Azpiazu aprueba sus Cuentas más allá de la mayoría PNV-PSE

La abstención pactada con EH Bildu se suma a la mayoría absoluta en la votación

24.12.2021 | 00:32
El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, con el lehendakari, Iñigo Urkullu, ayer en el Parlamento Vasco.

El Parlamento Vasco aprobó ayer jueves los Presupuestos de la comunidad autónoma para 2022 según el guión previsto desde que, pese a la mayoría absoluta que aportan PNV y PSE, la negociación presupuestaria se saldó con un acuerdo con EH Bildu en forma de abstención. El gabinete de Iñigo Urkullu solo cosechó 13 votos en contra de su proyecto de Cuentas, merced a un nuevo interlocutor, la formación soberanista, que es ya el tercero para aprobar los Presupuestos tras PP y Elkarrekin Podemos desde que PNV y PSE pactaron compartir gestión en las instituciones vascas.

La gran diferencia es que en esta ocasión el pacto no estaba forzado por la aritmética, y en esa particular circunstancia se centró ayer buena parte del debate. Además, la censura de Elkarrekin Podemos-IU a los Presupuestos de PNV y PSE se transmutó en agrio reproche de la coalición de izquierdas a EH Bildu por su abstención. En el lado diestro, frente a una argumentación fundamentada principalmente en lo económico y en un tono crítico pero respetuoso por parte del PP+Cs, Vox optó por un tono más grueso.

"El Gobierno contará con 13.108 millones de euros, que suponen la herramienta más potente posible para afrontar la situación que nos está tocando vivir", celebraba el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, al término del pleno. Ahora, con las Cuentas aprobadas, toca gestionarlas "con agilidad y flexibilidad", dijo, para hacer frente a un coronavirus que no parece tener fin y ante el que no se "escatimarán recursos".

Previamente, en el salón de plenos, los artífices del acuerdo presupuestario valoraban su alcance. "Aun no siendo necesario el apoyo de ningún grupo a estos Presupuestos, porque los números nos dan, este Gobierno y las formaciones que le damos apoyo hemos sabido ser flexibles", afirmaba la parlamentaria del PNV Itxaso Berrojalbiz. "Esta vez, el acuerdo ha sido con EH Bildu, pero otros años hemos negociado y acordado con Elkarrekin Podemos y también con el Partido Popular; no nos hemos movido", valoraba la jeltzale.

La otra pata del Gobierno vasco en esta XII Legislatura, el PSE, también incidía en el ensanchamiento de la mayoría mas allá de los 38 escaños. "Es un Presupuesto que ha conseguido aunar voluntades y mayorías elevadas", celebraba la parlamentaria socialista Sonia Pérez.

En EH Bildu, por su parte, se presentaba el acuerdo como la única opción posible para mejorar un Presupuesto "que nacía aprobado", como expresó la parlamentaria Nerea Kortajarena, que en todo caso advertía: "Este Gobierno nos tendrá encima, seremos muy exigentes con toda su actividad, y por supuesto vigilaremos que se cumpla el acuerdo alcanzado", señaló Kortajarena, quien subrayó que "todos nos hemos movido, eso es hacer política".

Desde Elkarrekin Podemos-IU, su portavoz, Miren Gorrotxategi, incidía sobre todo en las carencias que en materia de salud presentan a su juicio estas Cuentas, pero aludía también a necesidades en materia de educación y protección social, al igual que el representante de IU Iñigo Martínez. Gorrotxategi, además, lanzaba un mensaje a EH Bildu. Su "movimiento tacticista de corto plazo" muestra el aval de los soberanistas a "los recortes". "Podría decirse –concluyó– que por un cálculo electoral dejan de lado la defensa de los derechos de los ciudadanos".

ENMIENDAS


Por su parte, el parlamentario de PP+Cs, Luis Gordillo, afeaba al Gobierno que no hubiera aceptado ni una de las 1.500 enmiendas que presentó tras una negociación a la que no se les invitó, dijo, "con buena fe". "Se ha hecho la nueva mayoría con EH Bildu, veremos cuál va a ser el proyecto político y el proyecto económico", aseguró.

Por último, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, que no votó los Presupuestos por "motivos ajeno a su persona", según fuentes del partido, habló de "los delirios ideológicos de las élites globalistas", de la "nueva religión climática" y de Gogora, "el instituto de la desmemoria"; y abogó por "recuperar la unidad de nuestra nación".

"El Gobierno contará con 13.108 millones, la herramienta más potente para afrontar esta situación"

"Agradezco a EH Bildu su voluntad de desarrollar una política útil en clave de acuerdo"

pedro azpiazu

Consejero de Hacienda y Economía


noticias de deia