Más de mil 'packs' de ropa llegan a los polideportivos

Cáritas y Koopera preparan bolsas con prendas básicas para las 400 personas sin hogar de Bilbao

02.04.2020 | 00:12
El equipo de Koopera se encarga de hacer llegar a Cáritas las bolsas de ropa.

Paradojas de la vida. Las personas que habitualmente duermen en la calle o en albergues se encuentran ahora obligadas a compartir techo con otros compañeros que viven la misma situación por la pandemia del coronavirus. Ahora tienen techo, pero sigue faltándoles otras necesidades básicas, entre ellas la ropa. Por ello, diferentes entidades se han hecho eco para responder a esta situación.

El confinamiento y el cierre de prácticamente todos los negocios obliga a Cáritas a buscar otras vías para que no les falte ropa a las casi 400 personas que pasan estos momentos en polideportivos y otros recursos sociales. Además, la ONG eclesial ha tomado las medidas sanitarias necesarias para seguir prestando la atención domiciliaria, dos necesidades que no pueden dejarse de lado estos días. Para ello, Cáritas cuenta con el apoyo de las empresas sociales y de inserción que sirven para crear empleo y procesos de empleabilidad de las personas a través de la red Koopera, según informó Gonzalo Rodríguez, responsable de empleo y economía solidaria. Entre ambas instituciones han distribuido estos días más de mil packs de ropa a unas personas que, en circunstancias normales, podían recogerlas en las tiendas, según informa Enrique Osorio, del equipo de Koopera.

La ropa llega de manera gratuita a las personas que la necesitan. "De la noche a la mañana estos colectivos han visto que no tenían con qué vestirse", explica el responsable de Cáritas. "Esa ha sido la primera intervención". Osorio explica que prepararon los packs con aquellas prendas que los sin techo más necesitan ahora: ropa interior, calcetines, chamarras para el frío, chancletas para las duchas o zapatillas y, en algunas ocasiones, mantas. "También atendemos la demanda que nos puede llegar desde los servicios sociales del Ayuntamiento de Bilbao". Osorio apunta que intentan minimizar la recogida de ropa en contenedores para que la gente no tenga que salir de sus casas.

Por otro lado, en estos momentos en los que cualquier colaboración es buena, también Eroski donará ropa para las personas sin techo, realojadas en los polideportivos de Bilbao con motivo de la cuarentena y el confinamiento decretados a causa del covid-19. Según informó en un comunicado, Eroski donará a estas personas, "uno de los colectivos en situación más vulnerable durante el estado de alarma", diverso material textil básico, como ropa interior, sudaderas, camisetas, pantalones y calzado deportivo.

La ropa, preparada en los grandes hipermercados Eroski de Bizkaia, como Ballonti, Bilbondo, Artea o Leioa, irá destinada a la Dirección de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao, quien a, través de Cruz Roja Bizkaia, repartirá el material por los diferentes polideportivos, en función de la necesidad existente en cada uno de ellos. "Desde Eroski somos conscientes de cómo afecta esta crisis a los colectivos más vulnerables de la sociedad, como son las personas que no cuentan con un techo para poder sobrellevar la cuarentena. Con esta acción, queremos ayudar y apoyar la gran labor que están realizando desde el Ayuntamiento de Bilbao para cubrir las necesidades básicas de este colectivo", declaró Alejandro Martínez Berriochoa, director de Salud y Sostenibilidad de Eroski.

Esta iniciativa se suma a la campaña solidaria que lleva a cabo Eroski junto a la Cruz Roja en todos sus establecimientos del territorio estatal para recaudar fondos que permitan la alimentación e higiene de otro de los colectivos más vulnerables de esta crisis: niños y niñas, así como familias en riesgo de exclusión social.

A través de esta campaña, Eroski realizará una aportación inicial de 50.000 euros y duplicará la cantidad aportada por sus clientes. Cruz Roja canalizará los fondos recaudados para ayudar a 25.000 familias de todo el territorio estatal.

Atención domiciliaria Por otro lado, Cáritas extrema las medidas sanitarias con las personas que necesitan cuidados en casa, pero "continuamos ofreciéndoles el servicio que prestábamos hasta ahora". Muchas de estas personas tienen una serie de dificultades, ya sea por falta de movilidad o impedimento, que, por ejemplo, les impide realizar las labores de hogar. "Algunas están en cama o no pueden realizar tareas fuera de la vivienda y hay que suministrarles lo que necesitan o incluso acompañarles al médico". Esta acción se completa con el trabajo de acompañamiento personal que Cáritas realiza gracias a su voluntariado.

"De la noche a la mañana estos colectivos han visto que no tenían con qué vestirse"

Gonzalo Rodríguez

Empleo Social de Cáritas

"Hemos preparado los 'packs' con la ropa básica: calcetines, camisetas, chancletas..."

Enrique Osorio

Equipo de Koopera


noticias de deia