La Casa Cuna de Bilbao se convertirá en un centro para impulsar proyectos de innovación

BBK concluirá en 2021 la transformación del edificio para dar respuesta a los retos sociales de futuro de Bizkaia

18.07.2020 | 00:40
BBK Kuna ocupará la antigua Casa Cuna.

Bilbao – Con el objetivo de dar respuesta a desafíos futuros que ya se pueden vislumbrar, como mitigar la soledad de las personas mayores, nace BBK Kuna, un centro donde se desarrollarán proyectos innovadores y se analizarán las necesidades en materia social. La iniciativa, pionera a nivel internacional e impulsada por BBK, se implantará en la Casa Cuna, en el corazón de Bilbao La Vieja, con vocación de ser un espacio abierto a la ciudadanía. La Casa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por Naciones Unidas contará además con un think tank liderado por Daniel Innerarity. El edificio, de cinco plantas, estará operativo a partir de septiembre y su transformación concluirá a lo largo de 2021.





La iniciativa presentada ayer contará con la participación de la ciudadanía, universidades y centros de investigación, administración pública y empresa privada. Con este modelo de cuádruple hélice, con el que se promoverá la colaboración de estos agentes, pretenden contribuir al desarrollo de proyectos e ideas dirigidos a plantear soluciones a necesidades sociales acordes al siglo XXI. De esa forma, algunas temáticas de trabajo previstas para la investigación en el seno del think tank, que responderá al nombre de BBK Kuna Institutoa, serán el libro blanco del poscovid o un nuevo modelo de empresa sostenible.

Según definió Nora Sarasola, directora de Obra Social de BBK, el proyecto nace "con vocación de ser un espacio de encuentro" para generar, a modo de laboratorio de ideas, "instrumentos con los que detectar los retos sociales que se plantean de cara a un futuro, poner el foco en sus posibles soluciones y trasladarlas a la sociedad para que las ponga en práctica". Con un modelo que tendrá como base la participación entre diferentes agentes, se impulsarán proyectos de investigación aplicada, comunidades de aprendizaje y programas de formación que buscan convertir Kuna en "un espacio de transformación social y conocimiento abierto a la ciudadanía".

Sarasola destacó que la iniciativa contempla ser una "bisagra entre la comunidad de innovación social de Bizkaia y las más prestigiosas redes internacionales" y busca convertirse en "un referente en la generación de conocimiento activo, con implantación local y una sólida red internacional". Para ello se han entrelazado relaciones con partners especializados en desarrollo sostenible e innovación social, como son Ashoka y Globernance. De hecho, meses antes de su puesta en marcha se han confirmado ya los primeros eventos. Ejemplo de ello es el Encuentro Internacional Wellbeing Project de Ashoka o los Summit donde reúnen a la comunidad de jóvenes changemaker.

Participación vecinal 

El proyecto es fruto de un concurso de ideas que recibió 35 propuestas en 2018. BBK Kuna ocupará el emblemático edificio Casa Cuna, de Ricardo Bastida, construido en el muelle de Urazurrutia en 1914, destinado en su origen a las necesidades de las mujeres y la infancia. La fundación vizcaina invertirá en la rehabilitación del emblemático inmueble dos millones de euros. "BBK Kuna se transformará en un espacio moderno e inspirador", anunció Gorka Martínez, director general de BBK, quien además señaló que el proyecto será "una manera de revitalizar la zona y la vida pública del barrio, ya que dispondrá de espacios abiertos al disfrute de la ciudadanía".

La idea es que BBK Kuna se integre en Bilbao La Vieja mediante un órgano consultivo en el que participarán los vecinos empadronados en el barrio, que serán elegidos por sorteo. De esa forma, trabajarán en colaboración con la Universidad de Deusto. En dicho foro se plantearán los propios retos del barrio de cara a buscar soluciones con todos los agentes implicados en el proyecto en el seno de un barrio con "necesidades especiales desde el punto de vista social, que no siempre han sido bien atendidas", según Martínez.

Una vez rehabilitado, en la planta 0, accesible desde la calle Urazurrutia, habrá un espacio de bienvenida y un punto de información, con un sitio diáfano para alojar eventos y exposiciones. El edificio contará con otro acceso desde el mismo muelle (planta -1), junto a la ría, con un jardín interior y exterior que cobijará sendos espacios distendidos para el encuentro. Además, según detallaron en la presentación, el inmueble contará con tres plantas superiores. En la primera, denominada Kuna Crea, se desarrollará el networking, el trabajo intensivo y los proyectos de investigación aplicada. En Kuna Inspira (planta 2) tendrán lugar las comunidades de aprendizaje y formación. En la última planta, se construirá el espacio Ganbara que albergará un lugar para celebraciones y eventos especiales.

noticias de deia