Opinión

Cáncer, con todas sus letras

07.02.2020 | 22:53
En Euskadi se diagnostican cada ño 13.500 nuevos casos de cáncer

¿QUÉ pensarías si te dijera que más del 50% de las personas con cáncer  van a curarse?

Hace tan solo 40 años, 3 de cada 4 pacientes oncológicos fallecían a causa de la enfermedad. La gran pregunta es: ¿A qué se debe que hoy el cáncer se cure más que antaño, y qué tenemos hacer para seguir ganando terreno? La respuesta corta es: investigación.

Hoy, en el Día Mundial del Cáncer, te voy a contar como creemos los investigadores e investigadoras que se puede lograr este objetivo. Lo voy a hacer como lo hacemos en el laboratorio, desgranando y despiezando la evidencia para luego volver a ensamblarla sobre una base de conocimiento. Lo voy a hacer letra a letra:

C de conocimiento. El cáncer no se elimina a mazazos, a ciegas, al azar. Se cura con investigación. Así hemos descubierto que el cáncer no es una enfermedad, sino cientos de ellas. El cáncer de cada persona tiene su código de barras único (alteraciones moleculares) que debemos leer para definir el mejor tratamiento.

A de alianza. El cáncer se comprende y se desgrana desde todas las disciplinas, y ninguna es prescindible. La academia, las universidades, la industria y el ámbito sanitario, todos son necesarios. Deben generar sinergias que proporcionen un avance conjunto mayor que la suma de cada uno.

N de normalización. A pesar de su alta presencia en nuestra sociedad, el cáncer arrastra un terrible estigma para el paciente y su entorno. Las personas que lo sufren lo viven a menudo en silencio, y los medios de comunicación evitan nombrarlo. La mejor ayuda que podemos brindar como sociedad a los pacientes oncológicos es eliminar barreras sociales y estigmas. Desde la investigación debemos promover la divulgación sobre el cáncer, y combatir así los mitos y los pseudomedicamentos milagrosos.

C de contratación. La investigación es una profesión carente de estabilidad y la actual ley de contratación nos ha asestado el último golpe. La mayoría de contratos de investigadores y técnicos van asociados a financiación que se renueva cada 3-5 años. La ley nos obliga a despedir a estos investigadores extremadamente formados y valiosos para evitar concatenar proyectos, afectando su vida, su trabajo y su investigación.

E de estrategia. El cáncer no se va a curar mañana. Pero día a día hay avances que pueden cambiar la medicina del futuro. Esas revoluciones cotidianas a menudo nacen en un laboratorio. Los pequeños ¡Eureka! no se pueden cuantificar con números, con patentes y con productos. Un país que aspire a generar un motor económico y social basado en ciencia tiene que mirar al horizonte e invertir a largo plazo, consciente de que el fruto de la investigación se recogerá en el futuro, años o décadas después.

R de recursos. La financiación en investigación oncológica está en ayuno. Muchos proyectos de investigación se desarrollan a pesar de la desinversión estatal, y gracias a la financiación de asociaciones, como la AECC, o a entidades internacionales. La hucha de la ciencia ha adelgazado a la mitad en 10 años. Lo que es peor, más la mayoría del presupuesto que se publicita para I+D+i no se ejecuta. Con estos datos, cualquiera concluiría que este país no se preocupa por la investigación en cáncer.

Ahora que estás convencido de que la investigación es la clave para que vivamos más y mejor, los grandes retos te resultarán evidentes:

-1. Una financiación en investigación seria, ambiciosa, estable y que responda al gran reto al que nos enfrentamos.

-2. Tramitar el borrador de la ley de mecenazgo para que se estimule la financiación privada de la investigación por parte de individuos y empresas.

-3. Una corrección de la ley de contratación en investigación que se ajuste al modo de financiación de la ciencia.

-4. Una evaluación de la ciencia que reconozca la excelencia científica, y no indicadores cortoplacistas. Muchos centros de investigación cercanos a ti son criticados fuertemente según estos indicadores en su momento de producción científica más brillante.

Si quieres saber más sobre el estado de la investigación en cáncer, desde Aseica hemos realizado junto con la Fundación La Caixa y la AECC el primer informe al respecto, que puedes leer en http://www.aseica.es/noticias/comprometidos-con-la-investigacion-en-cancer/.

La AECC ha propuesto el reto de llegar a un 70% de supervivencia en cáncer en 2030. Cojamos las riendas de este reto y demos vida a un lema que habla por si solo: sin investigación no hay futuro.