El ocio nocturno seguirá prohibido en Euskadi

El TSJPV no cierra la puerta a que los locales de ocio nocturno puedan abrir durante el día

27.08.2020 | 17:17
Los locales con pista de baile serán los que más difícil lo tengan para reanudar su actividad en un futuro inmediato.

Los locales de ocio nocturnos seguirán sin poder levantar la persiana hasta nueva orden. Al menos por la noche. La Sala de Vacaciones del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) rechazó suspender el cierre de pubs y discotecas decretado por orden de la consejera de Salud, Nekane Murga, el pasado día 19 de agosto, dentro del nuevo paquete de medidas para atajar la propagación del coronavirus. Sin embargo, son los ayuntamientos los que tendrán la última palabra para decidir si este tipo de locales pueden funcionar durante el horario diurno. Consistorios como el de Bilbao, Barakaldo o Durango ya han dado luz verde a la posibilidad.

La decisión del TSJPV se basa en el informe del director de Salud Pública del pasado día 25 de agosto que recoge "múltiples focos de contagio cuando se producen agrupaciones significativas de personas". Concretamente, el informe, que incluye contagios en pubs y discotecas, realiza referencia expresa a brotes en Eibar, Ermua, Zarautz y Azpeitia. "En relación con cada brote aparece un número importante de positivos", señala el informe. En ese ámbito se produjo también uno de los focos activos más importantes de Bizkaia de los últimos días. Tras las no fiestas de Gernika, donde se está haciendo un cribado masivo a la población a través de pruebas PCR, han aflorado 151 positivos en la última semana. Ayer fueron 47 de los 764 detectados en Euskadi en un solo día, la cifra diaria más alta desde el inicio de la pandemia.

Todo ello provocó que la Sala de Vacaciones desestime la pretensión de las asociaciones de hostelería de Bizkaia y Gipuzkoa, que habían recurrido la decisión para que se adoptaran medidas cautelares contra las limitaciones. Las restricciones impuestas al sector en el decreto del Gobierno vasco contemplan, además del cierre de pubs y discotecas, la prohibición de agrupar más de diez personas por mesa o agrupación de mesas, el límite de sesenta personas en el interior de un local, el límite de diez personas en cócteles y bufés y la obligatoriedad de consumir en barra sentado y garantizando un metro y medio de distancia.

Los brotes no son "directamente imputables a los establecimientos", pero favorecen las agrupaciones. Borja Guerrero

En el auto destacan que el criterio de prohibir el ocio nocturno podría parecer "contradictorio" con la ampliación horaria de estos establecimientos que avalaron el pasado día 14 -fecha en la que fue acordada por resolución por la Sala de Vacaciones- y que se mantuvo en firme hasta el pasado día 19, cuando entró en vigor el nuevo decreto del Gobierno vasco. Durante esos cinco días, el tribunal dejó sin efecto la decisión de Lakua, que había prohibido a la hostelería que permaneciera abierta más allá de la una y media de la madrugada. Desde el TSJPV se justifican ahora alegando que "los datos aportados en este caso por la Dirección de Salud Pública son más precisos y recogen más brotes derivados de estas actividades".

Asimismo, destacan que aunque cabría alegar que alguno de estos brotes no son "directamente imputables a los establecimientos", puede considerarse "notorio" el hecho de que la apertura de locales de ocio nocturno de madrugada, "facilita la concentración de un gran número de personas a esas horas, llegando a ser difícil incluso su desalojo de las calles, como así ha ocurrido en alguna población". Por ello, cree que las medidas acordadas por el Departamento de Salud están, en ese caso, "motivadas" ya que considera que "el interés público sanitario", en este caso, "ha de considerarse prevalente".

Sin embargo, no todo está perdido para los locales de ocio nocturno. Una de las solicitudes de la Asociación de Hostelería de Bizkaia era que estos establecimientos pudieran llevar a cabo su actividad en horario diurno. "El auto del TSJPV no cierra la puerta", aseguró a este periódico Héctor Sánchez, gerente de la asociación. "Hay un informe del Departamento de Salud abriendo la posibilidad a que sean los ayuntamientos los que permitan esa actividad. Algunos ya lo han implementado", expone antes de citar municipios como Bilbao, Barakaldo o Durango. "Y me consta que hay más ayuntamientos que van en esa línea", añade. La idea es que se permita que los establecimientos de los grupos III y IV funcionen como si fueran de grupo II, es decir, como bares y cafeterías. "Era de justicia que esa posibilidad se concediera a establecimientos que ya venían ejerciendo labor de un bar de día", considera Sánchez.


CORONAVIRUS EN EUSKADI

Al margen de las limitaciones en la hostelería, las cifras de contagios en Euskadi siguen en escalada. Ayer se notificaron 764 nuevos casos positivos en coronavirus, la cifra diaria más alta desde que comenzó la pandemia. Este número de casos confirmados representa el 8,7% de las 8.753 pruebas PCR realizadas ayer. En comparación, el día en el que se obtuvo la cifra más alta de contagios hasta ayer, el 25 de marzo -durante el estado de alarma y en confinamiento-, con 724 casos, el 47,8% de las 1.511 pruebas de PCR fueron positivas.

Por territorios, Bizkaia sigue siendo el territorio más afectado, con 365 casos, casi la mitad de los 746 de todo Euskadi. Bilbao es la localidad con más casos, 165, es decir, 53 más que en el anterior boletín epidemiológico. En Gernika el foco vinculado a las no fiestas suma ya 151 casos en la última semana, al detectarse 47 contagios ayer. Asimismo, las hospitalizaciones siguen subiendo y alcanzan las 248. El miércoles ingresaron otros 42 pacientes en planta y del total de hospitalizados 31 permanecen en las UCI. El índice R0, que calcula el número de personas que puede infectar a otras, se situó en 1,15.