Villarejo ofreció sus servicios a Sacyr al tiempo que espiaba a su presidente para Repsol y CaixaBank

El excomisario llegó a pedir 75.000 euros a la constructora pero Luis del Rivero, presidente de la constructora, declinó la propuesta

17.12.2020 | 16:17
El excomisario Villarejo

El que fuera encargado de Seguridad de Sacyr Vallehermoso Rodrigo Alvarez Vázquez ha puesto a disposición del juez de la Audiencia Nacional que instruye la pieza 21 del caso 'Tándem' un informe que recibió del Grupo Cenyt, empresa del comisario José Manuel Villarejo, que no había pedido y por el que no pagó nada, en el que se incluía una propuesta presupuestaria por valor de 75.000 euros.

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, ese informe, que llevaba por nombre 'Proyecto Design', les llegó en septiembre de 2011, en un momento en el que el comisario también investigaba para Repsol y CaixaBank al presidente de la constructora Luis del Rivero. Sin embargo, otras fuentes sostienen que los trabajos de Villarejo para la energética no arrancaron hasta octubre.

Alvarez había sido citado hoy por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón en el marco de la pieza en la que se investiga el encargo realizado por Repsol y CaixaBank a Cenyt para abortar una operación de Sacyr que pretendía hacerse con el control de la energética en 2011. Este jueves también declaraban como testigos el que fuera presidente de Sacyr Vallehermoso Luis del Rivero y el antiguo director financiero de Repsol YPF Fernando Ramírez Mazarredo.

El juez acordó el pasado 23 de noviembre la imputación del director de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Araujo, el ex jefe de Seguridad de CaixaBank Miguel Ángel Fernández Rancaño y el ex subdirector de Seguridad de Repsol Rafael Girona Hernández por los presuntos delitos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos en relación a un proyecto al que Villarejo bautizó 'Poyecto Wine'.

"Los servicios contratados (...) tendrían como objetivo salvaguardar los intereses de ambos clientes --la entidad y la energética--, que aparecen como aliados empresariales en un contexto de pugna entre accionistas de referencia en Repsol YPF SA para tomar el control de la compañía", explicaba el magistrado en el auto de imputación.

El juez señalaba que Sacyr habría llegado a un acuerdo con la petrolera mexicana Pemex, otro de los grandes accionistas de Repsol, para hacerse con el control del consejo de administración presidido por Antonio Brufau.
Una maniobra que fue detectada por Repsol que, con la ayuda de CaixaBank, paralizó de manera temporal el desarrollo del plan elaborado por Luis del Rivero retirándolo de la presidencia de Sacyr Vallehermoso, y haciendo lo mismo con su hijo y con uno de sus colaboradores claves, Rodrigo Álvarez Vázquez, que era el encargado de Seguridad.

A dos bandas

Según fuentes jurídicas presentes en las declaraciones de este jueves, el exjefe de Seguridad de Sacyr habría explicado que mantuvo varias reuniones con el comisario --en prisión provisional desde noviembre de 2017-- y que llegó a recibir un documento de 11 páginas en el que se añadía esa propuesta económica y en el que alertaría de que se estaba espiando a Del Rivero.

Por su parte, Del Rivero también ha explicado ante el juez que fue en ese mes de septiembre cuando el comisario jefe de la UCAO Enrique García Castaño les ofreció los servicios de Cenyt apuntándoles que tenían problemas en la guerra por el control de la petrolera y que sería bueno contar con los servicios de la empresa del comisario Villarejo. Desde Sacyr declinaron el ofrecimiento de Cenyt, pero a pesar de eso, habrían mantenido una reunión más con el comisario en un restaurante de Pozuelo.

Tras ese contacto, o en paralelo --según versiones de diferentes fuentes--, Villarejo coincide en la festividad de la Policía en octubre de 2011 con el director de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Araujo --también imputado en esta causa-- y éste le pregunta si está trabajando para la constructora. Tras esto, Alvarez recibe la llamada de García Castaño acusándole de que se había ido de la lengua y que era un mal compañero.

Con todo, la jugada no habría sido perjudicial para Cenyt porque tras esa coincidencia en la fiesta, Repsol decide contratarles con la intención de que Sacyr no se haga con sus servicios. Araujo señaló el martes ante el juez que también les fichan porque es una empresa con prestigio y reputación, al menos por aquel entonces.

"Me pusieron un troyano"

Durante la comparecencia de Del Rivero, éste habría señalado según estas mismas fuentes que no fue consciente de que hubiera sido espiado o vigilado, aunque sí ha recordado que allá por marzo o abril de 2012 le hackearon el ordenador --"me pusieron un troyano"--, por lo que encargó a su jefe de Seguridad que contratara a una empresa especializada para solucionar el problema y decidió no denunciar el hecho porque la información que contenía no era relevante.

Por su parte, Ramírez Mazarredo, que según los informes entregados por Cenyt habría sido también objeto de seguimiento, ha explicado ante el magistrado que en diciembre de 2010 abandonó Repsol pero que siguió colaborando como consultor. También ha indicado que cuando sucede el intento de Pemex y Sacyr de hacerse con la compañía, el propio Brufau le encomienda la misión de que discretamente se encargue de contactar con la petrolera mexicana para intentar abortar la operación conjunta.

Pero ese encargo se trunca a los pocos días porque se produce una filtración en la que se indicaba que estaba en México hablando con directivos de Pemex. En el seno de la energética sospecharon que se había producido una filtración al más alto nivel en Repsol.

River, LR o RÍO

Cabe recordar, que según el auto del juez, el principal objetivo del 'Proyecto Wine' era Del Rivero (al que se le denomina LR, Rio o River), pero también se espió a su esposa Natividad Martínez, a Rodrigo Álvarez (al que llamaban Cid), y a Fernando Ramírez Mazarredo (denominado Maza). Asimismo, se interesó recabar información de Pemex, que días antes de conocerse la estrategia de Sacyr realizó una compra de acciones de Repsol.

El encargo se realizó al Grupo Cenyt y se debía ejecutar durante los últimos meses de 2011 y durante la primera mitad de 2012. Tal y como recuerda el magistrado, Villarejo en esa fecha aún era comisario del Cuerpo Nacional de Policía en activo destinado en comisión de servicio en la Dirección Adjunta Operativa (DAO).

Durante el tiempo que Cenyt trabajó en este asunto, y según consta en los oficios de Asuntos Internos, redactaron hasta seis informes y se registraron varias 'charlas' con los clientes (Araujo y Fernández Rancaño).

noticias de deia