Junts recela de los acuerdos sobre los Mossos entre ERC y la CUP

Republicanos y anticapitalistas pactan una moratoria en el uso de proyectiles de foam

02.03.2021 | 01:01
Operarios reparan una entidad bancaria atacada en los disturbios del sábado.

La moratoria en el uso de proyectiles de foam por parte de los Mossos d'Esquadra que han pactado ERC y la CUP no ha sentado bien en el sector del Govern de Junts, que hasta el momento ha controlado la conselleria de Interior al mando de la Policía autonómica.

En esa línea, el propio conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, explicó el lunes que el debate sobre el modelo de orden público que él mismo propuso después de que una joven perdiera un ojo al recibir el impacto de un proyectil de foam, se debe hacer en el Parlament y no en el marco de las negociaciones de investidura.

"El debate sobre el modelo de orden público se tiene que hacer en el Parlament, no se puede hacer rápido ni a golpe de tuit. Tiene que ser sereno, que puedan intervenir todas las partes, y no solo las fuerzas que ahora pueden tener interés para formar Govern, no sería ni correcto ni esperable que en este debate se excluyera a los que han obtenido representación política en el Parlament", alertó Sàmper.

Por este motivo, el conseller insistió en desligar las exigencias de la CUP de la negociación por la investidura, en la que los anticapitalistas son claves para una mayoría independentista, ya que está convencido de que ahora "no es el momento para debatirlo".

El conseller evitó afirmar si consideraba viable aplicar esta moratoria que pide la CUP, porque, según subrayó, no forma parte del equipo negociador y nadie le ha hecho llegar la propuesta de los anticapitalistas, que también piden la disolución de la unidad antidisturbios.

En este sentido, Sàmper insistió que los Mossos d'Esquadra deben tener una unidad de orden público y que es el Parlament, y no una negociación de investidura, quien tiene que decidir con qué herramientas pueden actuar.

ERC y la CUP avanzan
 

Con la moratoria de los proyectiles de foam, ERC y la CUP dan un paso más hacia un acuerdo de investidura, sin saber todavía si los anticapitalistas optarán por entrar en el futuro Ejecutivo catalán en caso de que haya pacto independentista que debe contar también con Junts.

Respecto a lo acordado el lunes sobre el modelo de los Mossos d'Esquadra, desde la CUP concretaron que lo que hay es un compromiso con ERC para trabajar sobre las cuestiones relativas y que el acuerdo sellado entre ambas formaciones conlleva crear un equipo jurídico que se ponga a estudiarlo.

Entre los temas a abordar está también retirar a los antidisturbios de los desahucios y que la Generalitat deje de personarse en las acusaciones contra activistas.

A la espera de nuevos encuentros, la dirigente de la CUP Dolors Sabater explicó que esta semana tienen previsto volverse a reunir con los republicanos porque "urge dar respuestas, este país tiene problemas muy graves que deben abordarse".

Sobre los altercados de estas últimas semanas, considera que hay que fijarse en los motivos que llevan a los ciudadanos a salir a la calle a protestar: "Las chispas que estallan cuando hay malestar social es un fenómeno que pasa en todas las sociedades. Reducirlo a un tema de vandalismo, escandalizarnos y solo atacar esto, es absolutamente irresponsable", consideró la candidata anticapitalista en una entrevista en TV3.

"El debate sobre el modelo de orden público se tiene que hacer en el Parlament"

miquel sàmper

Conseller de Interior

 

noticias de deia