Reunión de presidentes autonómicos

Urkullu insiste en el uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados: "A mayor movilidad, más mascarillas"

El lehendakari ha pedido a Sánchez trabajar un nuevo marco legal para la "cogobernanza"

17.05.2020 | 13:51
El uso de mascarillas ya es obligatorio en el transporte público

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha propuesto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, comenzar a construir "un nuevo marco legal" que permita afrontar las situaciones generadas por la crisis sanitaria del COVID-19 "integrando el modelo de cogobernanza".

En su intervención en la décima videoconferencia de presidentes autonómicos con Sánchez durante la crisis sanitaria, Urkullu también ha abogado por usar mascarillas en espacios cerrados, "reconsiderar" franjas horarias de salida a la calle, flexibilizar aforos hasta el 50 % en hostelería y eventos culturales y favorecer la educación presencial.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante la reunión de presidentes autonómicos. EFE

El lehendakari ha concluido con una propuesta de "más largo alcance" al considerar que se vive "una situación única, insólita" y "desconocida" contando con "unos instrumentos jurídicos y legales que no se corresponden con el tiempo y el modelo de Estado actual".

Ha planteado, por ello, que "con el tiempo suficiente y la necesaria antelación, se pueda comenzar a construir un nuevo marco legal que permita afrontar estas situaciones integrando el modelo de cogobernanza que debemos desarrollar ya", ha dicho.

Según ha añadido, "en Euskadi seguimos sin comprender lo que está sucediendo -de lo que se nos dice como acordado a lo que realmente es- en Políticas Activas de Empleo, Ingreso Mínimo Vital y Educación".

El lehendakari ha recordado que en Euskadi se ha aplicado "un plus de prudencia" en la primera semana de la fase 1 de la desescalada al limitarse la movilidad al ámbito del término municipal y los colindantes para evitar un clima de relajación de las medidas de seguridad.

La necesidad de prudencia se ha visto corroborada, según ha dicho, por "algunos comportamientos" vistos en "muchas terrazas".

Ha señalado que el mantenimiento de la tendencia sostenida en el descenso de casos positivos por COVID-19 permite avanzar y que desde mañana los desplazamientos se puedan extender a todo el ámbito del territorio histórico en el que se tenga fijada la residencia.

El lehendakari ha defendido que "a más movilidad mayor debe ser la responsabilidad de prevención individual", así como el uso de mascarillas.


USO DE MASCARILLAS

Además del establecimiento de un criterio general para regular su uso, ha propuesto la utilización de mascarillas en actividades que se realicen fuera del domicilio en espacios cerrados o cuando no se puedan mantener distancias de seguridad.

Asimismo, ha defendido flexibilizar las restricciones de aforo en la segunda fase hasta el 50 % en el ámbito de los eventos culturales o en hostelería.

Ha pedido, igualmente, la "reconsideración" por parte del Gobierno español de las franjas horarias para salir a la calle, incluso en la fase 1 de la desescalada, manteniendo las reservadas para las personas mayores y los colectivos de riesgo.

En la reunión, el lehendakari también ha defendido permitir la práctica del turismo "activo y de naturaleza", lo que incluye actividades como el senderismo, de forma "libre y segura" en el entorno natural -según ha indicado, hasta ahora se ha requerido la mediación de una empresa dedicada a esa actividad-.


VUELTA A LAS AULAS

Ha defendido, igualmente, que se favorezca la actividad educativa presencial y ha recordado que el Gobierno vasco ha puesto "un especial empeño" en iniciar esta actividad -atrasada hasta el 25 de mayo- en los cursos de cambio de ciclo o de preparación de la selectividad.

Urkullu ha considerado, además, que la educación presencial, "cumpliendo los estrictos protocolos que hemos enviado a los centros, es imprescindible para contrarrestar la desigualdad del alumnado más vulnerable".

El lehendakari ha señalado que en Euskadi va a seguir siendo prioridad la crisis sanitaria, aunque "crece también -ha evidenciado- la preocupación por responder a las consecuencias en la actividad económica y el empleo".

Se entra, a su juicio, "en un delicado proceso en el que se ponen en juego dos objetivos de altísimo valor: salud, prosperidad y bienestar" y en el que hay que tomar decisiones "difíciles" teniendo en cuenta las consecuencias para la salud de un rebrote del virus por un exceso de confianza.

Ha señalado que, además, la situación ha de gestionarse con informes que "tomados puntualmente ofrecen lecturas distorsionadas en relación al análisis de las tendencias" .

Ha pedido, en este sentido, que se limite "la utilización pública continuada, o que expliquemos bien la mención de indicadores o parámetros como, por ejemplo, test masivos, rápidos, R0, Rt,.. para su gestión por parte de los profesionales y responsables sanitarios".

"Si ya para ellos es difícil la gestión de los mismos en función de la evolución sanitaria, el resto de los humanos no hacemos más que confundir la cuestión y, no pocas veces, de manera interesada", ha sostenido.

A continuación, la intervención del lehendakari: