Presidenta del gobierno de Nafarroa

María Chivite: "Bildu ha decidido ser útil y la derecha navarra, todo lo contrario"

03.12.2020 | 01:09
María Chivite.

Hoy, Día de Nafarroa, Chivite llama a la prudencia de cara a la Navidad ante la pandemia y se congratula de poder sacar adelante las Cuentas con el nuevo respaldo de EH Bildu

¿Qué mensaje envía a la población de cara a Navidad?

—De prudencia. El coronavirus no está superado y hasta que no tengamos la vacuna vamos a tener que vivir con estas normas de restricción de nuestra vida social. Quiero que afrontemos el nuevo año con esperanza pero es más importante que en la Navidad de 2021 no nos falte nadie.

¿Qué relación deja este intenso año entre los socios que componen el Gobierno navarro?

—El balance es más que positivo, hemos conseguido sacar adelante muchísimas iniciativas legislativas, nueve decretos forales y ahora los Presupuestos. Todos los proyectos que hemos tenido como Gobierno hemos sido capaces de sacarlos adelante. ¿En momentos puntuales hay discrepancias? Evidentemente, somos distintos partidos los que formamos parte de este Gobierno, pero siempre solventados sobre la marcha.

Presupuestos en vías de aprobación con el apoyo de EH Bildu.

—Yo siempre he defendido que hay que mirar el qué, no tanto el con quién. El acuerdo está basado en cuestiones que todos podemos compartir: sanidad, conciliación, cuestiones culturales... Sacamos un Presupuesto que tiene dos pilares fundamentales: el primero, afrontar lo que nos queda de pandemia, que por lo menos va a ser todo el primer semestre de 2021, y dos, la reactivación económica de nuestra comunidad. En estos Presupuestos no tengo ninguna duda de que cabemos todos los partidos políticos.

Hay voces críticas en el Partido Socialista sobre el acuerdo con EH Bildu. ¿Cuál es su impresión como presidenta?

—Hay que hacer esa labor pedagógica de explicar el contenido del acuerdo. Yo sigo defendiendo que lo importante es el contenido. Y creo que nadie puede estar en desacuerdo con ello.

Con unas segundas Cuentas a punto de firmarse, es difícil no calificar a EH Bildu de socio prioritario.

—EH Bildu decidió seguir hablando con el Gobierno foral como veníamos haciendo desde marzo. Hay un acuerdo con ellos presupuestario. No un acuerdo de Gobierno. Hay que saber diferenciar. Son dos cosas diferentes.

Su socio Geroa Bai dice que marca una tónica de legislatura.

—Es un acuerdo presupuestario para el año 2021, yo ahí lo enmarco. Como fue un acuerdo presupuestario para 2020. Este Gobierno tuvo muy claro desde el principio su empeño por el diálogo, es nuestra fortaleza.

¿Le sorprendió el anuncio de EH Bildu de que iba a apoyar los Presupuestos Generales del Estado?

—Yo creo que EH Bildu está en estos momentos en una situación facilitadora porque ha entendido la situación excepcional que estamos viviendo. Ha decidido ser útil y tener influencia, y sin embargo la derecha navarra ha decidido lo contrario, no va a poder colocar nada en los Presupuestos Generales del Estado ni en los Presupuestos Generales de Navarra. Se ha autoexcluido de unas Cuentas que son absolutamente necesarias para afrontar la situación que tenemos. Y está haciendo una ruta por los medios de comunicación a nivel nacional o en el Congreso vendiendo una imagen de nuestra comunidad poco menos que guerracivilista, cuando nada más lejos de la realidad. Desde luego, flaco favor hacen a la convivencia, a la imagen reputacional, o a la llegada de inversiones a Navarra. Más allá de esto. ¿Cuál es la aportación política que Navarra Suma está haciendo a la Comunidad foral? No ha conseguido influir ni ser útil.

La armonización fiscal ha entrado en el debate político. Eso coloca al régimen foral en el disparadero.

