EH Bildu muestra su "sorpresa" y "dudas" ante la fecha de julio

La oposición critica que el lehendakari piense en elecciones en plena emergencia

25.04.2020 | 10:38
La candidata a lehendakari de EH Bildu, Maddalen Iriarte, a su llegada ayer al Parlamento Vasco.

La opción de que las elecciones vascas se celebren durante el mes de julio que el lehendakari Iñigo Urkullu puso ayer encima de la mesa ha pillado con el pie cambiado a los grupos de la oposición, que no dudaron en expresar su "sorpresa" por las pocas certezas que creen que existen a día de hoy para saber si la situación sanitaria permitirá que los comicios sean en verano.

Así, los partidos de la oposición coinciden en que es muy pronto para poder fijar un día para ir a las urnas y critican que el lehendakari esté pendiente de la convocatoria electoral en lugar de dedicar el 100% de los esfuerzos a la lucha contra el covid-19. Lamentan también que desde el Gobierno vasco no se les haya informado sobre la hipótesis de julio y piden que la fecha final sea consensuada entre todos los grupos parlamentarios.

En esta línea, la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, expresó ayer en la Cámara su "sorpresa" por el anuncio de Urkullu y opinó que es demasiado pronto para sacar a relucir la convocatoria de elecciones. Iriarte cree que, pese a la "anormalidad política" existente con el Parlamento disuelto y los comicios aplazados, no es todavía el momento de hablar de urnas al no haber remitido la emergencia sanitaria. La dirigente abertzale argumenta que la ciudadanía no está todavía preparada y se desconoce si en julio las condiciones higiénicas serán suficientes para una convocatoria electoral.

Por todo ello, Iriarte llamó a centrar los esfuerzos en el plan de desconfinamiento para Euskadi, que cree que debe ser consensuado entre todas las formaciones políticas vascas. Asimismo, no dudó en criticar la "centralización" del estado de alarma por parte del Gobierno español, y reclamó más autonomía para que la CAV desarrolle su propia desescalada. Finalmente, trasladó al lehendakari que tendrá el apoyo de EH Bildu en esa senda.

En términos similares se pronunció el representante de Elkarrekin Podemos, Jon Hernández, que pidió a Iñigo Urkullu que no se centre en "campañas electorales" y que convoque con inmediatez una mesa para abordar la crisis y la reconstrucción. En relación a los comicios, el parlamentario morado reprochó al Gobierno vasco que plantee desde ya una fecha concreta sin haberla consensuado, y dijo al lehendakari que tenga "cuidado", porque es "aventurado" pensar que en julio se darán las condiciones para acudir a las urnas. Por último, Hernández culpó a Lakua de "marginar y despreciar" a la oposición y a los agentes sociales, mostrando una actitud "altiva" y "aliándose" con la patronal Confebask y el poder económico, aunque se quedó a la espera del "cambio de rumbo" que anuncia Urkullu en relación al diálogo.

Por su parte, el PP de la CAV se centró más en la situación sanitaria y pidió a Urkullu que concrete qué comité de expertos científico le ha aconsejado celebrar los comicios antes de agosto. Asimismo, su portavoz Carmelo Barrio criticó la escasez de test y la falta de medios materiales de protección para el personal de Osakidetza. Barrio también lamentó los problemas en Lanbide a la hora de gestionar las ayudas y presaciones a autónomos y reclamó un plan inmediato para la vuelta a la normalidad y la reactivación económica y laboral. "Todo debería haber funcionado mejor", opinó sobre la gestión del Gobierno vasco, al que acusó de dar "bandazos" y no generar confianza en la ciudadanía.

"Profetas de la calamidad"


Por último, el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, cargó contra la actitud de los partidos de la oposición, a quienes tachó de "profetas de la calamidad" por centrarse en la crítica en lugar de ayudar a la lucha contra el covid-19. "Hay que vencer al virus, hay que atacar al virus; no al PNV o al lehendakari", expresó. En contraposición al discurso de los grupos de la oposición, Egibar destacó la "solidez" de los servicios públicos vascos y la capacidad de Osakidetza para dar respuesta a la crisis y adaptarse a los "nuevos desafíos".

noticias de deia