Xurxo Martiz Crespo Historiador

“No había mucho espacio para mantener la mentira sobre la muerte de la niña Begoña Urroz”

Xurxo Martiz Crespo
(Ferrol, 1964) vuelve a DEIA para certificar lo que señaló hace nueve años, que fue el DRIL y no ETA el causante de la muerte de Begoña Urroz

09.02.2020 | 07:42
Xurxo Martiz Crespo.

Martiz Crespo vuelve a DEIA para certificar que fue el DRIL y no ETA el causante de la muerte de la niña

Bilbao- Xurxo Martiz Crespo es un historiador gallego que hace nueve años, en un reportaje publicado en este diario, argumentaba que había sido el DRIL (Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación) el autor del atentado de 1960 en Donostia en el que murió la niña Begoña Urroz. Tras muchos años en los que se atribuyó la paternidad de la acción a ETA, el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo reconocía esta misma semana al DRIL como autor de los hechos.

Hace años que usted atribuyó el atentado de Amara donde murió la niña Begoña Urroz al DRIL, ahora lo reconoce el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo. ¿A qué cree que se debe ese retraso?

-Yo atribuí el atentado de Amara al DRIL porque así me lo contó en Caracas en 1998 mi amigo Federico Fernández Ackermann, nacido en el exilio francés e hijo del comandante Jorge de Soutomaior, ambos miembros fundadores del DRIL y participantes del asalto al paquebote portugués Santa María. Con la desclasificación de muchos archivos estatales, policiales, en los que constaba el DRIL como autor del atentado, no había mucho espacio para mantener la mentira sobre la muerte de Begoña Urroz cuando, incluso, en los días siguientes del atentado era reivindicado por el DRIL en la portada de El Socialista cuando era editado en el Estado francés. La difusión de estos documentos oficiales en los que la autoría es atribuída al DRIL se la debemos al investigador catalán Xavier Montanyà.

¿A lo largo de los últimos años se ha puesto alguien en contacto con usted para comprobar la autoría del atentado de Amara?

-Sí, algún historiador e incluso algún alumno de postgrado universitario. Tengo que decir que mi especialidad es el exilio político-económico gallego en Venezuela y la autoría del atentado de Amara por el DRIL es una pequeña parte de ese exilio que lo asumió como un error, pero no el tema principal.

¿Traía más rédito político acusar a ETA que al DRIL?

-Por supuesto. La historia de la humanidad está plagada de buenos y malos. La bipolaridad del mundo entre, por ejemplo, comunistas malos y defensores de la libertad buenos o musulmanes malos y occidentales buenos también es extrapolable en pequeña escala a la lucha de ETA contra el que Jürgen Habermas definió como detentador del monopolio de la violencia: el Estado. Todavía hay algún iluminado que responsabiliza a ETA de los atentados de Atocha? o falar non ten cancelas dicen los gallegos, creo que a veces debería tener cárcel

¿Reivindicó el DRIL el atentado?

-Sí. En la prensa de la época, como comenté antes. Tenemos que tener en cuenta que la prensa española estaba amordazada y después de más de 20 años de paz era difícil digerir la existencia de una resistencia armada.

Lo que sí es cierto es que siempre lamentaron esta muerte.

-Sí, siempre fue vista como un error imperdonable que muchos años después era recordado con tristeza, en este caso, por Jorge de Soutomaior.

¿De dónde cree que salió que se atribuyera a ETA el atentado?

-De cualquier iluminado de la actualidad. Observando la intelligentsia que aplaude libros como Imperofobia de Roca Barea, o las relecturas de la guerra civil en la que se culpa los mineros asturianos o a la legalidad republicana no es de extrañar que aparezca cualquier iluminado justificando cualquier penuria intelectual.

Además del atentado de Amara, ¿hubo otros atentados del DRIL?

-Sí, incluso uno contra Franco que no llegó a realizarse. Los miembros del DRIL atentaron contra trenes con falangistas en el Estado español y realizaron otros atentados explosivos en Madrid. La organización estaba infiltrada de espías franquistas, entre ellos el comandante cubano Eloy Gutiérrez Menoyo, que consiguieron detener comandos en Bélgica.

En el DRIL eran excombatientes, gente dura, ¿quiénes lo componían?

-Exmiembros del partido comunista, exsoldados republicanos y, en Venezuela, nacionalistas gallegos.

Acabaron en Sudamérica donde secuestraron un barco de pasajeros. ¿Fue su acción más audaz?

-Sí, sin duda. Cuando toda resistencia contra el fascismo estaba muerta por parte del republicanismo español, el DRIL se levantó en armas.

¿Qué fue de la militancia del DRIL?

-Murieron en el exilio latinoamericano. Jorge de Soutomaior en la pobreza, Xosé Velo en Brasil y Federico Fernández Ackermann, premio nacional de fotografía en Venezuela y uno de los mejores fotógrafos del siglo XX en Latinoamérica, murió hace unos pocos años en Caracas. Además, la dictadura franquista asesinó a militantes en juicios sumarísimos.