Médicos de familia, la primera barrera contra el coronavirus

La Atención Primaria es clave para evitar el colapso sanitario por la pandemia del Covid-19

30.03.2020 | 10:57
Imagen de un centro hospitalario. Los facultativos de primaria son el primer eslabón en la cadena del paciente.

Los médicos de familia se encuentran en primera línea de batalla contra el coronavirus. No hay tregua en una lucha sanitaria contra un patógeno como jamás se había visto hasta ahora. "En mis más de 30 años de vida profesional nunca me he encontrado con una situación de esta magnitud", nos cuenta Magdalena Mugica, médico de Atención Primaria en el Centro Colón IMQ en Bilbao.

Los facultativos de primaria son la primera barrera de contención de la enfermedad, el primer eslabón en la cadena del paciente. Su labor por tanto es básica para frenar los contagios y evitar el colapso en los hospitales.

"Diagnosticamos a los pacientes y determinamos si requieren medidas exploratorias o pruebas diagnósticas. Esta actuación médica en el primer nivel evita el colapso hospitalario por casos que no requieren atención urgente. Tratamos de evitar que se colapsen las urgencias dirigiendo a estas solo los casos que, por la sintomatología, nos haga pensar que es absolutamente necesario. No podemos olvidarnos que las otras enfermedades siguen estando presentes en los pacientes y que también deben ser diagnosticadas y tratadas", comenta la doctora Mugica.

La atención médica es en la mayoría de los casos de forma telefónica, manteniendo a posteriori una evaluación y un control. "Dependiendo del diagnóstico de presunción tomamos las medidas, que pueden ser a veces seguidas en el mismo domicilio y en otros casos remitimos para hacer alguna exploración si sospechamos una patología que debe ser diagnosticada".

Pero la labor de estos médicos no se reduce solo a diagnosticar, también tienen palabras de alivio y ánimo para la persona que está detrás del teléfono. "Muchas veces necesitan unas palabras tranquilizadoras porque con tanta información pueden sentirse un poco abrumadas. Nosotros podemos también tranquilizarles y otras veces animarles".

Esta lucha no se reduce solo al ámbito de la Sanidad pública. La Sanidad privada está complementando la labor de la pública "donde la colaboración de unos y otros está siendo absolutamente completa. Es muy necesaria esta estrategia de colaboración entre ambas sanidades".

Garantías de protección


La muerte de al menos tres médicos de familia la semana pasada -una mujer de 59 años y un hombre de 63, que pasaban consulta en un pueblo de Salamanca y en Córdoba respectivamente, y más recientemente una médica de 28 años de Ciudad Real-, pone de manifiesto que el virus no está golpeando solo a los sanitarios de las UCI.

"Es necesario que todos los profesionales expuestos estén provistos de equipos de protección individual con todas las garantías y que cuenten con absolutamente todos los recursos necesarios para sentirse protegidos", reclama Magdalena Mugica.

En este sentido, desde el departamento de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias del Gobierno vasco insisten en que la protección de los profesionales sanitarios es "absolutamente prioritaria" para Osakidetza y el Ejecutivo vasco está volcado en "garantizar el suministro de recursos médicos". No obstante, aclaran que no es una cuestión de voluntad ni de capacidad económica, ya que la falta de medios está afectando a todos los países del mundo que sufren la pandemia. Fuentes hospitalarias aseguran a este periódico que el material está llegando a los centros sanitarios, "pero con dificultades".

"Es paradójico como en un mundo de alta tecnología y sofisticados medios un virus es capaz de desarticular de esta forma al ser humano", resalta la sanitaria, quien insiste en que no hay que desfallecer. "Ahora es momento de luchar, de esmerarnos y de exigir los medios necesarios, y de volcarnos todos en ayudar para que esta pandemia pase y deje el menor número de afectados posibles". Y para ello es necesario el confinamiento: "El aislamiento en nuestras casa es la mejor protección que podemos tener actualmente".

Lo positivo de esta situación, señala la médica, es que "estamos aprendiendo de la experiencia que han ido acumulando los chinos. Vamos escribiendo los capítulos de la enfermedad día a día y cuando pase todo tendremos el libro completo de la misma, de su prevención y tratamiento efectivo".

noticias de deia