8-M, Día Internacional de la Mujer

Donostia, Gasteiz e Iruñea piden sumar fuerzas para mantener la lucha feminista

Las capitales vascas reúnen a miles de personas que reivindicaron calles y noches seguras para las mujeres

09.03.2020 | 01:38
Aspecto que presentaba la Plaza del Castillo en Iruñea.

BILBAO – Miles de mujeres salieron a las calles de Euskadi un 8-M más, Día Internacional de la Mujer, para defender la lucha feminista y reclamar "otro modelo social y productivo", con música, baile y numerosas pancartas reivindicativas.

Vestidas muchas de ellas de negro y ataviadas con alguna prenda, peto o distintivo de color morado y portando carteles, las manifestantes coparon las calles céntricas de Gasteiz, Donostia e Iruñea, tras pancartas que reivindicaban la organización y la suma de fuerzas para mantener la lucha feminista.

También exhibieron pancartas que reclamaban la abolición de la prostitución y carteles que recordaban a mujeres asesinadas por el machismo y reivindicaban calles y noches seguras para las mujeres, así como gritos que vinculan la lucha feminista con la lucha contra el resurgir de formaciones de corte fascista.

En Donostia, miles de mujeres participaron en la concentración convocada por el movimiento feminista en el Boulevard, donde se congregó una gran marea morada que ocupó los jardines de Alderdi Eder.

Las participantes improvisaron una manifestación que realizó varias sentadas en calles como la céntrica avenida de La Libertad.

Cadena humana En Gasteiz se celebró por la mañana una cadena humana que unió dos plazas distantes unos 800 metros para la que se necesitaba la participación de entre 700 y 1.000 mujeres, lo que lograron en un ambiente festivo y reivindicativo en el que se escucharon lemas a favor de la lucha feminista.

Además, en la plaza de la Virgen Blanca y en las calles cercanas, varios grupos de mujeres mostraron lemas y pancartas en contra de la discriminación de las mujeres y de la violencia machista.

En Iruñea, cientos de mujeres de todas las edades se congregaron en la Plaza del Castillo para reinvindicar sus derechos y la igualdad de oportunidades. Una concentración en la que el movimiento feminista quiso "visibilizar la organización feminista, que es necesario reforzar, y reivindicar la presencia de las mujeres migrantes y racializadas"

Con pancartas con lemas como No soy histérica ni estoy menstruando, grito porque nos están asesinando, Vas a ser la mujer que te dé la gana de ser o No quiero tu piropo, quiero tu respeto, las mujeres reivindicaron su derecho a vivir libres.

noticias de deia