festividad de san marcial

Irun celebra su día grande con dos alardes, ambiente festivo y sin incidentes

Entre los aplausos del numeroso público que se apiñaba en los balcones y las aceras, donde muchas personas han ocupado sitio desde primeras horas, las compañías han ido formando poco a poco en la plaza San Juan

09.02.2020 | 07:43
Miles de personas desfilan con normalidad en los alardes mixto y tradicional de Irun el día de San Marcial.

Entre los aplausos del numeroso público que se apiñaba en los balcones y las aceras

DONOSTIA. La localidad fronteriza de Irun ha celebrado este domingo la festividad de San Marcial, día grande de la ciudad con el desfile de dos alardes, uno tradicional y otro mixto, que han vuelto a recorrer por separado las calles en una ambiente festivo y sin incidentes.

Los cielos nublados y las temperaturas agradables han marcando este día festivo en la villa fronteriza que, como cada año, conmemora la victoria de sus tropas ante el ejército francés en el enfrentamiento que se produjo la madrugada del 30 de junio de 1522 en la Peña de Aldabe de la localidad.

Según cuenta la tradición, aquel día mujeres, ancianos y niños lograron distraer la atención de sus enemigos con antorchas, haciendo creer al rival que era atacado por un flanco, cuando realmente sufriría el verdadero asalto por su retaguardia.

A las 7.40 horas, con gran puntualidad, el desfile del alarde tradicional, en el que las mujeres sólo participan como cantineras y que es respaldado por la mayoría de los irundarras, ha arrancado de la plaza de Urdanibia, desde donde sus 19 compañías y su escuadra de hacheros se han dirigido a la plaza San Juan con ritmo marcial marcado por los pífanos, redobles y tambores de sus soldados.

Entre los aplausos del numeroso público que se apiñaba en los balcones y las aceras, donde muchas personas han ocupado sitio desde primeras horas de la madrugada, las compañías han ido formando poco a poco en la plaza San Juan.

En este punto, el general del alarde, Paco Carrillo, ha entrado al trote en la plaza para pasar revista a sus cerca de 8.000 soldados, perfectamente uniformados con americanas negras, pantalones y camisas blancos, y el rojo de sus corbatas y txapelas.

Tras las pertinentes descargas de escopeta que han dejado la plaza inmersa en una nube de humo de pólvora, las compañías han reanudado el desfile que proseguirá a lo largo del día por las calles de la ciudad.

El alarde mixto, que reivindica la presencia de las mujeres como soldado en las compañías, ha indiciado su recorrido poco antes de las 10.20 horas, con un desfile de once compañías y más de un millar de personas, que también se han reunido en la plaza San Juan y han marchado por las mismas calles por las que antes lo ha hecho el tradicional, repitiendo el mismo ritual dirigido por su nueva general, Maite Vergara.

El pasado jueves la directora de Emakunde, Izaskun Landaiada, reivindicó la celebración de un desfile igualitario en Irun, al igual que hizo el Ararteko, cuya adjunta, Julia Hernández, anunció que, como Landaida, acudiría a la localidad fronteriza para respaldar a las mujeres y hombres que participan en el desfile mixto.

Distintas formaciones políticas como EH Bildu, Elkarrekin Podemos y Ezker Anitza-IU expresaron asimismo su apoyo al alarde mixto y su presencia en Irun para acompañar a sus integrantes.

En concreto, la parlamentaria vasca de EH Bildu Oihana Etxebarrieta ha recordado este domingo, en un comunicado, que las fiestas locales "se han ido adaptando a lo largo de los años a las necesidades de cada momento para la participación de la mujer", por lo que ha dado "las gracias" a las mujeres y hombres de Irun "que abrieron este camino hace más de veinte años".