Alerta mundial por el coronavirus

EH Bildu acusa a Urkullu de reaccionar "tarde y mal" y propone más ayudas y suspender alquileres y facturas

Iriarte reitera sus reproches al "obsceno" rechazo del Gobierno vasco y Confebask al cese de toda actividad no esencial

02.04.2020 | 11:14
Maddalen Iriarte en una imagen de archivo.

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, ha reprochado al lehendakari, Iñigo Urkullu, que haya reaccionado "tarde y mal" ante la pandemia de coronavirus, y ha denunciado que la escasez de equipos de protección para sanitarios demuestra que Osakidetza "no estaba preparada" para afrontar un desafío de estas características.

Además, en el ámbito socioeconómico, ha propuesto medidas como el acceso de los trabajadores que han perdido sus empleos a las ayudas sociales, el incremento de las subvenciones para pequeños negocios, o la suspensión de los cobros de alquileres o de las facturas del suministro energético y de agua.

Iriarte ha censurado este jueves, en el inicio de la sesión telemática del Parlamento Vasco a la que Urkullu ha sido citado para explicar su gestión de esta crisis, la forma en la que el Gobierno vasco está reaccionando ante el desafío que supone la pandemia.

La portavoz de EH Bildu ha sido la primera en intervenir en esta sesión, dado que la comparecencia de Urkullu en esta sesión informativa de la Cámara se ha producido a petición de la coalición soberanista.

En este primer turno de intervenciones, Iriarte ha acusado al Ejecutivo de haber reaccionado "tarde y mal" frente a la crisis. Como ejemplo, ha citado la situación del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza. Iriarte ha denunciado que la falta de medios de protección frente al contagio que padecen los profesionales sanitarios demuestra que Osakidetza "no estaba preparada" para responder a esta situación.

"Osakidetza estaba preparada, se nos dijo. Se anunció la compra de Equipos de Protección Individual. ¿Dónde están?", se ha preguntado. La representante de EH Bildu ha criticado que, pese a los anuncios realizados en sentido contrario, la escasez de EPI hace que los sanitarios deban recurrir a "lavar y reutilizar" estos equipos de protección, "sin garantías de ninguna clase".

Iriarte ha afirmado que "no tiene ningún sentido" que la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, "anuncie que está interviniendo para que sectores productivos no esenciales dispongan de EPI", mientras en Osakidetza se están produciendo situaciones como las descritas en su intervencion.

"Estamos viendo profesionales que se protegen con bolsas de basura, que improvisan pantallas de protección facial con viseras de deporte, que ven cómo las batas impermeables se sustituyen por otras de celofán. ¿Osakidetza estaba preparada, señor, Urkullu?", se ha preguntado.

Además, ha advertido de que no se puede "bajar la guardia" pese a que las cifras sobre contagios puedan mejorar. Iriarte ha subrayado que es necesario "tratar de averiguar por todos los medios" el motivo de que, cuando ya han pasado más de dos semanas desde que se decretó el confinamiento de la población, continúan produciéndose cada día centenares de nuevos contagios. Por otra parte, ha reclamado un plan específico contra la pandemia para las residencias de personas mayores.

Iriarte ha reiterado sus críticas al "obsceno" espectáculo que están ofreciendo el Gobierno autonómico y de la patronal Confebask con su rechazo a la decisión del Ejecutivo central de paralizar toda actividad económica no esencial para reforzar las medidas de prevención frente a posibles contagios de covid-19.

POCO "CONMOVIDOS"
 

La parlamentaria se ha mostrado "atónita" por el discurso que mantienen el Gobierno vasco y Confebask, a los que ha reprochado que ahora alerten de los "supuestos males" que acarreará este cierre de actividad, cuando, en el momento en el que se decretó la suspensión de la actividad de pequeños negocios de ocio o restauración, "no parecían muy conmovidos". También les ha reprochado que no dijeran "nada" cuando centenares de empresas presentaban Expedientes de Regulación Temporal de Empleo "y mandaban a sus trabajadores al paro".

"Un poco de mesura, por favor; porque les recuerdo que durante la fase de confinamiento siguen produciéndose centenares de contagios, la gran mayoría en gente en edad laboral", ha manifestado Iriarte.

La portavoz de EH Bildu, en referencia a las medidas de flexibilización que se han introducido finalmente al decreto de paralización de las actividades no esenciales, ha acusado al Gobierno vasco y a Confebask de haber "abierto la puerta de atrás para trampear el confinamiento", algo que "puede tener consecuencias irreparables", que serán "responsabilidad" del Gobierno vasco.

También ha afirmado que "no es cierto" que, tal y como mantienen el Ejecutivo y la patronal, este cierre global de la actividad sea una medida que vaya a causar un impacto negativo irrecuperable sobre la economía. "El daño irremediable a la economía lo provocamos si alargamos esta situación", ha manifestado, en referencia a la repercusión que tendría la prolongación de la pandemia.

"Mantenernos con casi 500 nuevos infectados cada día por no parar ahora nos va a llevar a estar muchos meses a medio gas. Parar todo lo que se pueda parar nos va a hacer superar la pandemia mucho antes, y antes podremos reactivar la industria y recuperar el empleo", ha añadido.

PLAN DE CHOQUE
 

Al margen de los reproches al Gobierno, la representante de EH Bildu ha planteado la puesta en marcha de un plan de choque para paliar las consecuencias socioeconómicas de esta crisis. Entre otras propuestas, ha planteado medidas como el acceso de los trabajadores que han perdido sus empleos a las ayudas sociales, el incremento de las ayudas para pequeños negocios, o la suspensión de los cobros de alquileres o de las facturas del suministro energético y de agua.

En este sentido, ha afirmado que "ninguna institución pública debería cobrar ningún alquiler ni ningún suministro durante la crisis, tampoco el agua". En el caso de las empresas privadas, ha afirmado que los grandes bancos, así como las compañías eléctricas, de gas, o telefónicas tienen ahora "la gran oportunidad de demostrar si les importan algo sus clientes". "Tomaremos nota todos", ha advertido.

También ha pedido medidas que den respuesta a quienes han de pagar un alquiler o una hipoteca, así como permitir que los trabajadores afectados por ERTE puedan complementar sus ingresos con la RGI.

De igual manera, considera necesario impulsar ayudas "mucho más ambiciosas" para los pequeños negocios que han tenido que cerrar y para los trabajadores autónomos que han tenido que parar su actividad. Según ha afirmado, las medidas de apoyo que ha aprobado hasta ahora el Gobierno autonómico "dejan fuera al 99.4% de los trabajadores por cuenta propia".

Por otra parte, ha pedido al Gobierno vasco que aporte ayudas directas para contribuir al mantenimiento de la estructura y plantilla de las empresas, siempre que las compañías a las que se vayan a destinar estas subvenciones no recurran a los ERTE "y apuesten por mantener todos sus contratos".