Hoteles de Bilbao se plantean volver a cerrar después del verano

La ocupación actual es del 30% y ante las previsiones mantenerlos abiertos resulta inviable

08.08.2020 | 00:15
Varios turistas pasan con sus maletas frente al edificio del Teatro Arriaga de Bilbao

Bilbao El sector hostelero de Bilbao pasa, sin lugar a duda, por uno de sus peores momentos. Sin apenas turistas en la ciudad, en los alojamientos abiertos en la villa y que forman parte de la asociación Destino Bilbao la ocupación media ha rondado en julio y, ahora en agosto el 30 %; un dato, según destaca el presidente de la asociación, Álvaro Díaz Munío "nada halagüeño" y que coloca a estos negocios en un situación "caótica".

Tal es la realidad por la que atraviesan que hay hoteles que se plantean como posibilidad volver a cerrar después del verano hasta que se recupere la normalidad. Sin embargo, Munío confiesa que en estos momentos no ven luz al final del túnel. "Todos los eventos que se habían aplazado en la ciudad a finales de año tal y como está la situación no se van a poder celebrar tal y como está evolucionando todo. Estábamos contentos por intentar cerrar el año, no con ganancias, pero por lo menos sin tantas pérdidas, pero a día de hoy las previsiones son muy pesimistas y no sabemos cómo se va acabar", se sincera.

En la actualidad de los 27 hoteles que forman parte de la asociación Bilbao Destino solo siete siguen cerrados en la capital vizcaina. El último en abrir sus puertas esta misma semana ha sido el hotel Abando; el emblemático Carlton, de cinco estrellas y también de la cadena Aránzazu ha anunciado que retomará la actividad el 17 de este mes. "2020 va a ser un año perdido. Teníamos esperanza de poder remontar en julio y agosto, pero vamos para atrás. La situación ha empeorado y las cifras ponen al sector en una situación preocupante para poder mantenerse", apunta el presidente de Destino Bilbao.

El avance del coronavirus y las restricciones impuestas en diferentes países han frenado en seco las reservas de habitaciones y los hoteles en la villa solo acumulan cancelaciones más allá incluso que el inminente verano que está pasando sin pena ni gloria. Ni si quiera la bajada de precios, por debajo del 40% va a ayudar a remontar las pérdidas acumuladas en este año atípico marcado por el covid y por sus consecuencias. El deseo de recuperar la normalidad ha tenido más peso que la realidad económica a la hora de abrir los hoteles. "Los hoteles que ahora están abiertos están haciendo cálculos para decidir qué van a hacer después del verano, algunos ya se están planteando volver a cerrar en septiembre porque las cuentas no les dan. Y los que no han abierto aún, barajan seguir igual", adelanta.

Asiáticos para fotografiar

Entre los pocos turistas que llegan a la ciudad, según Munío hay quien ha visto a algún asiático de turismo por Bilbao: "Eso es para fotografiarlo", bromea Munío quitándole hierro a la situación. Y añade: "Procedentes del estado hay poco visitante y del extranjero, nada de nada. Algún animado que está haciendo el camino de Santiago y algunas familias, pero poco más", describe.

Los hoteles de Bilbao se encuentren llenos o no para ponerlos en macha y dar servicio a quienes están alojados deben de dotarse de personal que atienda las necesidad de sus clientes. "Haya poca o mucha gente alojada en el hotel hay que dar el servicio de la misma manera y, por lo tanto, hay que contratar personal. Con las cifras de ocupación es imposible cubrir gastos de personal y otros gastos derivados de la actividad", aclara Díaz-Munío. Aunque los hoteles bilbainos ofrecen todas las garantías de higiene creando espacios libres de covid, con la que está cayendo a nivel mundial los responsables hoteleros tienen poca esperanza de que en los próximos meses la cosa vaya a mejorar y sus alojamientos se llenen. Sin embargo, no se baraja como posibilidad un cierre definitivo de alguno de los hoteles "Es una locura lo que estamos viviendo, pero ahora mismo solo toca aguantar y pensar que esto va a pasar", concluye Díaz-Munío.

Labur-labur

Ocupación. Los hoteles que pertenecen a la asociación Destino Bilbao han alcanzada tanto en el mes de julio como ahora en agosto una media de ocupación del 30%. En julio del año pasado se alcanzó el 80% y en agosto se superó el 90%.

Abiertos. En la actualidad de los 27 hoteles que pertenecen a la asociación, siete continúan cerrados en la capital vizcaina. El hotel en abrir sus puertas ha sido el día 3 de agosto el hotel Abando. En las próximas semanas ha anunciado que volverá a la actividad el emblemático hotel Carlton.

"La situación ha empeorado y las cifras ponen al sector en una situación preocupante"

 

"El hotel esté lleno o no hay que contar con personal para garantizar el servicio al cliente"

Álvaro Díaz-Munío

Pte de Bilbao Destino