en materias con competencias

Euskadi e Iparralde estrechan lazos para colaborar ante los retos e intereses comunes

Iñigo Urkullu y Jean-René  Etchegaray firman un memorando de cooperación institucional

09.02.2020 | 17:48
El lehendakari Urkullu y Jean Renè Etchegaray cerraron ayer el acuerdo con un apretón de manos.

Iñigo Urkullu y Jean-René  Etchegaray firman un memorando de cooperación institucional

BILBAO - Euskadi e Iparralde están desde ayer institucionalmente vinculados para trabajar y colaborar conjuntamente en las materias sobre las que tienen competencias el Gobierno vasco y la Mancomunidad de Iparralde. Iñigo Urkullu y Jean-René Etchegaray firmaron ayer el Memorando de cooperación que establece la base común para cooperar en los retos comunes de ambas instituciones en los ámbitos social, económico, cultural, económico y político.

El Gobierno vasco ha cerrado un puñado de acuerdos de cooperación en varios países europeos y americanos, entre ellos Gales, Quebec, Cundinamarca (Colombia), Aquitania, Flandes, Baviera, Querétaro (México) y Jiangsu (China), pero el acuerdo con la Mancomunidad de Iparralde tiene un significado especial para el Ejecutivo de Urkullu no tanto por el simbolismo que representa como por los efectos prácticos que una colaboración entre dos territorios continuos.

El acuerdo permitirá estrechar lazos y abrir una nueva etapa de trabajo institucional para dar respuesta a los retos comunes y reforzar las relaciones bilaterales a través de proyectos compartidos de mutuo interés. "Esta vía de cooperación contribuye a afrontar de manera más efectiva los retos globales en el marco de la Unión Europea; retos sociales, económicos, institucionales y politicos", subrayó el lehendakari Urkullu en el acto de firma celebrado en el Palacio de Ajuria Enea.

Tras afirmar que este acuerdo supone el inicio de una nueva etapa de trabajo institucional, el jefe del Ejecutivo vasco se comprometió a movilizar todo el esfuerzo de su gobierno para "promover iniciativas transfronterizas que fomenten la convivencia y la vida en comunidad".

Tampoco el presidente de la Mancomunidad de Iparralde podía esconder su satisfacción por el acuerdo alcanzado y señaló que "estamos unidos, podemos hablar con la misma voz de grandes temas para la ciudadanía como son la economía, la movilidad, la vivienda y también nuestra cultura común, la vasca, y nuestra lengua común". El también alcalde de Baiona destacó que Euskadi e Iparralde comparten "la misma voluntad política de hacer avanzar juntos proyectos y reforzar lazos desarrollando estrategias compartidas y proyectos de cooperación ambiciosos".

La Mancomunidad de Iparralde fue fundada el 1 de enero de 2017 fruto de la fusión de las diez mancomunidades comarcales que funcionaban hasta entonces en los 158 municipios de Lapurdi, Baxe Nafarroa y Zuberoa. La primera institución de Euskadi norte cuenta con un presupuesto propio cercano a los seiscientos millones de euros para gestionar cuestiones como el desarrollo económico, los transportes, la recogida de residuos o la política lingüística a favor del euskera y del gascón.

Pese a tener una competencias limitadas y no poder ser equiparada a un departamento, una región o una autonomía, la Mancomunidad ha tomado cuerpo institucional en estos casi tres años de vida y empieza a convertirse en un agente importante en el día a día de la ciudadanía de Iparralde y en la actividad transfronteriza con Euskadi. Etchegaray reconoció que las realidades jurídicas de ambos territorios no son las mismas, pero incidió en que la voluntad de acuerdo es lo importante. "Si hoy estamos compartiendo valores comunes es porque unos y otros procedemos de la misma tierra y de la misma voluntad política de hacer avanzar juntos nuestros proyectos", subrayó.

Brexit El lehendakari hizo hincapié en que este acuerdo llega en un momento de especial relevancia porque va a contribuir a "cohesionar y fortalecer el Eje Atlántico Europeo ante la inminencia de un Brexit" que, según dijo, "puede debilitar este espacio de interés común". "Es necesario aunar fuerzas para superar el riesgo de quedar como un área periférica de la Unión Europea", apostilló.