de un tercio de la población, lo que nos ha ayudado a identificar a muchas más personas asintomáticas y por tanto portadoras del virus".