El enfado de Torra con Torrent por no defenderle agudiza el cisma soberanista

Ciudadanos había tildado de "okupa" al president, a quien ERC acusó además de menospreciar la mesa de diálogo

05.03.2020 | 01:29
El líder de C's en el Parlament, Carlos Carrizosa, se dirige a Quim Torra con descalificaciones en la sesión de control en el Parlament. Foto: Efe

– El distanciamiento entre JxCat y ERC, cada vez más evidente y agravado por el clima de precampaña, quedó ayer constatado con un nuevo episodio que profundiza en su ruptura y que tuvo como protagonistas a Quim Torra y Roger Torrent. Amparándose en el caso de Andrés Betancor, que entre 2017 y 2019 formó parte de la Junta Electoral Central (JEC) mientras estaba en nómina de Ciudadanos, el president solicitó que se recupere la ley de la Sindicatura Electoral para que "no se dependa de la JEC", y, luego, reclamó al presidente del Parlament que se reconsidere la decisión de retirarle el escaño. Fue entonces cuando el Jefe del Govern se indignó después de que Carlos Carrizosa, presidente del grupo parlamentario naranja, le tachara de ser "un okupa" al entender que su condición de diputado le impide seguir al frente de la Generalitat. Descalificación ante la que Torra protestó airadamente lamentando que Torrent no saliera en su defensa. Para colmo, Sergi Sabrià, líder de ERC en la Cámara, puso en duda el compromiso del president con la mesa de diálogo.

El cruce de agrios reproches entre las dos fuerzas soberanistas no cesa. Tras tildar de "aberración ética y moral" los lazos de Betancor con C's y de Carlos Vidal con el PP, que a su juicio ponen "bajo sospecha" todas las resoluciones de la JEC, incluida la que le retiró el escaño, Torra retó a Torrent a desdecirse de su decisión de acatar la pérdida de su condición de diputado. "Ahora que ya sabemos cómo se ha llegado a esta resolución y cómo estaban viciadas estas resoluciones, porque eran una persecución política contra el independentismo, le pido, presidente, en base a la votación del 4 de enero, que reconsidere la decisión de retirarme el escaño y pueda volver a tener todos los derechos como diputado de esta Cámara", requirió el Jefe del Govern. Pero el líder republicano hizo caso omiso y se limitó a dar la palabra a Carrizosa. "Usted es un okupa. Váyase a su casa de una vez, señor Torra, y desbloquee la política catalana", espetó el dirigente naranja. A lo que el president replicó a Torrent: "Lamento que en esta Cámara se insulte impunemente, lo lamento mucho, y que usted no proteste. Se me acaba de llamar okupa", verbalizó visiblemente enfadado Torra, que se negó a usar su turno de réplica durante la sesión de control. "No seguiré por dos razones: porque se me insulta y porque no ha habido ninguna pregunta". El presidente del Parlament no recogió el guante y, sin hacer más comentarios, dio paso al siguiente punto del orden del día.

Minutos antes, el republicano Sabrià recriminó a JxCat los reproches a la mesa de diálogo en el acto del sábado en Perpinyà, destacando que en Moncloa Torra "lideró la delegación catalana en la mesa", y solo tres días después "su espacio político menospreciaba públicamente esta herramienta, debilitando" así la "posición" de la Generalitat. "No entendemos, president, cómo en un mismo espacio político se pueden sentar y defender la autodeterminación y la amnistía, pero unas pocas horas después se puede cargar con dureza y amargura" contra esa misma herramienta, censuró el dirigente de ERC. Atónito por el tono empleado por Sabrià, Torra evitó desmarcarse de la consellera Clara Ponsatí, que en ese acto calificó la mesa entre gobiernos de "engañifa". "A mí no me sobra nadie en el movimiento independentista", recordó.

 

Salir de la mesa con la fecha. Quim Torra instó a ERC en la sesión de control a no mostrar una postura de "candidez" respecto a la mesa de diálogo y a no generar falsas expectativas, a la vez que aseguró que su intención es salir de ese foro con una fecha fijada para celebrar el referéndum de autodeterminación. El president aseguró que el independentismo comparte objetivo –el ejercicio de ese derecho y la amnistía– y que, pese a que miren la mesa bilateral con "prudencia y escepticismo", quieren seguir trabajando en ella para conseguir esa meta. "La mejor salida, la que queremos, la que lucharemos es salir de esta mesa de negociación con una fecha para el referéndum", recordó Torra a Esquerra, lamentando que desde el Gobierno de Pedro Sánchez aún no se han puesto posibles soluciones al conflicto.

"Lamento que en esta Cámara se me insulte impunemente y que usted [por Torrent] no proteste"

quim torra

President de la Generalitat


noticias de deia