Escaparates llenos de arte y vida

Comercios de Bilbao decoran sus escaparates tras el confinamiento

Comercios y locales de Bilbao decoran sus negocios con flores de colores, pájaros que revolotean y mensajes optimistas en esta nueva etapa tras el confinamiento

17.06.2020 | 00:14
Jorge Aio y Olga Zulueta, de Bilbao Centro, posan en el escaparate realizado por Paúl Ziarsolo.

CADA vez que una mariquita aparece en sus vidas, esta experimenta un cambio. Esa es la señal para dar un paso adelante. Por eso –tras lo vivido con la pandemia del covid-19–, Estibaliz y Zihortza, de Zema Interiorismo, han inundado de este insecto rojo con puntitos negros el escaparate de su negocio en Bilbao. La vida de la mayoría ha cambiado y ahora toca seguir, trabajar por recuperar lo que un virus arrebató de golpe. Los escaparates de diferentes negocios en la villa lucen estos días diferente, con más luz, más brillo, color y con mensajes optimistas.

Bilbao Centro, junto con la colaboración del Ayuntamiento de Bilbao, propuso a los comerciantes desarrollar su creatividad en los escaparates, volver a la normalidad a través de lo que mejor saben hacer, presentar su producto de una manera creativa, atender de manera profesional a sus clientes y hacer ciudad. Esta iniciativa ha contado con la adhesión de más de una decena de establecimientos que quisieron dar un paso al frente y destacar la relación íntima que tiene en Bilbao la actividad comercial y el arte. "Sabíamos que el arte de los escaparates iba a atraer a la gente, iba a llamar la atención. Son grandes ventanas que generan vida a ciudades y pueblos", explica la directora creativa de Bilbao Centro, Olga Zulueta. Ella junto al gerente de la asociación, Jorge Aio, se muestran satisfechos con la obra que el artista Paúl Ziarsolo ha plasmado en el escaparate de la asociación. Una vaca transformada en silla protagoniza ese montaje repletos de maniquíes y camisetas de colores. "Teníamos ganas de pasar página, de quitarnos las cosas negativas que nos ha dejado esta pandemia y de renacer. Por eso era clave que desde la asociación, –como motor comercial–, involucrásemos a los comerciantes. Es hora de retomar a la normalidad en la medida que podamos; el comercio esta vivo y se refleja en sus escaparates", explica Aio.

María Maurolagoitia, de papelería Arnaga, invita a sonreír a través de su colorista escaparate. Borja Guerrero

En esta nueva realidad, según explican desde la asociación el arte y el comercio forman una gran pareja de baile que hace de Bilbao una ciudad muy atractiva para vivir experiencias culturales y gastronómicas únicas, y adquirir las propuestas de un comercio de vanguardia de cara al verano que se estrena en breve. Entre todos los escaparates Jorge se queda con el que luce en la oficina de Cid Fca! Comunicación, en Fernández Del Campo, 13. En el cristal, los dibujos de dos personas (Jon y Borja) dan la bienvenida a los clientes. "Todos los escaparates son especiales, pero me quedo con el que refleja a las personas que son quienes hacen posible que las cosas funcionen a pesar de las dificultades", apunta el gerente de la asociación. Lo cierto es que las propuestas son variadas, algunas como la de la papelería Arnaga se ha llenado de flores y de hojas de colores con la palabra Sonríe. "No debemos perder la sonrisa. No podemos dejar de lanzar un mensaje positivo, lleno de ganas de seguir. Ha sido muy complicado lo que ha pasado y va a costar salir, pero no queda otra. Esta situación nos la hemos tomado como un paréntesis; mientras tanto aquí seguimos", lanzó el mensaje María Maurolagoitia.

bodas

Otros muchos negocios han preferido plasmar en sus escaparates mensajes como es el caso de la tienda de moda masculina Pascual Bilbao, en Alameda Mazarredo, que hacen un guiño a la época de bodas. El artífice del diseño es Kepa Bilbao Zubiaur quien ha pintado a una persona metida en una bañera con el mensaje ¡al aBODAje! "Para nosotros las bodas son muy importantes y por eso se juega con esta palabra en el escaparate de la tienda. Además, el artista ha añadido una frase del cantautor Aute que hace referencia al mar", describe Camino Azula, responsable del local de Bilbao.

Camino Azula, de moda Pascual, junto a la creación artística de Kepa Bilbao. Foto: Borja Guerrero

Pájaros que revolotean, flores que brillan y mensajes llenos de positivismos. El comercio está más vivo que nunca y ha resurgido tras el confinamiento. No hay pandemia que pueda con ese comercio de proximidad que ahora más que nunca necesita ser apoyado. "Todos hemos sido testigos de lo que sería una ciudad con el comercio cerrado. La pandemia obligó a bajar la persiana. La imagen era desoladora", recuerdan. Bilbao Centro ya tiene sobre la mesa el próximo proyecto: El look del verano. "Muy pronto contaremos más", concluye Zulueta.

"Es hora de retomar la normalidad en la medida que podamos. El comercio está vivo"

Jorge aio

Gerente de Bilbao Centro

"Ha sido complicado, pero no queda otra que seguir trabajando con optimismo y ganas"

Camino Azula

Moda Pascual Bilbao

"Esta situación nos la hemos tomado como un paréntesis; mientras tanto no paramos"

María maurolagoitia

Papelería Arnaga