Presidente de Unicef Euskadi

Isidro Elezgarai: "Me preocupa que 91.000 menores estén en riesgo de exclusión en Euskadi"

09.07.2020 | 00:22
Isidro Elezgarai. Foto: O. González

El presidente de Unicef, Isidro Elezgarai, confía en que los menores vascos ocupen en la próxima legislatura el lugar que se merecen. "Hay que darles voz", reclama

Bilbao– Unicef Euskadi lleva años manteniendo encuentros con los responsables políticos vascos para diseñar entre todos una hoja de ruta que recoja los problemas de los menores vascos y sirva, además para mejorar la situación de vulnerabilidad del 26% de la población. Son muchas las necesidades con las que cuenta este colectivo, sin embargo, son pocos los espacios y foros en los que se les escucha. Unicef Euskadi a través de la campaña 40 propuestas políticas en Euskadi, pretende avanzar y reclama la implicación y compromiso de los políticos.

Hay que poner en marcha medidas urgentes, ¿no?

—Por supuesto. La cifra de menores en situación de vulnerabilidad en Euskadi es preocupante.

¿Cuántas personas se encuentran en esa situación?

—Estamos seguros que después de la pandemia del covid-19 las cifras han aumentado, pero según los datos que barajamos en Euskadi un 26% de los niños/niñas y adolescentes vascos, 91.000 personas, viven en riesgo de vulnerabilidad y exclusión social. Me preocupa que 91.000 menores estén en situación de exclusión social. Para cambiar esa cifra es clave poner en marcha políticas sociales que apuesten por este colectivo y sus familias.

En Euskadi viven 350.000 menores sin derecho a voto.

—No tienen derecho a voto, pero las decisiones que se toman les afecta. Los niños/niñas y adolescentes importan y su valor social va mucha más allá del ámbito doméstico, es un asunto de las familias, pero también de los ciudadanos, y debemos hacer una apuesta política y social por ellos , porque es posible y necesaria .

Existe un Pacto por las familias y la Infancia.

—Sí. Se suscribió el 18 de enero de 2008 por todas las instituciones que tienen competencia directa en la Comunidad Autónoma Vasca en el ámbito de las políticas de Infancia y familia, Gobierno vasco, las tres diputaciones y Eudel, y al que se adhirió el Parlamento Vasco.

¿Desde Unicef qué pretenden con su nueva campaña?

—Que los políticos les tengan en cuenta, les den voz y cuenten con ellos en el diseño de las nuevas políticas sociales. Estamos convencidos de que con sus aportaciones las cosas irán mucho mejor, má ajustadas a la realidad.

Trece menores ponen voz al vídeo Unicef Euskadi. Vota por mí/ Bozkatu nire alde ¿Cómo se ha gestado?

—Ellos los protagonistas, nosotros solo unos meros transmisores. Estamos muy satisfechos con el resultado del vídeo. Los menores que han participado lo hacen con mucha pasión, con ganas porque ellos saben que ponen voz, que son los mensajeros de los 350.000 menores que residen en Euskadi.

¿Qué aportarían los niños en la política?

—Una visión fresca, diferente que no está manchada por el interés individual, sino por el bien común. Ellos sienten de manera diferente, son inteligentes y ven aspectos que a los adultos se nos escapan. Además, son sinceros y no se sonrojan cuando reclaman sus necesidades.

¿Qué le gustaría conseguir?

—Que Euskadi fuera el primer país amigo de la Infancia. Un reconocimiento de las Naciones Unidas.¿Y eso qué implica?

—Que estos niños/niñas y adolescentes tuviesen su propia comisión de análisis donde tratasen y decidiesen diferentes aspectos relaciones con ellos y sus familias.

Querer es poder.

—Así es. Confío que a partir del 12 de julio, los menores y sus familias ocupen un espacio prioritario en las políticas vascas. No nos cansaremos de pedirlo.

"Los menores son los protagonistas, nosotros solo unos meros transmisores. Tienen una visión fresca, diferente?

noticias de deia