—Hay muchísimo desconocimiento de lo que tiene que ver con los fueros y con nuestro Convenio. Nosotros tenemos muchísima más presión fiscal que muchas otras comunidades, sobre todo en lo que tiene que ver con el IRPF en tramos altos. Otra cosa es lo que está haciendo Madrid, dumping fiscal, y esto lo han dicho dirigentes de todas las formaciones políticas, y de hecho Ciudadanos también lo ha dicho en alguna ocasión. Ciudadanos siempre ha estado en contra del régimen foral de Navarra.

Pedagogía que parece insuficiente desde el momento que socialistas como Javier Lambán o Ximo Puig también manifiestanreservas.

—Pues es un absoluto desconocimiento de la realidad, porque sinceramente nuestra presión fiscal es mayor que la de Aragón. Yo creo que a veces es hablar por no callarse, sinceramente. Y es un desconocimiento de nuestro régimen foral.

Se perfila cada vez más un contraste entre José Luis Rodríguez Zapatero alineado con Pedro Sánchez, y Felipe González, muy crítico. ¿Qué opinión le merece este asunto?

—Hay que reconocer la gran aportación política de Felipe González como presidente del Gobierno. El PSOE de ahora es lo que es gracias a lo que fue. Pero el momento político actual no tienen nada que ver con el de los años ochenta. No me gusta que las discrepancias políticas entre compañeros sean públicas. Creo que los que están ahora dirigiendo el partido, cada uno desde su ámbito, merecemos todo el respeto de nuestros compañeros. Y cuando hay discrepancias, que las hay, porque no siempre estamos de acuerdo en todo, se tienen que hablar en los ámbitos en los que se debe hablar.

Nos dijo a finales de agosto que la renovación del Convenio podría ajustarse entre septiembre y octubre, y estamos en diciembre y la casa sin barrer.

—Bueno, yo creo que ahora lo que urge es sacar los Presupuestos en el Estado y aquí, y luego ya vendrá todo el tema de los ajustes. Es verdad que con la pandemia ha habido muchos retrasos en cuestiones que teníamos pendientes con el Gobierno de España, pero no tengo ninguna duda de que acabarán solventándose.

¿Cómo afronta el reparto de los fondos europeos?

—Hemos hecho bastante tarea. Hicimos el Plan Reactivar Navarra y ya estamos hablando con los ministerios y con Moncloa para contarles nuestros proyectos, bien trabajados, y muy en coherencia y alineados con los objetivos que nos planteábamos para la legislatura: fortalecimiento de los servicios públicos, transformación digital, economía circular, sostenibilidad, energías renovables...

Tema transferencias. Tráfico: ¿En qué punto estamos?

—Faltaban los últimos detalles por parte de la Hacienda estatal, porque la transferencia tiene su reflejo en la aportación al Convenio, porque si asumes la competencia, evidentemente tienes que dejar de aportar. Me gustaría cerrarlo antes de acabar el año.

Cuestión perenne en la agenda política navarra, el TAV. A este ritmo de inversiones, no lo veremos.

—Hay unos PGE con alrededor de 60 millones para esta infraestructura, y me consta también que el Gobierno de España quiere presentar todo lo que tiene que ver con el corredor cantábrico mediterráneo donde Navarra está incluida, para meterlo en proyectos europeos. Ahí tengo esperanza de que se acelere esta infraestructura.

El Día de Nafarroa se celebrará hoy muy pegado a la realidad.

—Evidentemente, porque la medalla de Oro de Navarra la va a recibir el personal sanitario y sociosanitario. Han sido los máximos protagonistas estos meses. Será un mensaje de agradecimiento a este colectivo y a otros, también esenciales.

"Navarra Suma no ha querido aportar nada ni en el Estado ni aquí, vende una imagen guerracivilista que es irreal"

"Quien dude de nuestro régimen fiscal solo puede ser por desconocimiento, a veces es hablar por no callarse"


noticias de deia