Trump afirma que ya es “hora de salir de ridículas guerras sin fin”

El presidente amenaza con “hundir la economía turca” si Erdogan se excede con los kurdos

09.02.2020 | 17:45
Tropas de EE.UU. abandonan el noreste de Siria dejando a los kurdos a merced de un ataque turco.Foto: Afp

El presidente amenaza con “hundir la economía turca” si Erdogan se excede con los kurdos

Washington - El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró ayer que "es hora de salir de ridículas guerras sin fin" al justificar su anuncio de retirada de tropas de Siria, y remarcó que Washington solo librará batallas en su "beneficio". "Es hora de que nos retiremos de estas ridículas guerras sin fin, muchas de ellas tribales, y devolver a nuestros soldados a casa", sostuvo Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter. "Lucharemos Donde Sea Por Nuestro Beneficio, Y Solo Lucharemos Para Ganar. Turquía, Europa, Siria, Irán, Irak, Rusia y los kurdos tendrán que solucionar la situación, y ver qué quieren hacer con los combatientes capturados por el Estado Islámico en su 'vecindario'", dijo el mandatario.

El gobernante anunció este domingo de noche de manera sorpresiva la salida de las tropas estadounidenses del norte de Siria ante la inminente operación militar de Turquía contra las milicias kurdosirias en esa zona, un ataque en el que Washington no quiere verse involucrado. En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, explicó que Trump informó de su decisión a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una llamada telefónica. Este fin de semana, Erdogan advirtió de que es "inminente" una intervención militar en territorio sirio contra las milicias kurdosirias en el este del río Eufrates, y afirmó que a Ankara se le acabó la paciencia para esperar el apoyo de Estados Unidos en esta acción. El objetivo de la operación es acabar con las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), uno de los más fieles aliados de Washington en la lucha contra el Estado Islámico (EI), pero consideradas "terroristas" por Ankara por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía. En su comunicado, la Casa Blanca también anunció que, a partir de ahora, Turquía "será responsable" de todos los combatientes del EI que se encuentran en el norte de Siria y que han sido capturados en los dos últimos años después de que el grupo yihadista perdiera el control territorial de ese área.

Asimismo, Trump se quejó de la negativa de algunas naciones europeas a acoger y juzgar a sus ciudadanos, convertidos en soldados del EI, y avisó que EE.UU. no asumirá más ese coste. Trump, amenazó ayer con "destruir" la economía de Turquía si se sobrepasa en Siria, ante la inminente operación militar turca contra las milicias kurdosirias en el país árabe, un ataque en el que Washington no quiere verse involucrado.

"Como dije antes, y solo para reiterar, si Turquía hace algo que yo, en mi gran e inigualable sabiduría, considero que está fuera de los límites, destruiré y aniquilaré totalmente la economía de Turquía", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

los kurdos, "Hemos cumplido" Por su parte, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una milicia liderada por kurdos, afirmaron este lunes que cumplieron con su parte del acuerdo con EE.UU. para despejar la franja del noreste del país y advirtieron de que cualquier ataque turco será un revés en los esfuerzos contra el yihadista Estados Islámico. En una cadena de mensajes en la red social Twitter, las FSD señalaron que cualquier ataque de Turquía "supondrá "un revés al esfuerzo exitoso de derrotar al Estado Islámico", en el que las FSD sacrificaron a 11.000 hombres en cinco años de guerra para lograr acabar con el califato y dar estabilidad al noreste de Siria.

Desde hace meses, Ankara y Washington negociaban la opción de que tropas turcas ocuparan una franja fronteriza de unos 30 kilómetros en el norte de Siria, al este del río Éufrates, un territorio hasta ahora bajo control de la principal milicia kurdosiria y principal integrante de las FSD, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), e incluso comenzaron las patrullas conjuntas para verificar la retirada kurda.

Turquía pretende reubicar a unos dos millones de refugiados sirios en esa franja, con una población kurda en más de un 75 %, además de protegerse de las YPG, consideradas terroristas por sus vínculos con la guerrilla kurdoturca. "En base a nuestras confianza en los esfuerzos de Estados Unidos en el acuerdo del Mecanismo de Seguridad implementamos nuestros compromisos para retirar las fortificaciones militares entre Tal Abyad y Sere Kaniye, y retirar las tropas y armamento pesado, arriesgándonos al vacío tras el acuerdo", dijeron las FSD. En su opinión, las amenazas del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, buscan convertir el "mecanismo de seguridad en mecanismo de muerte", desplazar al pueblo kurdo y convertir una zona segura en un área de guerra permanente. - Efe

noticias de deia