Los críticos del PP rechazan una lista común liderada por González

Se confirman sus temores y el reparto de compromisarios castiga a Bilbao y prima a Getxo

15.04.2021 | 00:54
La presidenta del PP de Bizkaia, Raquel González, el día que presentó su candidatura a la reelección.

Dentro del proceso de renovación de las direcciones territoriales del PP en Euskadi, Bizkaia es el único territorio donde confrontarán dos listas, la de la actual presidenta Raquel González, que aspira a la reelección, y la del exportavoz popular en el Ayuntamiento de Bilbao, Luis Eguiluz. Y así será hasta el congreso convocado el 15 de mayo, pese al intento de su presidente autonómico, Carlos Iturgaiz, de evitar este choque. La razón es que su propuesta de acordar una "lista de integración" no era tal, según fuentes del sector crítico consultadas. Muy al contrario, se trataba de un "trágala" que pasaba de forma invariable por situar a González a la cabeza de dicha plancha para después ir sumando a miembros de ambas sensibilidades.

Ayer miércoles era el día previsto para que terminara el plazo para la presentación de candidaturas en el proceso vizcaino, aunque finalmente se ha prorrogado una semana más la recogida de avales. En cualquier caso, Raquel González y Luis Eguiluz cubren de sobra los 75 avales exigidos y afrontan una larga campaña en el mes exacto que queda hasta el congreso. Un escenario no deseado para Iturgaiz, que el pasado lunes afirmó que el partido está dispuesto a apoyar a ambos aspirantes para "hacer una candidatura de integración si es posible".

En una intervención telemática en el Fórum Europa-Tribuna Euskadi, el presidente del PP en la CAV argumentó que dicha plancha única es factible dado que "las diferencias no son de principios ni de ideología sino de equipos, de personas, de organización". "El PP de Bizkaia, el PP vasco y el PP de España" constituyen "una sola voz y un proyecto fortalecido", zanjó. Los críticos "niegan la mayor" y rechazan la propia existencia de ese ofrecimiento de una lista unitaria, debido a la exigencia de que esté liderada por González.

Pero la competencia de dos listas no es la única particularidad del proceso en Bizkaia. Al contrario que en Araba y Gizpukoa, donde se mantiene el sistema asambleario de votación según el cual todos los afiliados que lo deseen podrán elegir al candidato en sus respectivos congresos, en Bizkaia se ha regresado al modelo de compromisarios, que limita enormemente la participación de las bases. En la junta directiva celebrada ayer se confirmaron los temores de los críticos y el reparto de compromisarios no obedece al peso real de la afiliación en cada organización local. Como ejemplo más palpable de ello, citan que el distrito 6 de Bilbao, correspondiente a Abando e Indautxu y que aglutina al 30% de afiliados en Bizkaia, tendrá 37 compromisarios. En cambio, Getxo, territorio más favorable a González, contará con 60, casi el doble. "Es una manera un poco burda de manejar el congreso", lamentaron.

Además, de cara al cónclave de mayo se exigirá el pago de las cuatro últimas cuotas de afiliación, cuando hace cuatro años se fue flexible en este apartado. "Es una forma más de filtrar de forma interesada", censuraron los críticos.

noticias de deia